Archivo de la etiqueta: Guerra Civil

Libertarias: Mujeres en el frente

Ficha técnica:
Título: Libertarias
Producción: Sogetel / Lolafilms
Dirección: Vicente Aranda
Reparto: Ariadna Gil, Victoria Abril, Ana Belén, Jorge Sanz, Loles León, Miguel Bosé, Laura Maña, etc.
País: España
Año: 1996
Duración: 124 min.

76

Hace 21 años se estrenó una de las visiones más feministas que podemos encontrar en el amplio mundo del cine sobre la Guerra Civil española. En esta ocasión, Vicente Aranda nos traslada al comienzo del conflicto, con la figura de una novicia y de unas prostitutas que son forzadas a formar parte del movimiento libertario Mujeres Libres, formada por milicianas anarquistas. El conflicto armado acababa de comenzar y las fuerzas cenetistas comenzaban a hacerse fuertes en bastantes puntos, como es el caso de Barcelona, como bien se puede ver en la película.

En esta época tan convulsa que marcó a una España rota, dividida por los extremismos, se podía ver cómo en el bando republicano eran destruidos todos los elementos de poder que había en el momento. Esta es una imagen constante en el film, con la quema de conventos y monasterios, libros, obras de arte que se contenían en las iglesias, cruceros de las plazas o incluso documentación de los ayuntamientos, por no hablar de las muertes causadas en este ámbito. De hecho, puede verse incluso en el prostíbulo al comienzo de la película, donde las chicas se rebelan contra la madame del lugar al ser instigadas por las milicianas.

Con todo, el punto de interés está, sobre todo, en el tratamiento del papel de la mujer en el conflicto. Al principio se muestra cómo el movimiento anarquista pretendía la igualdad absoluta entre todas las personas, independientemente de su sexo. Ello conlleva a la inclusión de la mujer en la lucha armada en el frente. Sin embargo, con la aparición y propagación de enfermedades de transmisión sexual, se da un paso atrás, ordenando su desaparición en combate y relegándolas a una participación más sumisa que se entendía más propia de una chica. Esta es la explicación que se le da en el film, aunque en la realidad fue motivado más bien por la falta de preparación militar. Sin embargo, esta decisión llegó a crear conflictos internos entre los combatientes, demostrando que la mujer luchaba tanto contra el fascismo como contra el machismo existente entre sus propias filas.

A esto hay que sumarle otro motivo de disputa, bien reflejada en Libertarias, que fue la necesidad de militarizar al pueblo para crear el posterior Ejército Popular, debido a que las milicias existentes estaban desordenadas y sin formación. Los milicianos anarquistas se oponían a esta idea, ya que no reconocían la existencia de mandos de poder al ser cada soldado un igual. Esto conlleva a intensos debates en los que finalmente prevalece la necesidad de ganar el conflicto.

Finalmente, hay que tener en cuenta que es una película de mediados de los años 90 y cuyo propósito es la de no olvidar lo que ocurrió 60 años antes. Por ello, es importante entender las diferentes representaciones cinematográficas sobre esta temática como material sensible que tiende en gran medida a la subjetividad. De hecho, esto aún puede verse a día de hoy, como en el caso de la película Gernika.


[Imágenes extraídas de http://www.elmundo.es y de http://www.filmaffinity.com]

Anuncios

Gernika, símbolo de una guerra

Ficha Ténica:
Título: Gernika
Año: 2016
Productora: Pecado Films / Travis Producciones / Sayaka Producciones / Gernika The Movie
Director: Koldo Serra
Guionistas: José Alba, Carlos Clavijo Cobos, Barney Cohen
Reparto: María Valverde, James D’Arcy, Jack Davenport, Burn Gorman, etc.
Duración: 125 min

2.jpg

El director bilbaíno Koldo Serra nos traslada a uno de los acontecimientos que se convirtió en icono de la Guerra Civil: el bombardeo de Guernica. Este suceso marcaría además un impacto importante a nivel global, ya que fue un ataque directo a la población civil en un día tranquilo de mercado.

Nos situamos, por tanto, a finales de abril de 1937 en la ciudad de Bilbao, controlada por el bando republicano. Euskadi siempre fue un territorio clave debido a su gran fuerza industrial, aunque este aspecto solo se comenta de forma superficial. En cambio, han preferido contar otro elemento clave que se puede trasladar casi a cualquier guerra: Los gabinetes oficiales de prensa, los reporteros de guerra internacionales y la censura de la información.

