Archivo de la etiqueta: Japón

Sengoku

Ficha técnica:
Título: Sengoku
Desarrolladora: Paradox Development Studios
Distribuidora: Paradox Interactive
Año: 2011
Plataforma: PC
Género: Gran Estrategia

Este videojuego nos traslada a la época de conflictos internos que sacudieron el archipiélago japonés, conocida como Periodo Sengoku. Esta era comenzó en 1467 con el estallido de la Guerra Onin y culminó con la unificación de Japón por parte de Oda Nobunaga, Toyotomi Hideyoshi y Tokugawa Ieyasu.

A diferencia de lo que nos tiene acostumbrados Paradox en otros títulos, como Crusader Kings o Europa Universalis, en esta ocasión solo tendremos dos posibles fechas de inicio de la partida. La primera será en 1467, al comienzo de la ya mencionada Guerra Onin, y la segunda en 1551, con la muerte de Oda Nobuhide y la subida de Nobunaga al poder en el Clan Oda.

El mapa está limitado al archipiélago de Japón, pero dentro de este espacio y en las dos fechas ya citadas, podremos jugar con cualquiera de los daimios (señores de los grandes clanes en el Japón feudal) o cualquiera de sus vasallos. Nuestro objetivo será lograr conquistar tanto territorio como sea posible, convertirnos en Shogun y unificar Japón. Para ello debemos gestionar los diferentes apartados del juego: la política del clan y los vasallos, la diplomacia con otros clanes, las relaciones con la corte imperial o la religión. Los tres primeros puntos están muy relacionados entre sí, ya que mejorando nuestra relación con el emperador podremos aumentar el honor de nuestro personaje. Un noble honorable tendrá más facilidades a la hora de controlar a sus vasallos y en las relaciones con otros clanes. Para mejorar estas, también podremos recurrir a crear lazos matrimoniales con diferentes familias, con el fin de garantizar la paz y formar alianzas.

A medida que avanza el juego, van surgiendo eventos relacionados con el devenir histórico de los hechos. Ejemplo de esto son las revueltas Ikko-Ikki, su establecimiento y posterior derrota. Pero sin duda la serie de eventos más elaborada es la llegada de los comerciantes europeos a Japón. Este hecho traerá beneficios y penalizaciones a los distintos clanes, que podrán decidir si aceptan la influencia europea o se aferran más aún a las tradiciones.

Se trata, en general, de un juego bien ambientado, que consigue involucrar al jugador y hacer que se sienta parte de un momento muy convulso de la historia de Japón. Sin embargo, si bien el apartado histórico está muy cuidado, el juego es, en ocasiones, demasiado obtuso, ya que es complicado comenzar a jugarlo y requiere mucha dedicación para poder comprender sus mecánicas. Si esta reseña os ha despertado el interés sobre el juego y su ambientación, hay otros títulos que también han abordado el periodo Sengoku, como es el caso de: Total War: Shogun o la serie Nobunaga’s Ambition.

Efeméride del mes: Hiroshima, Nagasaki y el fin de la Guerra del Pacífico

Entre los grandes sucesos de la humanidad, el año 1945 ha pasado a la historia por marcar el fin de uno de los mayores conflictos bélicos modernos: la II Guerra Mundial. Conflicto que, a pesar de lo que se cree popularmente, no finalizó con la caída del III Reich durante la toma de Berlín por los Aliados. La guerra continuó hasta agosto de 1945, en Asia, en la comúnmente denominada Guerra del Pacífico.

Este frente, a pesar de ser menos conocido en occidente, se mantiene en el ideario popular gracias a dos episodios históricos: el ataque nipón a Pearl Harbor en 1941 – llevado al cine por Michael Bay bajo el titulo Pearl Harbor (2001)– y el lanzamiento de las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki, los días 6 y 9 de agosto de 1945.

La devastación atómica y los continuos ataques americanos sobre territorio japonés pusieron fin a la guerra el 15 de agosto, tras la rendición del gobierno japonés, que ordenó deponer las armas, permitiendo la entrada pacífica de las tropas americanas en el país. La II Guerra Mundial llegaba definitivamente a su fin, tres meses después de la victoria sobre Alemania.

Numerosas obras han inmortalizado los sucesos ocurridos durante este conflicto, desarrolladas tanto por la industria americana como por la nipona, mostrándonos las dos caras del conflicto. De ellas queremos destacar cuatro, filmadas bajo dirección japonesa, debido al análisis que hacen de las consecuencias posteriores a la guerra en el país del sol naciente.

