Archivo de la etiqueta: Manga

NonNonBa: retrato cotidiano del Japón de la preguerra

NonNonBa es un cómic del autor japonés Shigeru Mizuki publicado en 1977. En él relata episodios de su infancia en los que mantuvo relación con una anciana, cuyo nombre da título al libro, de la cual aprendería numerosas historias acerca de los yôkai —fantasmas y espíritus del folclore japonés—. Estos mismos relatos son los que fascinaron a Mizuki durante gran parte de su vida y le llevaron a crear su obra más conocida, Kitaro.

NonNonBa: retrato cotidiano del Japón de la preguerra


[Imagen extraída de NonNonBa de Shigeru Mizuki, edición de Astiberri]

Breve Historia del Cómic de Gerardo Vilches

Ficha técnica:

Título: Breve Historia del Cómic
Autor: Gerardo Vilches
Año: 2014
Editorial: Nowtilus
Colección: Breve Historia

portadabhcomic

Breve Historia del Cómic es un libro escrito por el historiador y divulgador de cómic Gerardo Vilches, publicado por Nowtilus dentro de la colección Breve Historia. En ella, Vilches condensa en unas escasas 300 páginas los más de 100 años de historia de este medio, desde sus inicios con pioneros como el suizo Rodolphe Töpffer y el origen de las tiras de prensa hasta las corrientes contemporáneas.

El grueso del libro se centra, como es natural, en las tres principales tradiciones de la historieta -el cómic americano, la historieta franco-belga y el manga japonés- cuya continuidad sirve como guía cronológica para estructurar el desarrollo de la obra. A pesar de esto, Vilches no deja de lado otras tradiciones de menor calibre como la historieta española, la latinoamericana o el fumetti italiano, las cuales resultan de gran interés a pesar de su discontinuidad en el tiempo  y su menor impacto en panorama internacional.

De este modo, uno de los elementos más destacables de este libro es su estructura. En obras anteriores de esta misma temática, producidas en contextos occidentales, se puede apreciar la tendencia a construir el discurso únicamente en base a las tradiciones americanas y franco-belga, relegando el manga a algún capítulo final, situándolo injustamente entre lo anecdótico y lo “vanguardista”. Si bien esta visión en obras previas es compresible, debido al corto recorrido del cómic japonés en los mercados occidentales, Vilches enmienda este error desarrollando conjuntamente la cronología de las tres tradiciones, colocando además en sus debidos momentos los elementos pertinentes de las tradiciones menores.

Esta estructura consolida una visión global del medio y permite percibir paralelos evolutivos entre las tres industrias que de otro modo pasarían desapercibidos más fácilmente. Como ejemplo de estos paralelismos podemos destacar el cambio de concepción de la historieta que entre la década de los 60 y de los 70 deja de ser considerado un medio de entretenimiento meramente infantil para dar paso a temáticas más adultas debido, entre otros factores, a la aparición del comix underground en Norteamérica, el surgimiento del colectivo Les Humanoïdes Associés en Francia y la popularización en Japón de la corriente Gekiga (lit. Dibujos dramáticos) que, si bien surge a finales de los 50, no será hasta la década siguiente cuando se asiente de forma definitiva.

Como complemento, el libro incluye un anexo en el que Vilches recomienda un total de 100 lecturas de carácter enormemente variado con las que conforma una sobresaliente panorámica del medio que puede resultar de gran utilidad tanto para los recién llegados como para los ya iniciados que buscan ampliar fronteras.

Enlaces de interés:

Breve Historia del cómic en Nowtilus.com

The Watcher and the Tower, el blog de Gerardo Vilches


[Imagen extraída de Nowtilus.com]

Sayonara, Sorcier: La historia de Theo y Vincent van Gogh

Ficha técnica:
Título: Sayonara, Sorcier
Autor: Hozumi
Editorial: Shogakukan
Editorial en España: Milky Way Ediciones
Año: 2013
Volúmenes: 2

Imagen1.png

Sayonara, Sorcier nos trae una interesante interpretación de la relación entre los hermanos Vincent y Theodorus van Gogh. Así, se nos traslada al ambiente parisino de 1885, donde Theo trabaja como marchante de arte en la prestigiosa sede de la galería Goupil & Cie. Su figura es la de un personaje altamente carismático, resuelto a enfrentarse a la Academia y a apreciar el verdadero valor de los pintores rechazados por la misma, fomentando el auge incipiente del impresionismo, que hasta entonces se encontraba recluido en las tabernas de Montmartre. Resulta curioso que, por una vez, se le dé tanto protagonismo al que fue el gran instigador y benefactor de Vincent van Gogh, alabando así su importante labor en el cambio de mentalidad de la época, donde solo triunfaba lo académico.