Es así como conocemos a los protagonistas. Por un lado tenemos al periodista Henry, que se inspira en el reportero George Steer. Este corresponsal británico (aunque en la película es americano) fue clave para internacionalizar el suceso de un bombardeo masivo a una población civil, causando una gran convulsión al afirmar que el ataque fue realizado por aviación alemana que apoyaba al bando nacional. Su crónica se publicó primero en los prestigiosos diarios The Times y The New York Times, británico y estadounidense respectivamente, pero fue traducido para dar la vuelta al mundo. Finalmente, fue Picasso quien convirtió en símbolo a esta localidad, al pintar su famoso cuadro tras conocer los hechos.

Por otro lado tenemos a Teresa, que trabaja en el gabinete de prensa del bando republicano. Se define a sí misma como demócrata, soñadora y feminista (aunque este término no lo llega a mencionar, sólo sus ideales). Su trabajo consiste en que los periodistas tengan los medios necesarios para que puedan cubrir lo que ahí ocurre, llegando incluso a regalar una cámara a una fotógrafa que perdió la suya. También hace de censora, revisando los artículos que pretenden publicar y rechazando aquellos que puedan hacer peligrar la situación de las tropas en el frente.

En su conjunto, la obra cinematográfica destaca por su magnífica ambientación histórica, pulida al detalle. Desde la arquitectura, el vestuario o las armas hasta el abundante cartelería de la guerra que aparece en las calles. Del mismo modo se consultó a algunos de los supervivientes del ataque, llegando a incluir diversas escenas sacadas de sus testimonios. Ejemplo de ellos es el trato que recibían partidarios del bando golpista en el mercado del pueblo, e incluso dentro de los refugios durante los bombardeos.

Por último, sí cabe destacar el poder exagerado que se les da a los soviéticos en el lugar, llegando a ser uno de los “malos de la película” al estilo más clásico del mismo. Esta es una costumbre muy común que, una vez más, se sigue manteniendo. Sí es cierto que la Guerra Civil española fue un campo de pruebas de los dos bandos enfrentados en la posterior II Guerra Mundial, y eso se muestra, por ejemplo, con el uso de bombas incendiarias por parte de los alemanes e italianos sobre población civil, como se comentaba antes.


[Imágenes extraídas de http://www.filmaffinity.com y de http://www.cinetelia.com%5D

Efeméride del Mes (Parte 2): El cómic y la Guerra Civil

En julio de 1936 comienza la Guerra Civil Española. Entre el 17 y 23 de ese mismo mes tiene lugar un golpe de estado militar que pretendía derrocar el gobierno de la Segunda República. Tras su fracaso se inicia un período de casi tres años de guerra que no solo darían pie al establecimiento de una dictadura, sino que serviría de preámbulo para la Segunda Guerra Mundial.

Como ya vimos en un artículo anterior, estos sucesos supusieron un gran impacto, no solo a nivel histórico, sino también a nivel cultural, lo cual supuso la creación de numerosas películas que o bien narran sucesos reales o bien emplean este contexto como trasfondo de su historia.

Por su parte, la Guerra Civil Española tiene también una estrecha relación con el medio del cómic. Por una parte nos encontramos con las obras de temática bélica producidas durante el conflicto a modo de propaganda y entretenimiento, así como los relatos posteriores a la misma, desde el franquismo hasta la actualidad. Dentro de estas últimas podemos destacar el monumental 36-39 Malos tiempos de Carlos Giménez o Un Largo Silencio de Miguel Gallardo.

La importancia de esta relación ha provocado la convocatoria en la ciudad francesa de Angulema de un congreso internacional bajo el título “Guerre Civile Espagnole et Bande Dessinée” el cual tendrá lugar entre los días 16 y 18 de Noviembre en el Musée de la bande desinée d’Angoulême.En este congreso, divulgadores franceses y españoles tratarán problemáticas acerca de la representación de la Guerra Civil en el cómic, tanto en aquellas obras realizadas durante el conflicto, como posteriormente en el franquismo y  tras él.

Entre los participantes españoles podemos destacar al divulgador Álvaro Pons, al divulgador y autor Antonio Altarriba o al historiador Antonio Martin.

