Archivo de la etiqueta: Segunda Guerra Mundial

Entrevista con Pär Sundström (Sabaton)

En El Octavo Historiador hemos tenido la ocasión de realizar una entrevista con Pär Sundström, bajista y fundador del grupo Sabaton, del cual ya hemos reseñado con anterioridad algunas canciones, como es el caso de “En la cabeza resuenan balas: Trastorno por estrés postraumático y heavy metal” y “Acordes de absolutismo: <<Carolus rex>>”.

Entrevista a Pär Sundström (Castellano)

 

El Octavo Historiador just had the occasion of interview Pär Sundstörm, bassist and founder of the music group Sabaton. We have already made some articles about them in previous times with some of their songs, such as in “En la cabeza resuenan balas: Trastorno por estrés postraumático y heavy metal” and in “Acordes de absolutismo: <<Carolus rex>>[just available in Spanish].

Interview with Pär Sundström (Inglés)

 

 


 [Imagen de portada extraída de Wikipedia]

Anuncios

Lobezno y el Japón de la Segunda Guerra Mundial

La capacidad regenerativa y longevidad de Lobezno (Wolverine), el famoso miembro de lo X-Men, le brinda una interesante relación con la Historia, permitiendo a los autores hacerlo campar por diferentes contextos en su más de siglo y medio de vida.

Anteriormente ya hicimos un repaso al elemento histórico en dos de las adaptaciones cinematográficas del personaje, pero en esta ocasión, volvemos al medio en el que nació para analizar la Historia detrás del cómic Lobezno: Logan, escrito por Brian K. Vaughan (Y: El último hombre, Saga) y dibujado por Eduardo Risso (100 Balas).

Lobezno y el Japón de la Segunda Guerra Mundial

El supervillano que provocó la Segunda Guerra Mundial

La Segunda Guerra Mundial fue un momento de suma importancia para la joven industria del comic-book. Será durante este período cuando este tipo de publicaciones se consoliden y conviertan en un medio de masas, con tiradas de cientos de miles e incluso, en algunas ocasiones, más de un millón de ejemplares.

Asimismo, el comic book tuvo un importante papel durante el conflicto como arma ideológica, utilizándose tanto como soporte para los mensajes propagandísticos del gobierno estadounidense, como para la difusión de la mentalidad de la situación de “Guerra Total” en la que Estados Unidos se había sumergido.

No obstante, a pesar de que los contenidos propagandísticos comenzaron a poblar los comic books bastante antes de la entrada de los Estados Unidos en la contienda —debido principalmente a la posición intervencionista defendida por la mayor parte de dibujantes, guionistas y editores a causa de su origen judío—, la guerra en Europa también hizo presencia como mero escenario donde la aventura estaba asegurada.

De este modo, en los números 22 y 23 de Action Comics, publicados en enero y febrero de 1940, Clark Kent y Lois Lane son enviados como corresponsales de guerra a Europa, donde Toran ha invadido de forma inesperada a la vecina Galonia. Si bien los autores optaron por emplear países ficticios, caben pocas dudas de que estos aluden a Alemania y Polonia respectivamente. Esta es la primera ocasión en la que se hace referencia al conflicto europeo en las aventuras del kryptoniano y, a diferencia de historietas posteriores con un marcado carácter propagandístico, no existe una identificación demonizadora de Alemania/Toran. Por el contrario, nos encontramos una visión bastante conciliadora, en la que se nos muestran dos países que no parecen querer continuar la guerra. A pesar de ello, diversos complots como el intento de torpedear el transatlántico neutral Calcutta —una clara referencia al hundimiento del RMS Lusitania durante la Primera Guerra Mundial— o el asesinato de oficiales de Toran que se dirigían a una negociación paz con el gobierno galonio, hacen que el conflicto se antoje irresoluble.

