Archivo de la etiqueta: Historia Moderna

La Historia detrás de “22 ángeles”

Ficha técnica:

Título: 22 ángeles
Director: Miguel Bardem
Año: 2016
País: España
Reparto: María Castro, Pedro Casablanc, Octavi Pujades, etc.

La temática histórica es muy recurrente a la hora de rodar largometrajes, y una nueva muestra de ello ha sido el estreno, esta misma semana, de 22 ángeles, película producida por RTVE en la que se narra la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna. Esta fue una ambiciosa empresa que pretendía difundir por todos los territorios de la Monarquía española (y también por otros territorios no dependientes de esta) una vacuna para la viruela.

Antes de entrar en un análisis más detallado del film, hay que tener presente que se trata de una adaptación de una novela (Ángeles custodios, de Almudena de Arteaga) por lo que buena parte de los errores a nivel histórico derivan de la necesidad de ser más o menos fiel al argumento del libro.

La razón que desencadena los hechos es la epidemia de viruela que a finales del siglo XVIII e inicios del XIX se propaga por todo el globo, pero que tiene especial incidencia en el virreinato de Nueva Granada, en la América española. El virrey solicita que le sean enviadas vacunas, y la opinión favorable de Carlos IV facilita que se organice una expedición sufragada por la Corona, cuya dirección se le otorga a Francisco Javier Balmis. Este médico ilustrado -conocedor y difusor de los nuevos métodos de vacunación-, idea un método para que la nueva vacuna contra la viruela (extraída de las vacas, conforme al descubrimiento del inglés Edward Jenner) pueda transportarse hasta América sin perder su efectividad: serían necesarios 22 niños, a los cuales se les iría inoculando la vacuna, pasándola de uno a otro. Como la expedición a bordo de la corbeta “María Pita” –en el film se empleó un navío casi idéntico- partiría en 1803 de Coruña, los infantes serían seleccionados en tierras gallegas: algunos fueron cedidos por familias sin recursos, pero la mayoría eran huérfanos del Hospital de la Caridad, dirigido por Isabel Cendal –el apellido varía según las fuentes: Cendal, Zendal, Cendala, López de Gandalia…-, mujer que atendería a los niños durante la expedición.

Hasta aquí, el film es bastante fiel a nivel histórico, puesto que tanto el contexto como los pormenores de la rápida preparación de la Expedición se ajustan a lo que sabemos, aunque ya se empiezan a tomar licencias como el asesinato del correo que portaba la cédula real que autorizaba el viaje. Mucho más se va desviando la trama de los hechos históricos conforme va avanzando. Una vez el “María Pita” arriba a costas americanas, realidad y ficción toman caminos muy distintos: se refleja una prohibición de atracar en Puerto Rico que no existió, se obvia buena parte de la expedición por el Caribe, se menciona un encuentro entre Balmis y el virrey en Cartagena de Indias que no se produjo, etc. Sí es cierta la división en dos de la Expedición, una al mando del propio Balmis, que se dirigiría a la Nueva España, y otra comandada por el subirector Saldany hacia el sur (las razones aducidas en el film se deben más bien a un lío amoroso entre Isabel y Saldany, muy mal visto por un Balmis que pretendía conquistar a la enfermera gallega). La trama vuelve al redil histórico cuando la Expedición llega México, capital novohispana, puesto que se refleja el enfrentamiento entre Balmis y el virrey Iturriagaray con respecto a los costes de la campaña de vacunación. Finalmente, gracias al apoyo del rey Carlos IV, se procede a la inoculación gratuita de la vacuna, partiendo poco después la Expedición hacia Filipinas para proseguir su labor. Aunque en la película Isabel opte por quedarse en Nueva España con los niños, fundando un nuevo hospicio, en realidad sí formó parte del viaje hacia Asia, aunque es cierto que más adelante volvió a América.

Por todo lo que hemos visto, 22 ángeles sí refleja bien algunos elementos históricos (no solo detalles de la propia expedición, sino sobre todo el contexto social y político, las desavenencias existentes entre el poder central y el de las colonias americanas, las importantes mejoras en los campos científico y sanitario que trajo consigo la Ilustración, etc.). Sin embargo, no se puede decir que tenga como principal objetivo reflejar la Historia, sino más bien adaptar una novela que aprovecha para su trama un viaje que marcó un hito, al tratarse de la primera expedición filantrópica internacional. Y hechos concretos como este son muy útiles para que el público general se acerque a la Historia.