Podéis encontrar toda la información sobre el congreso en su página web

Por último, os recomendamos tres artículos acerca de cómic que podeis leer para acercaros a este período de nuestra historia:

 


[Imagen extraída de fancueva.com]

 

 

Efeméride del Mes: 18 de julio, el amanecer de una Guerra

Hay una gran cantidad de momentos que han marcado nuestra Historia y nuestra sociedad. En el caso español, está claro que uno de ellos es el estallido de la Guerra Civil, un cruento conflicto con una constante presencia en el mundo audiovisual desde el mismo momento de su inicio.

Desde el Protectorado de Marruecos, las primeras fuerzas sublevadas iniciaron el golpe militar el 17 de julio de 1936. Sin embargo, la fecha que habitualmente se considera como inicio de la Guerra es la del 18 de julio, cuando por toda España se extendieron los levantamientos de parte del Ejército contra el gobierno del Frente Popular. Aunque los golpistas no lograron hacerse con el control de todo el territorio, tampoco el Gobierno consiguió acabar con la sublevación, de modo que se inició un conflicto que se extendería hasta el 1 de abril de 1939, y que dividiría España en dos bandos: el nacional, sublevado o rebelde (dirigido por el Ejército, y con el apoyo de las derechas, incluyendo a tradicionalistas y Falange) y el republicano (esencialmente izquierdista, donde destacaban socialistas de diversas tendencias, comunistas o anarquistas). Tras casi tres años de enfrentamientos, la Guerra Civil concluyó con el asentamiento de un régimen dictatorial encabezado por el general Francisco Franco, que se prolongaría hasta 1975, pero que fue tomando cuerpo ya desde inicios de la contienda.

Durante la época franquista, el 18 de julio pasó a ser fiesta nacional; era la conmemoración del “Alzamiento Nacional” frente a  los enemigos de la Patria, tal y como los entendía el nuevo Régimen. Pero además de desfiles y demás actos públicos, el Franquismo optó por vincularlo a medidas de corte más social, como fue la creación de una segunda paga extraordinaria a todos los trabajadores, que se abonaría en esa fecha, pasando a ser popularmente conocida como “paga del 18 de julio”, que se sumaba a la creada pocos años antes con motivo de las Navidades.

El mundo del audiovisual ha tratado este conflicto desde diversas perspectivas ya desde el mismo inicio de la Guerra Civil, y hasta la actualidad. Ingentes cantidades de películas se han ambientado en estos hechos (“Raza”, “Rojo y Negro”, “Tierra y Libertad”, “Dragón Rapide”, “Libertarias”, “13 Rosas”, “La Vaquilla” y un largo etcétera), así como series de televisión, cómics, videojuegos, etc. Y muchos de ellos haciendo referencia concreta a la fecha protagonista de esta Efeméride del Mes, uno de esos días que tanto acaban significando en la Historia.

Cave idus martias

En los idus de marzo del año 44 a.C. fue asesinado en Roma el dictador y general romano Julio César (Gaius Iulius Caesar). Este magnicidio fue el resultado de una serie de acontecimientos que situaron al famoso militar romano a la cabeza de la República.

Tras el fracaso del triunvirato entre Cesar, Pompeyo y Craso, se produjo una guerra civil que se saldó con la victoria del primero y la muerte del segundo. Por tanto, Cayo Julio César quedó establecido como el hombre más poderoso de Roma, principalmente gracias al apoyo de una parte importante de las legiones.

Como máxima figura de autoridad, obtuvo honores y privilegios, le fue concedida la tribunicia potestas, además de ser nombrado dictador perpetuo. Todo esto sumado a su fuerza militar, le convertía en un poder autocrático de facto que, cada vez más, iba ganando respaldo jurídico.

Para evitar que siguiese creciendo en poder y acabar con su gobierno, un grupo de unos 60 senadores formaron una conspiración y se autodenominaron como “Liberatores”. El 15 de marzo del 44 a.C. convocaron a César al Senado para leerle una petición. Tras separarlo de Marco Antonio y de su propia guardia, le llevaron al Teatro de Pompeyo y le asesinaron.