Tratando de buscar el modo de frenar la lucha armada y promover una solución diplomática del conflicto, Superman comenzará a indagar quién es el cerebro tras los atentados hasta llegar a un misterioso individuo llamado Luthor. Este  genio malvado buscaba, desde su base flotante en la estratosfera terrestre, provocar una guerra global que cause el debilitamiento general de los gobiernos, permitiéndole llevar a cabo sus planes de dominación mundial.
luth3

Este maquiavélico personaje no es otra cosa que el primer esbozo del que terminaría por convertirse en el mayor adversario del Hombre de Acero, Lex Luthor, el cual lejos de asemejarse a sus representaciones posteriores, perfectamente calvo y vestido de forma ostentosa, aparece como un individuo pelirrojo vestido una toga roja.

Como no podía ser de otro modo, Superman frustrará los planes del villano en un enfrentamiento que resultará en la destrucción de la base flotante de Luthor y la aparente muerte de este. Tras la caída de la aeronave, Clark Kent explica la situación a los representantes de Toran y Galonia que, al comprender las manipulaciones de Luthor, terminarán por declarar la paz y firmar el armisticio.

Obviamente, esta aventura nos muestra una concepción pueril de la situación real que se estaba viviendo en Europa, en la que sin embargo subyace la profunda mentalidad pacifista —un pacifismo fuertemente ligado al antiintervencionismo, cabe señalar— del pueblo estadounidense. Un pueblo que había visto como la situación en Europa se caldeaba con el alzamiento de los fascismos y que confiaba en las tensiones fuesen pasajeras, pudiendo resolverse por la vía diplomática, sin llegar a establecerse un conflicto a escala mundial como ya había pasado 30 años antes.

En cuanto a Luthor, como cabía esperar, no fallece en esta aventura y poco después volverá a aparecer —en esta ocasión en el número 4 de Superman— donde nuevamente utilizará su intelecto genial para enfrentarse con el kryptoniano en un conflicto creciente que terminará por convertirlos en archienemigos. Aún con todo, no deja de ser curioso que el mayor villano del Hombre de Acero sea nada más y nada menos que el hombre que, al menos en la ficción, es responsable de provocar la Segunda Guerra Mundial.


 

Enlaces de interés


[Imágenes extraidas de Action Comics nº22 y nº23]

Estados Unidos de Japón

Estados Unidos de Japón es la novela de Peter Tieryas en la cual la Segunda Guerra Mundial acaba con Japón como ganador. La historia principal de esta novela transcurre a finales de los ochenta, décadas después de la victoria de Japón en la Segunda Guerra Mundial, aunque también se narran saltos temporales al momento del conflicto. En estos saltos temporales podemos encontrar algunos hechos que sí sucedieron realmente, a pesar de lo ficticio de esta historia. Entre ellos, se puede destacar el uso de campos de concentración para asiáticos en Estados Unidos, en las cuales se llevaban a cabo diferentes métodos de tortura y malos tratos en general.

Dichos campos de concentración, tenían en su mayoría presos origen japonés, muchos de ellos deportados desde otros países por la presión del gobierno estadounidense. La mayoría de estas instalaciones utilizadas entre los años 1942 y 1948, estaban  situadas en la costa oeste, en zonas desiertas y, con medidas extremas de seguridad. Todos estos detalles se encuentran bien reflejados en la novela mediante la visión que nos dan los padres del protagonista. Sin embargo, en el libro es nombrado como campo de reubicación, pues posteriormente se decidió denominarlos así antes que campos de detención o concentración.

No es este el único caso de cultura audiovisual en el que podemos ver reflejada la presencia de este tipo de campos, así como el trato que pudieron sufrir los que vivieron en ellos. Un ejemplo es la popular serie americana Teen Wolf, cuando en la tercera temporada aparece el personaje de Noshiko Yukimura (madre de Kira), la cual pasó parte de su vida en el campamento ficticio de Oak Creek, y el cual está bastante presente en la trama de esa temporada.

Volviendo a la novela de Peter Tieryas tenemos en cuenta que a pesar de ser una novela con toques fantásticos se basa en una serie de hechos y de posibles acontecimientos que pudieron cambiar el curso de la historia. En este caso, tras ganar la guerra, el gobierno imperial japonés procura ocultar los sucesos más escabrosos del conflicto y después del mismo. Esto es bastante común, pues el ejemplo antes mostrado de los campos de concentración aún sigue siendo un gran desconocido hoy en día. Algunos de los hechos que el gobierno intenta ocultar a lo largo de la novela es , por ejemplo, el número real de bajas en ciertos conflictos, como es el caso de la masacre de Nankin; algo que posteriormente se descubre con la filtración de un videojuego prohibido en el que los ciudadanos pueden recrear la guerra acontecida y descubrir también todos estos datos junto con la verdad.