Feliz Navidad, Mr. Lawrence (1983). Obra analizada en esta revista con anterioridad, nos muestra, gracias a un guion nipon-británico, los choques culturales entre soldados ingleses y japoneses en un campo de concentración, así como las consecuencias del fin de la guerra para los habitantes del mismo.

La tumba de las luciérnagas (1988). Película de animación de los estudios Ghibli que, bajo la dirección de Isao Takahata y basada en una novela homónima, nos cuenta la historia de Seita y su hermana, dos huérfanos nipones que malviven en los últimos meses del conflicto, sufriendo las consecuencias del mismo.

Lluvia negra (1989). Obra de Shōhei Imamura, nos relata las consecuencias de la radiación atómica en el entorno inmediato de Hiroshima, así como la forma en que afecta, tanto física como psicológicamente, a sus protagonistas.

Hadashi no gen (1983). Basada en el manga autobiográfico de Keiki Nakazavwa, esta película de animación nos relata la historia de Gen Nakaoka y su madre, que tras sobrevivir al bombardeo de Hiroshima han de vivir con las consecuencias del mismo.

____________________________

[Imágen extraída de actualidad.rt.com]

E3 2016: Un análisis histórico

Entre los días 14 y 16 de este mes de junio ha tenido lugar un año más la Electronic Entertainment Expo, mejor conocida como E3. Entre la gran cantidad de videojuegos presentados por las múltiples compañías que tuvieron ocasión de dar a conocer títulos nuevos o de enseñar los avances en juegos ya revelados, pudimos ver algunos videojuegos de temática histórica.

En primer lugar, cabe destacar Battlefield 1 de Electronic Arts. Este título marca el regreso de esta saga a la temática histórica en la que tuvo su origen, pero que fue progresivamente abandonada desde Battlefield Vietnam en 2004 -con un par de excepciones-. En este caso nos llevan a un escenario relativamente poco explorado por los videojuegos: la 1ª Guerra Mundial. De momento hemos podido ver únicamente el multijugador en un mapa concreto pero ya hay algunas cosas que llaman la atención. Entre ellas, destaca el hecho de que, como es habitual, en esta serie si nos lanzamos desde un vehículo aéreo podremos usar un paracaídas para llegar al suelo y continuar el combate. En otras entregas esto tenía sentido, ya que permitía realizar operaciones aerotransportadas. Sin embargo, este tipo de táctica no resulta propia de la Gran Guerra, ya que no sería normalizada hasta la 2ª Guerra Mundial. No obstante, otras ideas son interesantes, como la de incluir dirigibles o las representaciones de las aeronaves, los tanques y las armas. Sin embargo, pese a lo interesante del periodo, tal vez un shooter en primera persona no sea lo ideal para representar lo estático y pausado de la guerra de trincheras característica de este conflicto, aunque puede ser ideal para determinados momentos del mismo. Uno de los problemas que presenta a nivel histórico es que no se incluye en el juego una de las facciones principales de esta guerra: Francia. Este país aparecerá como un DLC, mientras que los principales protagonistas serán los americanos. Nuevamente vemos como la empresa californiense hace un uso de los DLCs que perjudica la experiencia de juego, así como a la Historia en si, por lo que esperamos que, al menos, sea gratuito.

Otra entrega que fue anunciada el año pasado en esta misma expo ha vuelto con algunas novedades, esta ocasión. Estamos hablando de For Honor, desarrollada por Ubisoft Montreal y anunciada en la conferencia de esta compañía. Si bien el juego en sí no tiene una trama histórica, pretende reunir a tres tipos de soldados que existieron entre los siglos VII y XVIII, aproximadamente. Tenemos, por una parte a los vikingos, por otra a los samuráis y, por último, a un tipo de guerreros que representan a los caballeros europeos de la plena o baja Edad Media. Como hemos dicho, su trama no es histórica, pero en esta edición de la E3, Jason Vandenberghe, director del videojuego, presentó un modo campaña y un nuevo tráiler en el que se revelaba un cataclismo que había llevado a estas tres facciones a enfrentarse durante un milenio. El estilo hack and slash del videojuego favorece el combate y pretende centrarse sobre este aspecto. Además, se presenta una diferencia entre los jugadores y los demás soldados controlados por IA, enfatizando el combate singular. Habrá que esperar al 14 de Febrero de 2017 para ver si consigue cumplir con las expectativas y superar a otros juegos que han logrado hacerse un hueco en los combates multijugador, como War of the Roses o Chivalry.

