Archivo de la etiqueta: Mitología nórdica

The Frostrune, beware the frost

Ficha técnica:

Título original: The Frostrune

Desarrollador: Grimnir SA

Fecha de lanzamiento: 2016

Clasificación: PEGI 7

Plataformas: PC, iOS y Android

Disponible en: Steam y Google Play

Verano del año 965, un drakar vikingo naufraga durante una tormenta en una isla frente a la costa de Noruega. La única superviviente del terrible suceso, una niña de 13 años, cuyo destino quedará irremediablemente ligado al de la propia isla. Bajo esta premisa se desarrolla la historia de The Frostrune, la aventura gráfica de point-and-click del estudio noruego Grimnir, en la que el jugador se meterá en la piel de esta anónima heroína, en un intento de descubrir los fatales sucesos acaecidos a los moradores de la isla y así romper la maldición que cubre la tierra de hielo.

Mezcla de ambientación histórica y leyenda, el juego nos sumerge en una breve pero apasionante aventura, inspirada en las grandes sagas nórdicas, como la Voluspá y la Háyamák. Su desarrollo implicó, asimismo, un acercamiento a la recreación histórica y a la arqueología, en un intento de reproducir de forma fidedigna los ambientes y objetos presentes en el juego. Audun Refsahl, recreador histórico del periodo vikingo y consultor histórico del juego, afirmaba en la entrevista realizada por mimisbrunnr.info que el objetivo del juego era ser lo más correcto posible a nivel histórico, permitiendo al jugador una inmersión total en el mundo y la trama que ante él se están desarrollando. Muestra de ello son las tallas, runas y tapices que adornan los diferentes escenarios del juego, así como las sepulturas de antepasados y grandes guerreros o las edificaciones del poblado vikingo en el que se desarrolla parte del juego.

Screenshot_20170330-154623-768x432

En el plano mitológico, The Frostrune hace mención a los dioses nórdicos, aunque centra su punto de vista en criaturas y espectros menores, tales como los espíritus de la tierra o animales sagrados, caso de los cuervos –con especial mención de Hugin y Munin, los cuervos de Odín-. Gigantes de hielo y völvas, hechiceras con capacidad de percibir el otro mundo, juegan un importante papel en esta historia, en la que las voces y canciones de los muertos guiarán los pasos del jugador.

La propia estética del juego, con detallados escenarios pintados a mano, respeta en gran medida el simbolismo e imaginario vikingo, dotando de movimiento las runas y figuraciones propias de las estelas rúnicas. A ello hay que añadir la cuidada ambientación sonora, en la que la música la instrumental de fondo se ve acompañada de voces hablando en noruego antiguo, en aquellos casos en los que los personajes secundarios interactúan directamente con el jugador.

The Frostrune destaca, por lo tanto, por su cuidada precisión histórica y cultural, a la que hay que sumar la magia propia de la mitología y de las leyendas nórdicas. La autenticidad de los ambientes -con la inclusión, por ejemplo, de elementos como los Nidstang, estacas en las que se clavaban cabezas de caballos o pieles de grandes animales a modo de maldición-, así como de los objetos y personajes, ayudan en gran medida a la inmersión, permitiendo al jugador vivir una auténtica “aventura vikinga”. Así pues, aquellos que deseen enfrentarse a esta historia tendrán la posibilidad de revivir brevemente un fragmento de la historia de Noruega. Pero recordad: cuidaos de la escarcha…


Enlaces externos:

http://thefrostrune.com/

http://grimnirmedia.no/press/

https://play.google.com/store/apps/details?id=com.grimnir.frostrunethe&hl=es

https://www.mimisbrunnr.info/news/2016/8/14/six-questions-viii-audun-refsahl

Anuncios

¿Sabías que…? (XXI) El catálogo de enanos de Tolkien

La inventiva de J. R. R. Tolkien, considerado por muchos el padre de la literatura fantástica, resulta incuestionable. Su ingenio dio pie no solo a la creación de una de las más importantes epopeyas contemporáneas, sino también numerosas lenguas, razas y todo un conjunto de elementos que conforman el entramado del universo tolkieniano, conocido como la Tierra Media. A pesar de esto, veremos cómo, en su faceta de filólogo y lingüista, no duda en emplear sus conocimientos de la literatura medieval germana para adornar su propia obra con términos y nombres procedentes de textos nórdicos.