Es un ejemplo más de como la ficción se puede juntar sin ningún problema con la historia, respetándola y haciendo buen uso de ella.


[Imagen de portada extraída de: ilustración de John Liberto]

 

Tropa Guripa y entrevista a Óscar Galansky

Desde el Octavo Historiador hemos tratado muy diversos temas, pero la recreación histórica aún no había llegado a nuestra revista. Por esto mismo, os traemos el canal de Youtube Tropa Guripa.

Esta iniciativa, surgió de la mano de Oscar Galansky en el año 2012 y cuenta con un total de tres temporadas (la tercera aún sin finalizar). El objetivo de este canal es mostrar al público en qué consiste exactamente la recreación histórica.

A lo largo de los capítulos, podremos ver diversas localizaciones, no solo dentro de España, sino también de otros países europeos, como Polonia, Bélgica y, en la última temporada, la Francia normanda.

Lo interesante de este canal no es solo que nos dé a conocer los entresijos de la recreación, de diversos grupos que hay tanto españoles como extranjeros, sino que nos muestra también los usos que se le puede dar a esta actividad. Entre ellos está acompañar una excavación arqueológica, hacer visitas en museos, fiestas temáticas, etc. que cumplen una función divulgativa muy importante, ya que no solo ayudan a aprender sobre el tema en cuestión, sino que permiten “vivir” la Historia de primera mano.

Además de todo lo descrito en el párrafo anterior, los propios vídeos siguen una línea divulgativa, ya que se nos relatan la historia, ya sea de batallas que se van a reconstruir o de los lugares que se visitan, acompañada de mapas, vídeos de la época e imágenes. Como ejemplo de esto último, en la tercera temporada,  se superponen imágenes históricas sobre el paisaje actual de Normandía. Esto hace que además de conocer la recreación, el público pueda aprender un poco sobre historia militar.

Las conclusiones que podemos sacar de este tipo de actividades es que sirven para algo más que como un hobby, ya que es posible trasladarlas y adaptarlas al ámbito educativo y de divulgación (como se puede ver en el caso de un profesor polaco que creó un grupo de recreación para que sus alumnos aprendiesen Historia). Y es por esto último que es importante también, además de la propia documentación, que participen en estas iniciativas historiadores y arqueólogos, ya sea para ayudar en las tareas de investigación o para colaborar en la divulgación de la Historia, que es, al fin y al cabo, nuestra principal tarea.

Complementando esta reseña, os traemos una entrevista al propio Oscar Galansky, para que conozcáis un poco mejor Tropa Guripa:

Entrevista a Óscar Galansky

Call of Duty WWII y la polémica sobre las mujeres en la historia y en la Guerra.

Como en la mayoría de las situaciones, la historia de las mujeres ha sido olvidada o borrada del mapa, por lo que no es de extrañar la polémica acontecida con la última noticia sobre el videojuego Call of Duty: WWII, dónde podremos seleccionar personajes femeninos en el modo multijugador.

La controversia ha surgido cuando, ante esta información, numerosas personas han acusado a los desarrolladores del juego de faltar a la “veracidad histórica” al incluir mujeres en los campos de batalla. No obstante, los ataques a la “veracidad histórica” del juego no resultaron tan problemáticos cuando hace unas semanas se anunció que este mismo juego iba a contar con él, ya habitual en la saga, “Modo Zombie”, en el que los jugadores deberán sobrevivir al ataque de hordas de muertos vivientes. Además, el propio realismo del juego queda en entredicho por otros elementos estructurales de este género de videojuegos, como lo es el soldado “todoterreno” que domina todas las armas y pilota cualquier vehículo.