De este modo, el autor nos presenta distintos artistas marginados de la época, como Henri de Toulouse-Lautrec, Gauguin y el propio Vincent. Paralelamente, va mostrando algunas de sus obras más celebres a lo largo del manga, especialmente de este último. También hace lo propio con aquellos artistas que siguen los cánones establecidos, como Jean-Léon Gérôme, que se nos presenta como rival de Theo.

Es importante señalar además la gran traducción de Salomón Doncel Moriano-Urbano para Milky Way Ediciones, ya que, en todo momento, acompaña el texto con notas explicativas que muestran detalles de los artistas, de sus obras o de los edificios y lugares emblemáticos que van apareciendo a lo largo del relato. Todo ello permite al lector tener una comprensión más global y real del momento tratado.

La contrapartida al realismo mostrado en la obra la vemos en el propio personaje de Vincent Van Gogh, ya que se le muestra como una persona alegre, incapaz de sentir tristeza ni maldad e inocente en exceso. De hecho, es asesinado por un ladrón el día antes de presentar una exposición que aguardaba con ansias. A raíz de su muerte prematura, Theo decide reescribir la historia de su hermano para convertirle en una víctima de su propia existencia, melancólico, inadaptado y con tendencias suicidas. Incluso convence a Gauguin para que mienta al decir que se cortó un trozo de oreja tras una de sus visitas. De este modo consigue que la gente se interese por su amplia obra, unida a la vida de un pintor trágico que resultaba más interesante. Todo ello lo apoya con la redacción de centenares de cartas que finge haber tenido con él.

A pesar de esto último, que no deja de ser una interpretación libre del autor de cómo pudo haber sido la realidad, la obra muestra de forma fiel una época marcada por la ruptura emocional contra el arte académico, donde se pretende acercar las obras a todo el mundo y no solo a una élite. Cambian de este modo también los temas, transformando los retratos de aristócratas y las escenas mitológicas en retratos populares de burdeles y cafeterías, bodegones sencillos y paisajes diarios que nunca se habían visto representados en un lienzo.


[Imágenes extraídas de http://ramenparados.com y http://milkywayediciones.com]

Efeméride del mes: Cuarto Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes

El 22 de abril de 2016 tuvo lugar el Cuarto Centenario de la muerte del novelista, poeta y dramaturgo español Miguel de Cervantes Saavedra (29 de septiembre de 1547 – 22 de abril de 1616). Se le considera una de las figuras más destacadas de la literatura española y es mundialmente conocido gracias a su obra magna “Don Quijote de la Mancha”, la cual cuenta con numerosas adaptaciones al cine, televisión, novelas, manga, etc.
Pero no sólo su obra ha sido adaptada a otros ámbitos, pues su vida también ha querido darse a conocer a través de diferentes medios e incluso en redes sociales como Twitter y Facebook con cuentas “rol”. Recientemente, hemos podido verle representado en un capítulo de la popular serie El Ministerio del Tiempo (Cap. 11), en donde los protagonistas deben viajar al pasado para asegurarse de que escriba su obra magna.
Miguel de Cervantes Saavedra era uno de los siete hijos del matrimonio de Rodrigo de Cervantes y Leonor de Cortinas. Debido a ciertos problemas familiares pasó su infancia viajando por diversas ciudades castellanas, donde ingresó en diferentes colegios.
En diciembre 1569 realiza un viaje a Italia, donde conoce obras que le inspiran en un futuro. Meses después, el escritor trabajaba como soldado en la compañía de Diego de Urbina, por lo que el 7 de octubre de 1571 participó en la batalla de Lepanto, donde le inutilizaron la mano izquierda, recibiendo el apelativo del “manco de Lepanto”.
Tiempo después, en un viaje en barco con su hermano Rodrigo, la goleta se extravía y son asaltados por corsarios, acabando como prisioneros en Argel. Al principio sólo pudo regresar a casa su hermano Rodrigo, gracias a la dote de sus hermanas. Cervantes, sin embargo, tuvo que esperar unos años más mientras su madre reunía el dinero de su rescate, siendo liberado el 19 de septiembre de 1580.
Al volver a España renuncia a su carrera militar, y años más tarde, a los treinta y siete años contrae matrimonio con la joven Catalina de Salazar y Palacios. Es en esta época cuando acaba de escribir La Galatea, su primera obra importante, que le condujo a dedicarse a escribir comedias, pero al no poder competir con Lope de Vega renunció. Años más tarde se dedica a la redacción del Quijote (1605), y posteriormente otras obras como Los trabajos de Persiles y Sigismunda (1616).
Falleció en Madrid en la conocida Casa de Cervantes a la edad de 68 años. Su deseo era ser enterrado en la iglesia del convento de las Trinitarias Descalzas, en el mismo barrio donde residía, pues fue una congregación de trinitarios quien lo ayudó en Argel.

