Archivo de la etiqueta: Televisión

Maestres e Historiadores


spoiler-alert Cuidado! Esta entrada contiene spoilers de la séptima temporada de Juego de Tronos.

En la serie de televisión Juego de Tronos, adaptación de la serie de novelas de G.R.R. Martin Canción de Hielo y Fuego, aparece una orden monástica muy llamativa, tanto por su función como por su trasfondo dentro de este universo. Se trata de los maestres, una congregación de eruditos  dedicada, principalmente, al estudio y la preservación del conocimiento. Esta orden se encuentra establecida en la ciudad de Antigua, la cual, como su propio nombre indica, es la más antigua de las ciudades de Poniente gobernada por la casa Hightower.

En este lugar, los maestres, como se llama a los miembros de la orden que han conseguido fabricar su cadena, símbolo de su maestría en diferentes artes, se dedican a investigar, copiar y proteger el conocimiento adquirido hasta el momento y continuar ampliándolo. Este conocimiento es muy variado y abarca muchas ramas. Cada maestre puede dedicarse a aquellas que le interesen y, una vez haya alcanzado la maestría en un área concreta se le permite forjar un eslabón para su cadena del metal que representa esa área concreta. Por ejemplo, dominar la medicina se representa con un eslabón de plata, la economía con uno de oro o la historia con el de cobre. Vemos por tanto que la Ciudadela es un templo del trabajo multidisciplinar.

En un principio el enfoque de este pequeño artículo iba a ser los puntos en los que los maestres fallan como historiadores, pese a intentar mostrarse como imparciales en el desarrollo de los acontecimientos. Sin embargo, reflexionando sobre lo que se ha visto de esta institución en la serie de televisión, este enfoque no se puede aplicar. No porque realmente los maestres sean grandes historiadores, sino más bien porque nos han retratado a los historiadores reales de una forma que, por desgracia, se ajusta demasiado a la realidad.

En varios capítulos de la 7ª temporada, hemos podido ver que, si bien los maestres aplican un rigor bastante serio a sus investigaciones, en muchas ocasiones, dejan ver mucho de cómo nos mostramos los historiadores a la sociedad. En diferentes escenas, vemos a diferentes maestres de diversos lugares burlarse del pueblo llano, al que consideran vulgar y sin importancia. Se ríen de la ignorancia de algunas regiones de Poniente, catalogándolas como incultas, llegando a afirmar que “secan los sesos” de los maestres que son enviados allí.

En la serie se nos revela, entre otras cosas, que los maestres sabían de la existencia de los caminantes blancos. Sin embargo, la gran mayoría de la población al sur de El Cuello los considera una fantasía sin ninguna base. Incluso personajes considerados como ávidos lectores, Tyrion Lannister es un ejemplo, lo ven como un cuento inverosímil. Vemos por tanto que los maestres, conociendo un hecho como este, no consideran importante transmitírselo a la población.

Esta actitud condescendiente, de mantener el conocimiento reservado solo para unos cuantos eruditos, a muchos les parecerá absurda e intolerable, pero, por desgracia, refleja demasiado bien a los historiadores reales en este momento. La divulgación, que debería ser la última fase del trabajo del historiador y la motivación final de toda investigación científica en el ámbito del trabajo historiográfico, suele quedar olvidada y en muchas ocasiones menospreciada como algo sin valor. Sin embargo los historiadores somos los primeros en poner el grito en el cielo cuando pseudohistoriadores hacen trabajos divulgativos sin base, o cuando una película o serie histórica no son fieles a lo que pretenden representar. ¿Realmente somos los historiadores diferentes a los maestres? A esas personas sentadas en su “palacio de conocimiento”, atesorando toda la información que han heredado y ampliado, pero sin compartirla con el resto de Poniente. Si no trasladamos a la sociedad nuestras investigaciones, no somos distintos a ellos. Seguimos estando encerrados en archivos y universidades, compartiendo nuestros resultados únicamente en los círculos académicos y menospreciando la importancia de la divulgación que, en última instancia, es el motivo mismo de la investigación histórica.

Por suerte, tanto en Poniente como en nuestro propio mundo hay investigadores que buscan que la Historia llegue a más gente y que procuran aprender cómo hacerlo en la medida de sus posibilidades. Esta mezcla de investigador y divulgador, en Poniente, la encarna el archimaestre Ebrose (en la serie Juego de Tronos al menos). Este hombre nos deja dos frases que revelan bastante sobre la importancia de la Historia y de que la gente la lea.

sam y ebrose
Fig. 1: Al fondo, Samwell Tarly junto al maestre Ebrose. Fuente: blogspot.com

“Somos la memoria de este mundo, Samwell Tarly, sin nosotros los hombres no serían mejores que los perros, solo recuerdan la última comida y no anticipan más que la próxima” (Temporada 7, capítulo 1). Tal vez un poco exagerado en su comparación, pero en su otra cita nos da una visión algo más clara de lo importante que es escribir de forma que la gente sienta interés en acercarse a sus obras.