El caso más notable es, sin duda, el del nombre de los miembros de la Compañía de Thorin, trece enanos que, junto al hobbit Bilbo Bolsón y el mago Gandalf, protagonizan la primera novela de Tolkien, El Hobbit. El nombre de la mayoría de estos personajes, así como de algunos otros de la mitología tolkieniana, son extraídos de la conocida como Edda Mayor o Edda Poética. Este conjunto de textos constituye —junto a la Edda Menor o Prosaica— la principal fuente sobre la mitología nórdica, la cual ha llegado a nuestros días gracias al Codex Regius, un manuscrito islandés datado entre los siglos XII y XIII, descubierto en el siglo XVII por el obispo de Skálholt.

Codex_Regius_of_Eddaic_Poems

La composición que abre el manuscrito recibe el nombre de Völuspá —que puede traducirse como “La visión de la adivina”— y a lo largo de sus 66 estrofas establece la cosmogonía de la mitología nórdica narrada por una völva o adivina al dios Odín. El poema incluye entre las estrofas 10 y 16 un apartado denominado dvergatal o “catálogo de enanos” en el cual se realiza una enumeración de miembros de esta raza mítica.

Motsónir fue de la raza de enanos
el más principal, Durin segundo;
con figura de hombres enanos hicieron,
muchos, de tierra, como Durin dijo.

Nýi y Nidi, Nordri y Sudri,
Austri y Vestri, Áltiof, Dvalin,
Nar y Nain, Nípling, Dain,
Bífur, Báfur, Bómbur, Nori,
An y Ánar, Ai y Miodvítnir.

Veig, Gándalf, Víndalf, Train.
Tekk y Torin, Tror, Vit y Lit,
Nar y Nýrad -así los enanos-,
Regin y Rádsvid -bien los cuento.

Fili, Kili, Fundin, Nali,
Hepti, Vili, Hánar, Svíur,
Frar Hornbori, Freg y Loni,
Áurvang, Jari, Eikinskialdi.

Ahora a los hombres dicho serán
los parientes de Dvalin nacidos de Lófar,
estos dejaron sus salas de piedra
y marcharon a Aurvángar, en Joruvéllir.

Allá estaban Dráupnir y Dolftrásir,
Har, Haugsoiru, Hlévang, Gloi,
Dori, Ori, Dufur, Andvari,
Skírfir, Vírfir, Skáfid, Ai.

Alf e Yngvi, Eikinskialdi,
Fiálar y Frosti, Finn y Gínnar;
nunca se olvide en tanto haya hombres
la línea de enanos que vienen de Lófar.

[Traducción española de Luis Lerate (2016, Alianza Editorial)]

Como podemos ver rápidamente asoman muchos nombres conocidos por los entusiastas de Tolkien como el nombre del istari Gandalf, así como el propio Thorin (Torin) y todo su sequito a excepción de Balin: Dwalin (Dvalin), Bífur, Bofur (Báfur), Bómbur, Nori, Dori, Ori, Fili, Kili, Óin (Ai) y Glóin (Gloi). Además otro de los nombres presentes en el poema hará referencia de nuevo al propio Thorin, dado que Eikinskialdi se traduce como Escudo de Roble, sobrenombre que recibe el heredero del trono de Érebor.

Además de estos encontramos el nombre de otros enanos de la Tierra Media como Durin, el primer enano; Thrain (Train), padre de Thorin; Thror (Tror), abuelo de Thorin; Dáin, primo de Thorin apodado Pie de Hierro o Náin, padre de Dáin.


[Imágenes extraídas de Valinor.com.br y Wikipedia.org]

Magnus Chase y los dioses de Asgard. La saga nórdica del escritor Rick Riordan

Magnus Chase es la última saga de Rick Riordan, escritor conocido por ser autor de la saga Percy Jackson. En esta saga conocemos al joven descendiente del dios nórdico Frey (Magnus C.) que se ve envuelto en un conflicto entre dioses, en el cual debe evitar a toda costa el Ragnarök o Juicio Final. Para ello, cuenta con la ayuda de sus amigos y de una valquiria, y junto recorren los diferentes mundos a través de Yggdrasill, el gran fresno que une los nueve mundos.

Es gracias a estas aventuras que podemos conocer diferentes aspectos de dicha mitología, como pueden ser los propios dioses y sus leyendas, los nueve mundos, sus costumbres y creencias, así como la existencia de otros seres como los jotuns (gigantes de fuego o de hielo), enanos, elfos, etc.

Pero esto no es lo único que podemos conocer gracias a las hazañas vividas por Magnus Chase, pues también se relatan y recuerdan diferentes aspectos históricos, como es el caso de los asentamientos vikingos en el Norte de América o los modos de enterramiento de los mismos en el segundo libro de la saga (El martillo de Thor). En cuanto a la cultura nórdica se pueden conocer a través de esta obra múltiples aspectos, como son los viajes realizados por los vikingos, así como sus incursiones, las runas que emplean, su forma de navegar y sus embarcaciones, al igual que referencias a su armamento y modo de vida.