También se ha anunciado este año una nueva entrega de Sniper Elite, en este caso Sniper Elite 4. En esta ocasión nos traslada a Italia en el año 1943 en plena 2ª Guerra Mundial. Controlamos a Karl Fairburne, un francotirador americano encargado de realizar operaciones encubiertas en suelo enemigo cuya misión será ayudar a la resistencia italiana contra el fascismo, aunque no tenemos muchos datos de momento acerca de la trama. Se trata de un shooter en tercera persona con componentes de sigilo pero que hace especial hincapié en la precisión a la hora de recrear las armas y busca que el jugador se ponga en la piel de un francotirador. Para ello procuran recrear la balística de la forma más adecuada posible incluyendo elementos como la gravedad en el disparo, los efectos del viento o la disimulación del ruido. En resumen, aún no sabemos gran cosa sobre Sniper Elite 4 pero por lo mostrado no parece que vaya a introducir mucha innovación con respecto a anteriores entregas, sino que, más bien, pretenderá mejorar el apartado gráfico y mantener las mecánicas jugables que han marcado la saga.

Tuvimos ocasión también de ver la presentación de Civilization VI, el nuevo juego de la serie que está desarrollando Firaxis Games. Perteneciente al género de estrategia, más concretamente al 4X, esta nueva entrega parece que mejorará algunas de las mecánicas de las anteriores, así como el apartado visual, pero habrá que esperar al lanzamiento, el 21 de Octubre de 2016 para ver hasta qué punto mejora con respecto a los anteriores. Su temática es panhistórica, como ya es habitual, y recorre la historia de diferentes civilizaciones desde sus comienzos hasta una época futurista.

Hemos decidido dejar para el final el que podría ser el más prometedor de todos ellos, Kingdom Come: Deliverance, de Warhorse Studios. En lo que se refiere a su apartado histórico. Se ubica en el reino de Bohemia, perteneciente al Sacro Imperio Romano, en torno al año 1400. El juego ha contado con historiadores para su desarrollo y se realizó gracias a una campaña de Kickstarter, en la que pedían 300.000 libras. Sin embargo, en menos de un mes superaron el millón. Esto pone de relieve el interés del público en el desarrollo de videojuegos históricos. Hasta ahora no se ha mostrado todo lo que ofrecerá el juego final, pero de momento se presenta como el primer videojuego de rol ambientado en un mundo medieval 100% histórico. Esperemos que el resultado final sea tan satisfactorio como prometedor es el desarrollo.

Hasta aquí llega nuestro análisis particular de la E3 de este año. Si os interesa ver los diferentes trailers de los juegos que os hemos enseñado, os dejamos el enlace a la página de gamespot donde podéis verlos. Estad atentos a su desarrollo y esperemos que acaben siendo grandes adaptaciones históricas, además de videojuegos de éxito.

Aquí podéis ver los trailers en Gamespot

Operación Muerte

El pasado 30 de Noviembre fallecía a los 93 años Shigeru Mizuki, dibujante japonés, autor de obras como Gegege no Kitaro, Nonnonba o Hitler, La novela gráfica.

Desde el Octavo Historiador lamentamos la pérdida de este gran autor, que se preocupó de retratar en sus páginas el Japón que él mismo vivió y presentamos como conmemoración esta reseña sobre una de sus obras autobiográficas más emblemáticas, Operación Muerte.

Operación Muerte

Always Sanchome no Yuhi

Ficha técnica:

Título: Always Sanchome no Yuhi
Producción: DENTSU Music And Entertainment
Dirección: Takashi Yamazaki
Reparto: Maki Horikita, Hidetaka Yoshioka, Shin’ichi Tsutsumi, Hiroko Yakushimaru, etc.
País: Japón
Año: 2005
Duración: 142 min.

2

Always Sanchome no Yuhi nos cuenta la historia de dos familias de Tokio. La primera está formada por un escritor, su mujer y su hijo, el cual quiere seguir los pasos de su padre. La segunda, por un matrimonio y sus hijos, que regentan un taller de reparación de coches. Si bien la trama es costumbrista, utiliza como hilo conductor los XVIII Juegos Olímpicos, celebrados en la capital nipona en 1964, año en que se ambienta.