Sengoku

Ficha técnica:
Título: Sengoku
Desarrolladora: Paradox Development Studios
Distribuidora: Paradox Interactive
Año: 2011
Plataforma: PC
Género: Gran Estrategia

Este videojuego nos traslada a la época de conflictos internos que sacudieron el archipiélago japonés, conocida como Periodo Sengoku. Esta era comenzó en 1467 con el estallido de la Guerra Onin y culminó con la unificación de Japón por parte de Oda Nobunaga, Toyotomi Hideyoshi y Tokugawa Ieyasu.

A diferencia de lo que nos tiene acostumbrados Paradox en otros títulos, como Crusader Kings o Europa Universalis, en esta ocasión solo tendremos dos posibles fechas de inicio de la partida. La primera será en 1467, al comienzo de la ya mencionada Guerra Onin, y la segunda en 1551, con la muerte de Oda Nobuhide y la subida de Nobunaga al poder en el Clan Oda.

El mapa está limitado al archipiélago de Japón, pero dentro de este espacio y en las dos fechas ya citadas, podremos jugar con cualquiera de los daimios (señores de los grandes clanes en el Japón feudal) o cualquiera de sus vasallos. Nuestro objetivo será lograr conquistar tanto territorio como sea posible, convertirnos en Shogun y unificar Japón. Para ello debemos gestionar los diferentes apartados del juego: la política del clan y los vasallos, la diplomacia con otros clanes, las relaciones con la corte imperial o la religión. Los tres primeros puntos están muy relacionados entre sí, ya que mejorando nuestra relación con el emperador podremos aumentar el honor de nuestro personaje. Un noble honorable tendrá más facilidades a la hora de controlar a sus vasallos y en las relaciones con otros clanes. Para mejorar estas, también podremos recurrir a crear lazos matrimoniales con diferentes familias, con el fin de garantizar la paz y formar alianzas.

A medida que avanza el juego, van surgiendo eventos relacionados con el devenir histórico de los hechos. Ejemplo de esto son las revueltas Ikko-Ikki, su establecimiento y posterior derrota. Pero sin duda la serie de eventos más elaborada es la llegada de los comerciantes europeos a Japón. Este hecho traerá beneficios y penalizaciones a los distintos clanes, que podrán decidir si aceptan la influencia europea o se aferran más aún a las tradiciones.

Se trata, en general, de un juego bien ambientado, que consigue involucrar al jugador y hacer que se sienta parte de un momento muy convulso de la historia de Japón. Sin embargo, si bien el apartado histórico está muy cuidado, el juego es, en ocasiones, demasiado obtuso, ya que es complicado comenzar a jugarlo y requiere mucha dedicación para poder comprender sus mecánicas. Si esta reseña os ha despertado el interés sobre el juego y su ambientación, hay otros títulos que también han abordado el periodo Sengoku, como es el caso de: Total War: Shogun o la serie Nobunaga’s Ambition.

Epic Rap Battles of History – Rap, Historia y cultura popular.

¿Os imagináis unir el rap con la historia? Pues esto es lo que os traemos esta semana, el canal de Youtube “Epic Rap Battles of History”. Esta idea nació de la mano de Peter Shukoff y Lloyd Ahlquist, a quienes se les ocurrió unir personajes históricos y de la cultura popular contemporánea en batallas de rap

La primera que realizaron fue Michael J. Fox (protagonista de Regreso al futuro) contra Chucky (el conocido muñeco diabólico). A raíz de esta, comenzaron a pedir sugerencias a sus visitantes sobre quienes querían que se enfrentasen.

Es aquí cuando entran los personajes históricos. A lo largo de sus cuatro temporadas (y futura 5ª), se puede ver cómo se enfrentan personajes de diferentes etapas, algunos con elementos en común (como el caso de Nikola Tesla vs Thomas Edison), otros relacionados entre sí e incluso contra otras figuras como actrices o personajes de cómic (Juana de Arco vs Miley Cyrus, Hitler vs Darth Vader, etc). Aunque también aparecen otras batallas en las que se enfrentan personajes no históricos.