 También mencionan las grandes guerras sucedidas en el Norte de América, como pueden ser la de Independencia o la de Secesión, siendo uno de los personajes secundarios participante en una de las mismas. Además aparecen otros conflictos como la guerra de Irak, o incluso el atentado sucedido el 11S; y las consecuencias de dichos conflictos para la población musulmana en Estados Unidos. Esto último se ve reflejado en un importante personaje de la saga, Samirah Al Abbas, una joven musulmana que sueña con convertirse en piloto a pesar de todas las complicaciones.

Todo esto hace que un libro de aventuras y fantasía de corte juvenil sea además de una obra de entretenimiento, una ventana al mundo nórdico, con una narración divertida y amena con alusiones a algunos de los grandes referentes de la cultura audiovisual moderna, así como a sus fandoms, como pueden ser los casos de El señor de los anillos, Doctor Who o The Walking Dead, entre otros (un ejemplo de ello es como el dios Thor enfurece al saber que no podrá “seguir al día” los episodios de sus series favoritas). De este modo consigue que el lector conozca muchos aspectos históricos y mitológicos y despierta fácilmente en él un posible interés en descubrir más sobre estos temas.

Dioses nuevos, dioses antiguos: American Gods

Ficha técnica
Nombre original:
American Gods
Año de emisión:
2017
Capítulos emitidos:
4 de 8
Temporada:
1
Productor:
Michael Green

American Gods es la última apuesta de Starz, cadena emisora de series como Outlander, Black Sails o Da Vinci’s Demons. Una serie mezcla de mitología, folklore y realidad, en la que seguimos los pasos de Sombra Moon, un ex convicto recién salido de la cárcel, cuyo destino se cruzará con el del Señor Wednesday, un curioso y tenebroso personaje que pondrá en duda todas sus creencias y convicciones.

La serie está basada en la novela homónima de Neil Gaiman, analizada anteriormente en nuestra revista (American Gods). Hasta el momento se han emitido un total de 4 capítulos de los 8 programados, confirmándose oficialmente la renovación para una segunda temporada que, posiblemente, se ocupe del desenlace final de la novela. Destaca por su fidelidad al texto original, así como por la recreación de los diferentes dioses y seres mitológicos que presenta.

Cada capítulo comienza con una secuencia que explica la permanencia o llegada de un dios al territorio americano. Así, por ejemplo, podemos ver un drakar vikingo arribando a las costas norteamericanas y, con él, al dios Odín, o la travesía de un barco de esclavos rumbo a América, donde se nos presenta a Anansi, el dios araña. Otras secuencias de dioses y criaturas se entremezclan con la historia principal, permitiéndonos ver por ejemplo a la Reina de Saba, un leprechaun o un ifrit (genio de la mitología árabe), así como sus destinos en el Nuevo Mundo. Personajes no siempre reconocibles a primera vista, pero identificables tras una breve indagación.

Especial mención a la obertura de la serie, fiel reflejo de la idea principal de la novela: la lucha entre nuevos y viejos dioses. De esta forma, podemos ver como los símbolos que representan a las antiguas divinidades se transforman en objetos de la era tecnológica y del capitalismo. Ejemplo de ello son la cabeza de Medusa, cuyas serpientes resultan ser cables; un menorá (candelabro judío) cuyos extremos son puertos informáticos; dioses con cámaras por ojos; una virgen cuyo velo recuerda un entramado digital; un buda obeso rodeado de drogas; o una crucifixión con un astronauta como figura principal. Todo ello para formar una efigie coronada por un águila, símbolo de los EEUU. Una amalgama de nuevos y viejos dioses, que refleja las creencias y cultos de sociedad actual.

Una adaptación de la premiadísima novela de Gaiman que de momento no defrauda ni a lectores ni a recién llegados. Novela cuya lectura recomendamos evitar, así como el tráiler de la serie, pues desvela información y acontecimientos que, en el texto original y posiblemente en la serie, permanecen ocultos prácticamente hasta el final, siendo este uno de sus grandes puntos a favor.

Animales fantásticos y dónde encontrarlos

En la literatura fantástica podemos encontrar numerosos seres y criaturas, muchos de ellos inspirados en leyendas o bestias de la mitología y los relatos populares, como pueden  ser los dragones. El mundo creado por J.K. Rowling es muestra ello, debido al gran número de seres o criaturas fantásticas que en él habitan. Estas han sido reunidas por la autora en un único volumen, “Animales fantásticos y dónde encontrarlos”, sobre el que se centrará nuestro análisis, comparando las criaturas presentes en él con aquellas otras presentes en la mitología, en los bestiarios y el arte medieval y en las fuentes clásicas.