No obstante, estos comentarios alarmistas sobre la presencia de mujeres en los escenarios de guerra se desmonta fácilmente si tenemos en cuenta que éstas participaron activa y pasivamente durante todo el conflicto, con diversos roles y ocupando un papel crucial en muchos aspectos, como operarios de fábricas, pilotos, apoyo en trincheras… hasta, por desgracia, en cámaras de gas y campos de exterminio (Río, 2017).

Cabe decir, que en general, las mujeres siempre han participado de una manera u otra en las guerras, aunque su papel haya sido silenciado y relegado a las sombras. Sin embargo, desde el siglo XX, han asumido un papel más visible en este tipo de conflictos, asentándose también en sectores tradicionalmente masculinos. Este fenómeno está presente ya en la Gran Guerra, pero en la Segunda Guerra Mundial se hace todavía más extenso y firme; con un importante papel en la denominada “guerra secreta” o guerra de espionaje, así como en las actividades del Departamento de Inteligencia, ya sea en grupos de codificación o como agentes especiales (Fiorani, 2002: 197).

Mujeres en la Segunda Guerra Mundial

Durante la Segunda Guerra Mundial destacan principalmente dos países por su amplia movilización femenina: la Unión Soviética y Gran Bretaña. El primero de ellos, desde 1942, cuenta con la participación de mujeres en el ejército en igualdad con los hombres, por lo que podían participar en combate, dirigiendo aviones, carros de combate o buques (Fiorani, 2002: 197). Durante la guerra, un total de 800.000 mujeres prestaron servicio militar en la Unión Soviética, de las que se puede destacar figuras como la de Liudmila Pavlichenlo, francotiradora ucraniana que se ganó el sobre nombre de “El Ángel de la Muerte” o la figura de Marina Raskova, pionera de la aviación femenina y creadora de divisiones aéreas femeninas como “Las Brujas de la Noche”.

brujas de la noche
Brujas de la Noche. Fuente: SputnikNews

En el caso de Gran Bretaña, las mujeres participaron en un primer momento como auxiliares de las fuerzas militares (enfermeras, empleadas, conductoras, etc.), pero posteriormente acabaron formando parte del ejército en cuerpos como la Women´s Auxiliary Air Force (con 180.000 miembros en 1943), dirigida por Jane Trefusis Forbes; o la Women´s Royal NavyService que en 1944 contaba con 70.000 miembros (Fiorani, 2002: 197).

gran bretaña
Operarias de las fuerzas aéreas. Fuente: Manuscripts&Pictorial. Collections of the Alexander Turnbull Library

En otros países, las mujeres tuvieron que superar muchos obstáculos para formar parte de los cuerpos militares y ser oficialmente reconocidas como parte de los mismos. En Estados Unidos llegaron a participar un total de 400.000 mujeres en las fuerzas armadas, en cuerpos como las WAVES (Women Accepted for Volunteer Emergency Service) o la WAC (Women’s Army Corps). En Alemania llegó a crearse una sección o ala femenina dentro de las SS (SS – Gelfolge), aunque también podían formar parte del ejército.
Sin embargo, los países antes mencionados no son los únicos con representación femenina en las fuerzas armadas, pues Australia, Canadá y países europeos como Finlandia, Italia o Polonia, contaban con cuerpos militares femeninos, la presencia de mujeres en servicios de carácter voluntario, etc.

Por último, no debemos olvidar que otro papel destacado de las mujeres a lo largo de este conflicto, fue el desarrollado en el ámbito de movimientos de resistencia a los fascismos, con labores diversas que aseguraban la eficacia de mismos, con la construcción y mantenimiento de redes de apoyo, información y asistencia a los refugiados y a las unidades partisanas, y la participación en primera línea, con tareas específicamente militares (Fiorani, 2002: 197).

Por lo tanto, podemos ver como las mujeres formaron parte activamente en la Segunda Guerra Mundial de múltiples formas; por lo que el videojuego CoD: WWII no faltaría al rigor histórico incluyendo la posibilidad de jugar con personajes femeninos. Carecen de sentido, por lo tanto, las quejas emitidas por algunos jugadores de la saga, acostumbrados a jugar únicamente con personajes masculinos, en un género de videojuegos creado y comercializado, hasta ahora, ex profeso para el público masculino. Un género que, al contrario de lo que sucede habitualmente, parece comenzar a abrirse a un público más amplio, así como a un mayor rigor histórico.