Hay diversas versiones acerca de su muerte y sus últimas palabras dedicadas a su hijo Marco Junio Bruto. Lo que si sabemos con claridad es que, tras el magnicidio, Octavio Augusto (Gaius Iulius Caesar Octavianus), Marco Antonio y Lépido formaron otro triunvirato, persiguieron y asesinaron a los principales miembros del complot. No obstante, tras el fin de esta guerra, comenzará otra más, entre Octavio y Antonio, para hacerse con el control del estado romano. Guerra que finalizará con la batalla de Actium del 31 a.C. y de la que Octavio Augusto emergerá como vencedor.

En la cultura audiovisual este periodo de guerras civiles ha sido muy retratado, en medios diversos. Se han realizado varias miniseries sobre la etapa, como es el ejemplo de “Imperio” o “Julio Cesar” de 6 y 2 episodios respectivamente. También en el cine ha hecho su aparición el magnicidio, como podemos ver en la película “Julio Cesar”, de 1953, dirigida por Joseph Mankiewicz. Se hace también alguna referencia en la película de animación “Las doce pruebas de Astérix”, en la que podemos ver a Bruto jugando con un cuchillo y a César diciéndole: “Deja de jugar con ese cuchillo, podrías herir a alguien”. No obstante, el retrato más extenso de estos acontecimientos nos lo da la serie “Roma”, la cual abarca desde el final de la guerra de las Galias, hasta la victoria de Augusto en Actium.

1345215636_072932_1345218752_noticia_normal
Ciarán Hinds como Julio César en la serie de la HBO Roma (Imagen extraída de http://cultura.elpais.com/cultura/2012/08/17/television/1345215636_072932.html)

 

Los girasoles ciegos: secretos de familia

Ficha técnica:

Título: Los girasoles ciegos
Producción: Sogecine; Produccións A Modiño; E.O.P.C, y Producciones Labarouta
Dirección: José Luis Cuerda
Reparto: Maribel Verdú, Javier Cámara, Raúl Arévalo, Irene Escolar, Martiño Rivas.
País: España
Año: 2008
Duración: 95 min
Otras adaptaciones: La película surge de la novela “Los girasoles ciegos” de Alberto Méndez, publicada en 2004 por la Editorial Anagrama.

2

José Luis Cuerda nos trajo hace pocos años una nueva película ambientada en los años de la posguerra española, concretamente en 1940 en la ciudad de Ourense. Será en este marco donde podremos vivir el drama de una familia rota por la Guerra Civil que debe ocultar a toda costa sus ideales, tanto políticos como artísticos, para no ser denunciados por la policía.

Ricardo (Javier Cámara) es el padre de familia y lleva desde el inicio del conflicto encerrado en su casa fingiendo haber muerto. En varias escenas del film debe esconderse en un agujero secreto detrás de un armario, donde oculta también una importante colección de libros prohibidos, para no ser descubierto. Entretanto, su mujer Elena (Maribel Verdú) debe mostrarse de puertas para fuera como una mujer viuda fiel a la situación vencedora. Es entonces cuando se fija en ella el diácono Salvador (Raúl Arévalo), que es enviado a impartir clases a un colegio tras haber luchado en la guerra. Comienza así su lucha interna entre seguir los designios de la Iglesia o dejarse llevar por la tentación carnal que supone la “viuda”. Finalmente, en un plano paralelo más secundario, vemos cómo Elenita (Irene Escolar), hija mayor de la familia, debe huir a América atravesando clandestinamente Portugal junto a su novio Lalo (Martiño Rivas), poeta comunista en busca y captura.

El casco histórico de la ciudad ourensana fue clave para transportarnos a esta época, siendo un escenario ideal en el que no sólo influyó la arquitectura, sino también los negocios. Además, formaron parte de la mezcla diversas profesiones propias del momento que se ejercían en la calle, como podían ser la del sereno o la del afilador, oficio tradicional de este lugar. Por último, vemos la importancia de los detalles, desde los objetos cotidianos al vestuario, que hacen que la recreación histórica sea completa.

Por último, es destacable la descripción social, marcada tanto por el miedo a la policía como, sobre todo, a los vecinos que te podían denunciar por comportamientos extraños. Este es sin duda el mayor protagonista de la película, ante los desesperados intentos de la familia por proteger su secreto.

Enlaces de interés:

Página oficial de la película

Ficha en Filmaffinity


[Imágenes extraídas de filmaffinity y del DVD]