Parte 1: Animales fantásticos y donde encontrarlos o cómo construir un bestiario medieval contemporáneo

Parte 2: La mitología y su influencia en la literatura el universo creado por J. K. Rowling


Enlaces de interés

Fantastic Beast

Ecos del pasado que susurran runas: la música de Wardruna

El interés por la Historia nórdica está bastante extendido en la actualidad y encontramos elementos de la cultura vikinga presentes en películas, series, libros, etc. La música no es una excepción, y no son pocos los grupos que hacen referencia en sus letras al mundo nórdico. De este interés llega incluso a surgir un subgénero musical en el que la temática vikinga es la protagonista –el conocido como “Viking Metal”-, rememorando a los guerreros escandinavos que combatieron por buena parte de Europa en numerosas campañas durante el Medievo. También ha tenido gran protagonismo el aspecto mitológico, con las venturas y desventuras de los principales dioses nórdicos como protagonistas.

wardruna-yggdrasil-3978

Pero la religiosidad de aquellos hombres del norte iba más allá de los relatos de sus divinidades, ya que todo un complejo universo simbólico empapaba su sociedad y daba forma a todas sus manifestaciones culturales. Es precisamente esa atmósfera particular la que pretende recrear Wardruna, un proyecto musical noruego nacido en el año 2003 y formado por Einar Selvik “Kvitrafn”, Kristian Eivind Espedal “Gaahl” –destacado vocalista de black metal- y Lindy Fay Hella. Para cumplir su objetivo de alcanzar un sonido que pueda remitir al de hace siglos, en las composiciones de Wardruna se emplean principalmente instrumentos similares a los de aquella época (kraviklyras, talharpas, así como diversos instrumentos elaborados huesos, astas, pieles, etc.), lo que muestra el interés en ser fieles a la historia musical de la zona. Asimismo, sus canciones están siempre acompañadas de variados sonidos naturales, como pueden ser la lluvia, el crepitar del fuego, el viento ululando, el galope de los caballos, etc. En cuanto a las letras, buena parte de ellas son interpretadas en idioma nórdico antiguo –si bien algunas están en noruego actual-, y siempre hacen referencia a elementos de la religiosidad y la mentalidad de época vikinga (las divinidades, la estructura del universo, la escala de valores, etc.)

Todo ello ha cristalizado, hasta la fecha, en tres álbumes que constituyen una trilogía: Runaljod – gap var Ginnunga (2009), Runaljod – Yggdrasil (2013) y Runaljod – Ragnarok (2016). Cada uno de estos discos de Wardruna está dedicado a un conjunto de runas, hasta componer temas referidos a cada uno de los 24 símbolos que conforman el futhark antiguo (la más primitiva forma del alfabeto rúnico, que no era empleado solo como modo de escritura, sino que tenía un significado mágico), cada uno con sus peculiares características e interpretaciones.

Los géneros musicales en los que suele etiquetarse Wardruna (folk y ambient) son bastante susceptibles de tener presentes elementos históricos a la hora de componer, y así ha sido en este caso que, quizás, sea de los más conocidos, al haber sido empleadas muchas de las canciones de este grupo en la popular serie televisiva Vikings.

Vegtamr, cuando Odín camina por la ficción

Muchas son las ocasiones en las que la televisión, el cine, los libros y los videojuegos hacen uso de la mitología, ya sea para inspirarse en ella o para recrearla – aunque a veces podamos hablar más de creación ex novo que de recreación – . Los principales dioses y héroes mitológicos son, además, personajes reconocibles por la amplia mayoría del público occidental, heredero de dichos mitos. Ahora bien, en ocasiones los creadores y autores de algunas obras dan un paso más allá, tomando como base los relatos originales, de forma que los personajes adquieren un aspecto y un espíritu históricamente más fiables, aún a costa de hacerlos casi irreconocibles.

Pocos son los casos en que esto sucede, pues la imagen que, principalmente, el cine y la televisión han creado para estos personajes es la que normalmente predomina. Por ello, no podemos dejar de remarcar esas otras obras que van más allá, sobre todo cuando nos presentan a un mismo personaje en contextos y formatos muy dispares, pero siguiendo un mismo patrón de representación, que bebe de esas fuentes originales. Una representación que en ocasiones puede pasarnos desapercibida, pero que en cuanto la conozcamos podremos reconocerla en cualquier parte.

Cojamos nuestro bastón de caminante y sigamos a Vegtmar, ese otro Odín que en ocasiones camina por los mundos de ficción.

Vegtamar, cuando Odín camina por la ficción