“Si vas a escribir historias, Tarly, necesitas investigar. Si quieres que la gente las lea, necesitas cierto estilo. No escribo La crónica de las guerras subsiguientes a la muerte del rey Robert I, para que se quede en los estantes sin leer” (Temporada 7, capítulo 2) Aún así, cuando Samwell Tarly le recomienda un título “más poético”, que sería algo más popular y cercano a todo el mundo, Ebrose le recuerda que “no son poetas”. Aunque, por algo se empieza.


[Imagen de cabecera extraída de: ytimg.com]

Anuncios

When we rise: Marcha por el Orgullo

Ficha técnica:
Título: When we rise
Producción: ABC Studios
Guion: Dustin Lance Black
Reparto: Guy Pearce, Mary-Louise Parker, Rachel Griffiths, Jonathan Majors, Austin P. McKenzie
País: EE.UU.
Año: 2017
Duración: 8 episodios

when_we_rise_tv-448179021-large

Con motivo de la celebración del World Pride Madrid 2017, en El Octavo Historiador queremos aportar nuestro granito de arena trayéndoos un acercamiento hacia esta miniserie, publicada a finales de febrero de este año.

When we rise nos hace un amplio repaso sobre la aparición del movimiento de lucha por los derechos y la visibilidad LGTB+ durante los últimos 45 años, hasta llegar a nuestros días. Se centra principalmente en California, aunque hace continuas menciones a otras partes de EEUU, entre las que destacan los sucesos de Stonewall en Nueva York en 1969, considerado por muchos como el origen de las marchas por el Orgullo.

También destaca por ser una producción más inclusiva de lo que estamos acostumbrados a ver. Ya no está enfocada solamente a los problemas del hombre gay blanco, sino que este comparte protagonismo con la lucha de la homosexualidad entre los afroamericanos –mucho menos visibilizada y que está comenzando a resurgir con otros ejemplos como la oscarizada Moonlight-, con cómo se lidia con ello en el Ejército y con el imprescindible papel de las lesbianas. Esto último cobra importancia, además, por haber participado codo con codo por la defensa de los derechos de la mujer, aunque encontrando grandes oposiciones internas.

Asimismo, conocemos el origen de la bandera LGTB+ creada en 1978 por el activista Gilbert Baker y que simboliza los colores del arcoiris. Esta surgió a raíz de la necesidad de sustituir al triángulo rosa, ya que era el símbolo con el que se marcaba a los homosexuales en los campos de concentración de la Alemania Nazi.

Cómo no, también cobra suma importancia la aparición del VIH, que tan grave impacto tuvo en la comunidad, como ya comentamos en su día con The Normal Heart. De hecho, hubo que esperar a que llegase Bill Clinton a la Casa Blanca para que, en 1997 y por primera vez, un presidente norteamericano diese voz al problema. Del mismo modo, la serie finaliza con el dictamen de Barack Obama de impulsar el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo en todo EE.UU., legalizado por el Tribunal Supremo en 2015.

Por todo ello y más, vemos en When we rise un gran ejemplo de explicación y sensibilización, de obligada visualización para cualquiera que quiera comprender la necesidad de que exista el Día del Orgullo LGTB+.

Si te interesa conocer más sobre el tema, aquí te dejamos otros artículos que dedicamos a este colectivo:

Historia de Lili Elbe: La chica danesa

The Normal Heart: aparición del VIH

The Get Down: del disco al hip hop


[Imágenes extraídas de www.fimlaffinity.com y de deaquialpans.wordpress.com]

Empeñando pedacitos de Historia

Aunque el reconocimiento social de la Historia y su valor no sea el que desearíamos, resulta evidente que es uno de los campos que mayor interés suscita. Buena muestra de ello es el enorme éxito que tiene el docureality La Casa de Empeños (título original Pawn Stars), del que actualmente se está emitiendo su decimoquinta temporada, y que se ha convertido en uno de los buques insignia de History Channel. La dinámica del programa consiste en la llegada a la tienda Gold & Silver Pawn Shop, en Las Vegas, de algún cliente que tiene algún objeto interesante para vender, tras lo que aparece alguno de los protagonistas para tasarlo y comenzar a negociar. Habitualmente de esto se encarga Rick Harrelson, copropietario de la tienda junto con su padre Richard Harrelson “el Viejo”, aunque también es labor de su hijo Corey o del mejor amigo de éste, Chumlee. En ocasiones, los objetos en cuestión resultan complejos de valorar, de modo que es habitual el recurso a una amplia nómina de expertos locales que tratan de aclarar dudas al respecto (por ejemplo, un historiador -Mark Hall-Patton-, una experta en libros antiguos -Rebecca Romney-, etc.).

ps

A lo largo de sus ya 15 temporadas, por La Casa de Empeños se han podido ver objetos de lo más variopinto: desde libros antiguos (como un tratado sobre alquimia que fue propiedad de Isaac Newton), a documentos históricos de la más variada índole, pasando por objetos relacionados con personajes destacados (puros de J.F. Kennedy, armas relacionadas con la disputa entre Hatfields y McCoys…) y otros tipos de vestigios del pasado (monedas y billetes antiguos, armas, armaduras, juguetes, vehículos, equipaciones deportivas, uniformes militares, etc.). También el Arte tiene una importante presencia, especialmente en el caso de la música -es habitual la aparición de objetos relacionados con grandes músicos como Hank Williams, Jimmy Hendrix, Jim Morrison, Frank Sinatra y un largo etcétera-.