Takemitsu Zamurai. El samurai que vendió su alma

Las relatos de samurais son, sin duda, la principal temática del cómic histórico japonés. Autores como Hiroshi Hirata, Goseki Kojima o Kazuo Koike relataron en los años 70 y 80 cientos de aventuras de espadachines, retratando un Japón feudal situado a medio camino entre la realidad histórica y una versión alternativa nacida en los dramas históricos del cine y la televisión.

En 2006, cuando ya hacía tiempo que la edad de oro del manga de samurais había pasado, Taiyô Matsumoto, autor de Ping pong y Tekkonkinkreet, crea Takemitsu Zamurai junto con el guionista Issei Eifuku.

Este manga nos acerca a algunos de los aspectos más cotidianos del Japón del shogunato Tokugawa con un estilo visual fuertemente influenciado por el dibujo y la pintura japonesa de ese período.

Takemitsu Zamurai. El samurai que vendió su alma

 

 

Operación Muerte

El pasado 30 de Noviembre fallecía a los 93 años Shigeru Mizuki, dibujante japonés, autor de obras como Gegege no Kitaro, Nonnonba o Hitler, La novela gráfica.

Desde el Octavo Historiador lamentamos la pérdida de este gran autor, que se preocupó de retratar en sus páginas el Japón que él mismo vivió y presentamos como conmemoración esta reseña sobre una de sus obras autobiográficas más emblemáticas, Operación Muerte.

Operación Muerte

Thermae Romae: El tiempo entre las termas

Ficha técnica:

Título: Thermae Romae
Autor: Mari Yamazaki
Editorial: Enterbrain
Editorial en España: Norma
Año: 2008 (Edición original en Japón), 2013 (en España)
Volúmenes: 6
Adaptaciones: Thermae Romae (2012, Anime, 4 episodios), Thermae Romae (2012, Película), Thermae Romae II (2014, Película)

01273000101_g

Thermae Romae no es un manga histórico per se, ya que su historia es muy fantástica. Para ello, no hay más que ver de qué trata: El ingeniero de termas Lucius Modestus, de la Antigua Roma, se ve inmerso en distintos viajes espaciotemporales al Japón de nuestro presente. En ellos descubre cómo se vive el termalismo en el país de los “caraplana” (así llama él a los japoneses, un pueblo extraño completamente desconocido) para poner al servicio de Roma y del emperador Adriano las mejores innovaciones en el campo termal.

Ahora bien, desde el punto de vista histórico, que es el que nos interesa, podemos sacar bastantes puntos claros. El primero y más fundamental es que la autora, Mari Yamazaki, hizo un trabajo de investigación extraordinario para crear su obra. Tanto es así que al final de cada capítulo adjunta varias páginas en las que ella misma nos explica algunos de los datos que investigó y empleó en la obra, así como los viajes que hizo para documentarse mejor, fotos incluidas (tanto a Italia y Japón, como a Portugal, España, Turquía, Siria e India). En estos apartados nos explica, entre anécdotas, las similitudes y diferencias entre el termalismo romano y el nipón, además de costumbres varias de cada pueblo.

Así, a base de su propia curiosidad, aprendemos cómo vivían los romanos, qué utensilios utilizaban en los baños, qué divinidades adoraban, cómo se dividía la sociedad y, sobre todo, los aspectos más destacados del mundo termal. Todo ello aparece reflejado a su vez en la propia obra, en constante comparación con Japón. Además, enriquece la historia con frecuentes diálogos en latín clásico (con su perfecta traducción) y con locuciones latinas que se suceden a lo largo de toda la obra, correctamente empleadas.

Por tanto, sí podemos considerarlo un buen ejemplo para acercar al lector al conocimiento, tanto del mundo romano como del japonés. Aún partiendo de una historia fantasiosa, nos vemos empapados de datos reales con los que podemos aprender sobre dos culturas tan distantes y diferentes que, sin embargo, comparten algo esencial: su pasión por las aguas termales.


[Imágenes extraídas de http://www.normaeditorial.com y de www.animenation.net]