A pesar de que la trama es ficticia, la ambientación histórica juega un fuerte papel en la película, logrando reflejar perfectamente el sentimiento de la época. Always Sanchome no Yuhi está llena de un optimismo necesario en el periodo de postguerra, que ve las olimpiadas de Tokio como un símbolo de prosperidad en el que Japón comienza por fin su recuperación. De hecho, el gobierno japonés invirtió grandes sumas de dinero para mejorar la imagen de la ciudad y significó una reapertura importante hacia mundo occidental. Esto se magnifica con la final de voleibol femenino, en el que las niponas vencieron a la poderosa URSS y se alzaron con el oro. Unida a las otras 28 medallas que ganó el país, este se colocó tercero en el medallero general, lo que supuso una inyección de moral para la población anfitriona.

Por otro lado, también hay que señalar que la estética, la ambientación y el vestuario juegan un papel casi protagonista. Llaman la atención algunas escenas que pueden chocar en este momento, como puede ser la boda. La novia va vestida de blanco al modo occidental y los invitados les tiran arroz. En ese instante, uno de ellos pregunta por qué hacen eso si son budistas y otro le responde que es una nueva moda. Del mismo modo se puede ver a la gente más adinerada vistiendo ropas al más puro estilo europeo y la presencia constante de anuncios de Coca-Cola. En otra ocasión uno de los protagonistas afirma que el fútbol nunca tendrá éxito en Japón, a pesar de que la selección existe desde 1921.

A pesar de todo, el film muestra algunos fallos, ya que durante todo el largometraje vemos el proceso de levantamiento de la Torre de Tokio, otro símbolo de progreso del país. Sin embargo, esta labor de ingeniería finalizó en 1958, seis años antes del desarrollo de la película. Obviando este detalle, está claro que es una película más que destacable, habiendo ganado un total de 12 estatuillas en 2006 en los Premios de la Academia Japonesa (equivalente nipón a los Oscar).

Enlaces de interés:

Ficha en Filmaffinity


[Imágenes extraídas de http://www.guillaumeerard.com y de http://www.asianwiki.com]

Thermae Romae: El tiempo entre las termas

Ficha técnica:

Título: Thermae Romae
Autor: Mari Yamazaki
Editorial: Enterbrain
Editorial en España: Norma
Año: 2008 (Edición original en Japón), 2013 (en España)
Volúmenes: 6
Adaptaciones: Thermae Romae (2012, Anime, 4 episodios), Thermae Romae (2012, Película), Thermae Romae II (2014, Película)

01273000101_g

Thermae Romae no es un manga histórico per se, ya que su historia es muy fantástica. Para ello, no hay más que ver de qué trata: El ingeniero de termas Lucius Modestus, de la Antigua Roma, se ve inmerso en distintos viajes espaciotemporales al Japón de nuestro presente. En ellos descubre cómo se vive el termalismo en el país de los “caraplana” (así llama él a los japoneses, un pueblo extraño completamente desconocido) para poner al servicio de Roma y del emperador Adriano las mejores innovaciones en el campo termal.

Ahora bien, desde el punto de vista histórico, que es el que nos interesa, podemos sacar bastantes puntos claros. El primero y más fundamental es que la autora, Mari Yamazaki, hizo un trabajo de investigación extraordinario para crear su obra. Tanto es así que al final de cada capítulo adjunta varias páginas en las que ella misma nos explica algunos de los datos que investigó y empleó en la obra, así como los viajes que hizo para documentarse mejor, fotos incluidas (tanto a Italia y Japón, como a Portugal, España, Turquía, Siria e India). En estos apartados nos explica, entre anécdotas, las similitudes y diferencias entre el termalismo romano y el nipón, además de costumbres varias de cada pueblo.

Así, a base de su propia curiosidad, aprendemos cómo vivían los romanos, qué utensilios utilizaban en los baños, qué divinidades adoraban, cómo se dividía la sociedad y, sobre todo, los aspectos más destacados del mundo termal. Todo ello aparece reflejado a su vez en la propia obra, en constante comparación con Japón. Además, enriquece la historia con frecuentes diálogos en latín clásico (con su perfecta traducción) y con locuciones latinas que se suceden a lo largo de toda la obra, correctamente empleadas.

Por tanto, sí podemos considerarlo un buen ejemplo para acercar al lector al conocimiento, tanto del mundo romano como del japonés. Aún partiendo de una historia fantasiosa, nos vemos empapados de datos reales con los que podemos aprender sobre dos culturas tan distantes y diferentes que, sin embargo, comparten algo esencial: su pasión por las aguas termales.


