Archivo de la etiqueta: Kenshin

Sengoku

Ficha técnica:
Título: Sengoku
Desarrolladora: Paradox Development Studios
Distribuidora: Paradox Interactive
Año: 2011
Plataforma: PC
Género: Gran Estrategia

Este videojuego nos traslada a la época de conflictos internos que sacudieron el archipiélago japonés, conocida como Periodo Sengoku. Esta era comenzó en 1467 con el estallido de la Guerra Onin y culminó con la unificación de Japón por parte de Oda Nobunaga, Toyotomi Hideyoshi y Tokugawa Ieyasu.

A diferencia de lo que nos tiene acostumbrados Paradox en otros títulos, como Crusader Kings o Europa Universalis, en esta ocasión solo tendremos dos posibles fechas de inicio de la partida. La primera será en 1467, al comienzo de la ya mencionada Guerra Onin, y la segunda en 1551, con la muerte de Oda Nobuhide y la subida de Nobunaga al poder en el Clan Oda.

El mapa está limitado al archipiélago de Japón, pero dentro de este espacio y en las dos fechas ya citadas, podremos jugar con cualquiera de los daimios (señores de los grandes clanes en el Japón feudal) o cualquiera de sus vasallos. Nuestro objetivo será lograr conquistar tanto territorio como sea posible, convertirnos en Shogun y unificar Japón. Para ello debemos gestionar los diferentes apartados del juego: la política del clan y los vasallos, la diplomacia con otros clanes, las relaciones con la corte imperial o la religión. Los tres primeros puntos están muy relacionados entre sí, ya que mejorando nuestra relación con el emperador podremos aumentar el honor de nuestro personaje. Un noble honorable tendrá más facilidades a la hora de controlar a sus vasallos y en las relaciones con otros clanes. Para mejorar estas, también podremos recurrir a crear lazos matrimoniales con diferentes familias, con el fin de garantizar la paz y formar alianzas.

A medida que avanza el juego, van surgiendo eventos relacionados con el devenir histórico de los hechos. Ejemplo de esto son las revueltas Ikko-Ikki, su establecimiento y posterior derrota. Pero sin duda la serie de eventos más elaborada es la llegada de los comerciantes europeos a Japón. Este hecho traerá beneficios y penalizaciones a los distintos clanes, que podrán decidir si aceptan la influencia europea o se aferran más aún a las tradiciones.

Se trata, en general, de un juego bien ambientado, que consigue involucrar al jugador y hacer que se sienta parte de un momento muy convulso de la historia de Japón. Sin embargo, si bien el apartado histórico está muy cuidado, el juego es, en ocasiones, demasiado obtuso, ya que es complicado comenzar a jugarlo y requiere mucha dedicación para poder comprender sus mecánicas. Si esta reseña os ha despertado el interés sobre el juego y su ambientación, hay otros títulos que también han abordado el periodo Sengoku, como es el caso de: Total War: Shogun o la serie Nobunaga’s Ambition.

Anuncios