Como podemos deducir de la dinámica del programa, el objetivo principal no es exactamente la divulgación de la Historia, pero la enorme curiosidad que suscita ésta en los espectadores es lo que ha permitido triunfar a La Casa de Empeños. Es verdad que no se tratan los grandes procesos que han conformado nuestro mundo, ni se analizan causas y consecuencias profundas de los hechos históricos más destacados. Y quizás tampoco resulte atractivo para apasionados de la Historia el ver cómo se monetarizan objetos cuyo valor va mucho más allá de una cantidad determinada de dinero. Sin embargo, esta forma de presentar el pasado en pequeñas dosis, relacionadas en muchas ocasiones con objetos concretos que generan cierta nostalgia, si es una manera útil de que nuestra disciplina esté un poco más presente para el público general.

Galavant, una crítica humorística a los clichés históricos

Ficha técnica:

Título: Galavant

Año: 2015 – 2016

Productora: ABC Studios / Rhode Island Ave. Productions

Directores: Dan Fogelman (Creator), Chris Koch,  John Fortenberry,  Declan Lowney, James Griffiths

Guionista: Dan Fogelman

Reparto: Joshua Sasse, Timothy Omundson, Vinnie Jones, Mallory Jansen, Karen David,Luke Youngblood, Darren Evans, etc

Duración: 2 Temporadas de 8 y 10 capítulos respectivamente.

 

Galavant es una serie musical con un total de 18 capítulos de 20 minutos de duración, en la cual se ridiculizan diferentes aspectos y temas, sobre todo relativos a la Edad Media y el mundo actual. Podemos ver entonces diferentes bromas y críticas a como se representa normalmente la época medieval en series y películas, con decorados y atrezzos intencionalmente poco elaborados. También podemos ver escenas ridiculizando la representación de justas, luchas o combates por honor y amor, banquetes, reuniones sociales, ajusticiamientos, etc., todo con un toque de humor. A mayores, también podemos encontrar guiños a musicales muy conocidos como Grease, o a elementos actuales como puede ser Twitter, la lucha feminista o el movimiento LGTB.

Por lo tanto, lejos de ser una serie histórica, es todo lo contrario, por lo que los que están aburridos de los típicos clichés de las series y películas actuales, así como los de series y películas de corte histórico o fantástico, esta serie es perfecta. Pues crítica y ridiculiza todo eso y más.

4465galavant-season-2-header-530x398
Reparto principal. Fuente: Temporada Final

En la serie, podemos conocer a diferentes personajes de diferentes clases sociales y diferentes reinos, en nuestro mundo pero con aspecto fantástico, pues en ocasiones mencionan España o Valencia, pero a la vez podemos ver elementos mágicos (hechizos, magos o similares, etc.). En un principio se centra en la historia de Galavant, un héroe venido a menos que busca tener su propio “final feliz” después de que el Rey Richard secuestrase al amor de su vida Madalena. A lo largo de la historia conoce a la princesa Isabella, dando un giro a sus objetivos.


Enlaces de interés:

Ficha en IMDb

Ficha en FilmAffinity

Web Oficial

El final del camino: cómo cabrear a una historiadora

Hoy contamos con una nueva colaboración, en este caso de la historiadora medievalista Aránzazu Fernández Quintas, que nos presenta su opinión sobre los dos primeros capítulos de la serie “El final del camino”.

Dicha serie fue estrenada el 11 de enero de este mismo año y ha contado con un total de 8 capítulos, siendo resultado de la colaboración de RTVE y la cadena pública gallega TVG. Sin embargo, a pesar de prometer ser una serie histórica y contar entre su equipo con los asesores históricos José Miguel Andrade y Sonia García, no ha logrado cumplir este objetivo básico. Veamos en qué se han equivocado:

El final del camino español

O final do camiño galego (original)


Enlace de interés:

Página oficial de la serie


[Imagen extraída de http://www.universodea.wordpress.com]

Años que hicieron historia

Año nuevo, vida nueva. Esta es una de tantas frases recurrentes en estos momentos de cambio de año. Sin embargo, normalmente la vida sigue adelante sin muchos cambios. Año tras año, la Historia continúa su avance, lento pero inexorable. No obstante, hay algunos años que sí han logrado quedar en la memoria a lo largo de los siglos, por los acontecimientos que tuvieron lugar en ellos. En este breve artículo vamos a revisar algunos de estos años memorables y cómo se han reflejado en diferentes medios.

Años que cambiaron la historia


[Imagen extraída de http://www.vianur.com%5D

Tutankhamun: El descubrimiento de una tumba real

Todos, historiadores o no, conocemos mínimamente el descubrimiento de la tumba del faraón Tutankhamon. En la serie Tutankhamun, se intenta reflejar el trabajo detrás de este gran descubrimiento, junto con otros acontecimientos de la época, aunque centrándose sobretodo en Howard Carter.

Tutankhamun: el descubrimiento de una tumba real