En cuanto al “sistema” de batallas, se repite siempre el mismo esquema: se enfrentan 1 vs 1 o en grupos y cada uno se dedica a ensalzar sus virtudes y destacar los errores del otro, y al final del video, preguntan al espectador quién gana, pues son ellos los que deciden.
Sobre el apartado histórico, en las letras tratan sobre todo los aspectos más “tópicos” de los personajes que todo el mundo conoce, que además suelen ir entremezclados con referencias a la cultura popular contemporánea.

De ejemplo tenemos a Juana de Arco, que dice que se le llame Katniss Everdeen (protagonista de la saga los Juegos del Hambre) o Al Capone, que llama Edward Kenway y Johnny Depp a Barbanegra, ambos piratas, uno del videojuego Assasins Creed IV y el otro de las películas de Piratas del Caribe. En cuanto al vestuario, en algunos casos toman referencias de películas o intentan que recuerden al de los retratos de los mismos.

Puede que no resalte especialmente en lo histórico, pero es interesante ver a personajes tan dispares “enfrentados”. Además, que el público haya pedido a tantos personajes históricos deja claro el interés de este por la Historia.

Algunas de las batallas de contenido histórico que nos podemos encontrar son:

 

Enlaces de interés

María Antonieta, Diario secreto de una Reina

Si en algo se caracterizan los historiadores es en ser extremadamente críticos con todas aquellas obras de ficción que pretenden retratar un personaje o momento histórico en particular. La crítica se centra principalmente en la falta de rigor, pero también en la ausencia, en muchos casos, de un especialista que aconseje respecto al contenido histórico de ese tipo de trabajos. Por ello, encontrar en una estantería obras como Maria Antonieta, Diario secreto de una Reina no deja de ser excepcional y muestra que el rigor histórico y los formatos audiovisuales, en este caso el libro ilustrado, no están reñidos, sino que, por el contario, se convierten en una combinación digna de admirar.

Benjamin Lacombe – autor e ilustrador de la obra – junto con Cécile Berly – consejera histórica – nos presentan a María Antonieta de Austria, esposa de Luis XVI y reina de Francia desde 1774 hasta 1793. Personaje histórico ampliamente conocido por su peculiar estilismo, debido a sus enormes pelucas y tocados, pero sobre todo a su trágica muerte, guillotinada en el transcurso de la Revolución Francesa. Mediante el formato propio del libro ilustrado, mezcla de imagen y texto, conoceremos a esta reina, acercándonos a ella por medio de su correspondencia privada y de un diario ficticio escrito de su puño y letra, pero sobre todo gracias a la reinterpretación que Lacombe realiza en sus ilustraciones de algunos de los retratos más conocidos de la soberana.

Además de recomendaros esta obra, a continuación os aportamos algo más de información acerca de los principales elementos que componen la misma.

Maria Antonieta, Diario de una Reina

Acordes de absolutismo: “Carolus Rex”

Una vez más, desde El Octavo Historiador os traemos una muestra de que la música es un arte que en muchas ocasiones bebe de la Historia, y de paso ayuda a que ésta llegue a mucha más gente. Gracias a ello, podemos disfrutar de estadios repletos de gente cantando a plena voz hechos históricos totalmente verídicos, pero con un ritmo que no recuerda para nada a las habituales clases de Historia del instituto o la universidad.

En esta ocasión, lo comprobamos por medio de una reseña crítica de Carolus Rex, uno de los temas más conocidos del grupo de metal sueco Sabaton.



Acordes de absolutismo. Carolus Rex

Celuloide e Historia del arte: “La joven de la perla”

Ficha técnica:

Título: “La joven de la perla” (“Girl with a Pearl Earring”)
Año: 2003
Duración: 96 minutos
País: Reino Unido
Director: Peter Webber
Reparto: Scarlett Johansson, Colin Firth, Tom Wilkinson, Judy Parfitt, Cillian Murphy…
Género: Drama

archivos_imagenes_carteles_l_La_joven_de_la_perla

Como bien sabemos -y en El Octavo Historiador nos referimos a menudo a ello-, el cine es un ámbito que bebe mucho de la Historia: personajes destacados, paisajes, ambientación, vestimentas, manifestaciones populares, etc. Normalmente, el Arte también tiene cierta presencia, y posiblemente uno de los máximos exponentes de ello sea “La joven de la perla”.