De este modo, vemos como el “rigor histórico” que reclaman ciertos internautas queda dañado ante la falta de personajes que representen a esas mujeres como Liudmila Pavlichenko o Marina Raskova, e incluso a todas aquellas mujeres que, aunque no participasen con un arma en la mano, si estaban presentes, como enfermeras de guerra, auxiliares, etc.


Referencias

Del Río, R. (2017). Mundo Gamers: Sexo, mujeres y nazis en el nuevo Call of Duty WWII. Los zombis existen, las mujeres, no. (Fecha de consulta: 02/05/2017): https://www.mundogamers.com/noticia-sexo-mujeres-y-nazis-zombis-en-el-nuevo-call-of-duty-wwii.18766.html

Fiorani, F. (2002). Atlas ilustrado de la Segunda Guerra Mundial. Susaeta, Madrid.


Enlaces de interés

Ferrer Valero, S. (19/04/2015). Mujeres en la Historia: La francotiradora que amaba la historia, Lyudmila Pavlivhenko (1916 – 1974). (Fecha de consulta: 03/05/2017): http://www.mujeresenlahistoria.com/2015/04/la-francotiradora-que-amaba-la-historia.html

García, A (14/01/2017). Sputnik: “Brujas de la Noche”: Las guerreras soviéticas que hicieron temblar a Hitler. (Fecha de consulta: 03/05/2017): https://mundo.sputniknews.com/blogs/201701141066221168-pilotas-sovieticas-guerra-mundial/

García, A. (11/02/2017). Sputnik: Liudmila Pavlichenko: “El Ángel de la Muerte” que aterraba a los nazis. (Fecha de consulta: 03/05/2017): https://mundo.sputniknews.com/blogs/201702111066884707-francotiradora-urss-segundaguerramundial/

Efeméride del Mes (Parte 2): El cómic y la Guerra Civil

En julio de 1936 comienza la Guerra Civil Española. Entre el 17 y 23 de ese mismo mes tiene lugar un golpe de estado militar que pretendía derrocar el gobierno de la Segunda República. Tras su fracaso se inicia un período de casi tres años de guerra que no solo darían pie al establecimiento de una dictadura, sino que serviría de preámbulo para la Segunda Guerra Mundial.

Como ya vimos en un artículo anterior, estos sucesos supusieron un gran impacto, no solo a nivel histórico, sino también a nivel cultural, lo cual supuso la creación de numerosas películas que o bien narran sucesos reales o bien emplean este contexto como trasfondo de su historia.

Por su parte, la Guerra Civil Española tiene también una estrecha relación con el medio del cómic. Por una parte nos encontramos con las obras de temática bélica producidas durante el conflicto a modo de propaganda y entretenimiento, así como los relatos posteriores a la misma, desde el franquismo hasta la actualidad. Dentro de estas últimas podemos destacar el monumental 36-39 Malos tiempos de Carlos Giménez o Un Largo Silencio de Miguel Gallardo.

La importancia de esta relación ha provocado la convocatoria en la ciudad francesa de Angulema de un congreso internacional bajo el título “Guerre Civile Espagnole et Bande Dessinée” el cual tendrá lugar entre los días 16 y 18 de Noviembre en el Musée de la bande desinée d’Angoulême.En este congreso, divulgadores franceses y españoles tratarán problemáticas acerca de la representación de la Guerra Civil en el cómic, tanto en aquellas obras realizadas durante el conflicto, como posteriormente en el franquismo y  tras él.

Entre los participantes españoles podemos destacar al divulgador Álvaro Pons, al divulgador y autor Antonio Altarriba o al historiador Antonio Martin.

Podéis encontrar toda la información sobre el congreso en su página web

Por último, os recomendamos tres artículos acerca de cómic que podeis leer para acercaros a este período de nuestra historia:

 


[Imagen extraída de fancueva.com]