[Imágenes extraídas de http://www.normaeditorial.com y de www.animenation.net]

Anime: Sakamichi no Apollon

Ficha Técnica:
Título: Sakamichi no Apollon (en inglés: Kids on the Slope)
Estudio: MAPPA x Tezuka Productions
Director: Shinichiro Watanabe
Demografía: Josei
Género: Slice of life, drama, romance, música
Episodios: 12
Año: 2012
Observaciones: El manga, de 9 tomos, data de 2007 y es de la autora Yuki Kodama. Milky Way Ediciones ha licenciado la obra en España para octubre de 2015.

Reseña:
A través de sus escasos 12 capítulos nos vemos trasladados al pueblo pesquero de Sasebo, en la prefectura de Nagasaki, y conocemos a los tres jóvenes protagonistas, a los que vemos crecer y madurar.Esta serie de animación japonesa nos transmite un gran cúmulo de sensaciones a través de un buen guión, personajes carismáticos y, sobre todo, una magnífica banda sonora que nos trae lo mejor de la música jazz y del rock de la década de 1960, momento en que está ubicada la historia.
Para comprender la trama social de la obra, hay que tener en cuenta el contexto geográfico en el que se centra la misma. Esta se ubica, como decía, en la prefectura de Nagasaki, cuya ciudad fue arrasada por una de las dos bombas nucleares lanzadas por los EE.UU. en el culmen de la II Guerra Mundial, tan sólo 15 años antes. Esto, sumado al control que ejercieron los norteamericanos en el país desde el final de la guerra, marcó profundamente las mentes de los japoneses, que tardaron décadas en perdonar el horror vivido y la humillación de la derrota. Con todo, Sakamichi no Apollon destaca por mostrar la cara más amable y positiva de este momento (la contraposición más clara la vemos en la serie Rainbow: Nisha Rokubou no Shichinin, dirigido por Hiroshi Koujina, que muestra el lado más dramático y duro de esta misma época). A pesar de ello, se ve claramente el rechazo que vive uno de los protagonistas por su propia familia al ser hijo mestizo entre una mujer local y un soldado americano. Sin embargo, la influencia occidental sí consigue entrar y cuajar entre la gente. En la serie lo vemos claramente en el uso y conocimiento de la música, con la introducción del jazz (Bill Evans, Chris Connor, John Coltrane o Art Blakey) y del rock, que alcanza gran popularidad entre estudiantes (The Beatles, The Spiders o The Ventures). Todo ello hace que tanto los personajes como el espectador disfruten de una excelente banda sonora compuesta por todos ellos, entre otros (lógicamente, en el manga no se disfruta de la misma manera).
Otra novedad que nos trae la serie es el acercamiento del cristianismo en tierras niponas. De nuevo, la localización es clave en este aspecto, ya que la región de la isla de Kyushu (que es la tercera más grande del país, al sur del mismo) es donde siempre hubo una mayor concentración de católicos, al ser donde desembarcaron los peregrinos jesuitas en 1543. Este aspecto se nos presenta a través de la iglesia Miuramachi de Sasebo, que aparece fielmente retratada, así como algunas escenas en las que van a misa.
Por último, cabe destacar otro detalle histórico de la sociedad japonesa que aparece reflejado a través de un personaje secundario. Se trata de los movimientos estudiantiles de la Universidad de Tokyo, también llamados Zegakuren. Este grupo surge en 1948 y pronto terminó derivando en aspiraciones comunistas, oponiéndose radicalmente a la Guerra de Corea. En este caso, se refleja en un plano secundario la tensión vivida en 1967 tras las protestas contra la Guerra de Vietnam y de la servidumbre de Japón a EE.UU. Fue de carácter violento y la universidad se convirtió en auténtico bastión revolucionario, a pesar de ser reducido por el gobierno provocando la detención de más de 2.000 estudiantes tras dos días de lucha. No obstante, como digo, esto se ve reflejado bastante en un segundo plano, ya que dicho personaje secundario cuenta su experiencia como universitario envuelto en el grupo, pero en ningún momento explica quiénes son ni contra qué luchan.
Por todo lo comentado, considero que esta serie merece una mención especial. Es, cuanto menos, interesante poder ver historias que representen la evolución humana tras la II Guerra Mundial en un país que vivió todo el proceso y del cual apenas conocemos nada. Especialmente para ver la introducción de elementos occidentales en su cultura, tan arraigada a la tradición.