Esta película de Peter Webber, basada en la novela homónima de Tracy Chevalier, se centra en las figuras de Johannes Vermeer –uno de los más destacados pintores del siglo XVII, y una de las figuras más destacadas de la Historia del Arte holandesa y universal- y Griette, una joven que entra a su servicio. El pintor pronto se percata de la especial sensibilidad de la joven hacia su obra y, especialmente, de la importancia que en ella tiene el tratamiento de la luz. Desde entonces van estrechando su relación, que lleva a Griette a descubrir mucho más sobre el mundo de la pintura, y finalmente a ser la modelo de un cuadro que será conocido como “La joven de la perla”.

Buena muestra del peso del Arte en esta película es el detallado reflejo de cómo era el proceso de creación pictórica en aquella época, con la elaboración de los pigmentos o, sobre todo, el uso de la cámara oscura. Pero lo que más destaca es la recurrente presencia de obras de Johannes Vermeer, no como elemento dentro de una determinada escena, sino que es habitual que escenas que parecen casuales en realidad tengan idéntica composición que pinturas del maestro de Delft. Gracias a esto podemos hacernos una idea bastante fiel de cómo eran las vestimentas de la época o elementos muebles de las casas (hasta el mantel de la mesa del estudio del pintor es idéntico, pasando por diseño de las ventanas, los mapas colgados en la pared, las jarras de agua., etc.). Por lo tanto, la ambientación histórica de “La joven de la perla” es realmente buena, aun sin ser el objetivo principal de la película, más centrado en la obra de Vermeer y su obsesión por la luz y su tratamiento.


[Imagen extraída de google imágenes y filmaffinity.com]

Diversión con banderas: Black Sails

Cuando nos encontramos ante una producción audiovisual ambientada en algún momento del pasado, para cualquier aficionado a la Historia hay un sinfín de elementos y aspectos interesantes que le llaman la atención: un personaje determinado, algún elemento artístico, el reflejo de la mentalidad de un grupo social, expresiones de la religiosidad popular, etc. Pero  habitualmente pasan desapercibidos otros elementos que también tienen su importancia y que, en caso de que estén mal reflejados, dejan una nefasta impresión. Este es el caso, por ejemplo, del mundo de la vexilología; es decir, del estudio de las banderas. Seguramente nos resultaría chocante que en una serie o película de dentro de dos siglos inspirada en esta década apareciese una enseña con una esvástica en el Bundestag u otra con la hoz y el martillo en el Kremlin. Ello se debe a que las banderas son elementos con una indudable carga simbólica, y es por eso que es tan importante su correcta utilización en producciones basadas en la Historia.

Jack Rackham

Un ejemplo de ello lo vemos en Black Sails. En esta producción, concebida en parte como una precuela de la novela La isla del tesoro de R.L. Stevenson (dos de los principales protagonistas, el capitán Flint y John Silver, están sacados de ella), pero también como una serie inspirada en el mundo de la piratería en el Caribe de inicios del siglo XVIII, encontramos varios elementos vexilológicos interesantes. En ella se refleja, sobre todo, la importancia de la “Jolly Roger”, es decir, de la bandera pirata. Por un lado, en varios capítulos se muestra –de manera bastante acertada- cómo era izada o arriada durante la persecución de sus presas, con el fin de que se rindieran sin entablar combate. Aunque varias de las enseñas no son reales –pues no todos los personajes lo son-, otras si, como la de Jack Rackham, cuyo diseño fue obra personal suya. De hecho, el proceso de creación de esta conocida bandera con una calavera y dos espadas cruzadas aparece reflejado en la segunda temporada.

Asimismo, en Black Sails vemos la característica enseña española con la cruz de Borgoña, y también aparece en varias ocasiones la bandera británica, pero no la actual Union Jack, sino la bandera del Reino de Gran Bretaña, establecida en 1707 con la unión de Inglaterra y Escocia, y que se diferencia de la actual en la ausencia del aspa roja que representa a Irlanda. De hecho, elementos como estos nos ayudan a contextualizar temporalmente la acción aunque la fecha no se nos indique.

Por supuesto, los elementos vexilológicos también se pueden encontrar y analizar en muchas otras producciones, pero Black Sails, por su calidad y popularidad cada vez mayor, es un buen reflejo de ello.

Enlaces de interés:

Web de Black Sails