Archivo de la etiqueta: cómic

Breve Historia del Cómic de Gerardo Vilches

Ficha técnica:

Título: Breve Historia del Cómic
Autor: Gerardo Vilches
Año: 2014
Editorial: Nowtilus
Colección: Breve Historia

portadabhcomic

Breve Historia del Cómic es un libro escrito por el historiador y divulgador de cómic Gerardo Vilches, publicado por Nowtilus dentro de la colección Breve Historia. En ella, Vilches condensa en unas escasas 300 páginas los más de 100 años de historia de este medio, desde sus inicios con pioneros como el suizo Rodolphe Töpffer y el origen de las tiras de prensa hasta las corrientes contemporáneas.

El grueso del libro se centra, como es natural, en las tres principales tradiciones de la historieta -el cómic americano, la historieta franco-belga y el manga japonés- cuya continuidad sirve como guía cronológica para estructurar el desarrollo de la obra. A pesar de esto, Vilches no deja de lado otras tradiciones de menor calibre como la historieta española, la latinoamericana o el fumetti italiano, las cuales resultan de gran interés a pesar de su discontinuidad en el tiempo  y su menor impacto en panorama internacional.

De este modo, uno de los elementos más destacables de este libro es su estructura. En obras anteriores de esta misma temática, producidas en contextos occidentales, se puede apreciar la tendencia a construir el discurso únicamente en base a las tradiciones americanas y franco-belga, relegando el manga a algún capítulo final, situándolo injustamente entre lo anecdótico y lo “vanguardista”. Si bien esta visión en obras previas es compresible, debido al corto recorrido del cómic japonés en los mercados occidentales, Vilches enmienda este error desarrollando conjuntamente la cronología de las tres tradiciones, colocando además en sus debidos momentos los elementos pertinentes de las tradiciones menores.

Esta estructura consolida una visión global del medio y permite percibir paralelos evolutivos entre las tres industrias que de otro modo pasarían desapercibidos más fácilmente. Como ejemplo de estos paralelismos podemos destacar el cambio de concepción de la historieta que entre la década de los 60 y de los 70 deja de ser considerado un medio de entretenimiento meramente infantil para dar paso a temáticas más adultas debido, entre otros factores, a la aparición del comix underground en Norteamérica, el surgimiento del colectivo Les Humanoïdes Associés en Francia y la popularización en Japón de la corriente Gekiga (lit. Dibujos dramáticos) que, si bien surge a finales de los 50, no será hasta la década siguiente cuando se asiente de forma definitiva.

Como complemento, el libro incluye un anexo en el que Vilches recomienda un total de 100 lecturas de carácter enormemente variado con las que conforma una sobresaliente panorámica del medio que puede resultar de gran utilidad tanto para los recién llegados como para los ya iniciados que buscan ampliar fronteras.

Enlaces de interés:

Breve Historia del cómic en Nowtilus.com

The Watcher and the Tower, el blog de Gerardo Vilches


[Imagen extraída de Nowtilus.com]

Louis Riel. Un cómic biográfico

Ficha técnica:

Título: Louis Riel. Un cómic biográfico
Título original: Louis Riel. A comic-strip biography
Autor: Chester Brown
Editorial:Drawn and Quarterly
Editorial en España: La cúpula
Publicación original: 1999-2003

louisriel_02

Chester Brown es un dibujante canadiense ampliamente reconocido por sus obras autobiográficas como El Playboy (1992), Nunca me has gustado (1994) o Pagando por ello (2011). A pesar de que la mayoría de su producción bebe a nivel estilístico y temático del underground más crumbiano, Brown ha sabido cultivar otras materias como la historia o la religión.

En Louis Riel, Un cómic biográfico, Brown narra la historia de este político canadiense que durante la segunda mitad del siglo XIX se opuso a los intereses coloniales y económicos que acosaban a los habitantes de Red River.

La obra recorre la vida de Riel a lo largo de sus acciones políticas y revolucionarias a la cabeza de los mestizos francófonos cuyos derechos se veían duramente limitados en comparación con las poblaciones anglófonas de las colonias británicas de Canadá. Además, también trata en profundidad el exilio en los Estados Unidos de Riel y los problemas psicológicos que este desarrolla, llegando a considerarse a sí mismo un profeta enviado para liderar a su pueblo.

Los principales eventos históricos que encontramos en la obra son las dos rebeliones que Riel lideró, la de Red River y la de Saskatchwan, así como la conformación de la provincia de Manitoba y su inclusión en la Confederación de Canadá.

El verdadero valor de esta obra es el modo que tiene Brown de construirla. Decide alejarse de los típicos cómics históricos que recuperan héroes locales con un marcado carácter nacionalista e, incluso, sentimentalista para relatar únicamente aquello que su estudio de la figura de Riel le ha permitido constatar, prescindiendo de manera casi absoluta de los elementos de ficción que suelen embellecer este tipo de obras.

Pero su carácter académico no termina ahí. Brown incluye un considerable anexo con notas acerca de su obra, empleándolo para justificar la forma que tiene de narrar los eventos o explicando las escasas ficciones que incluye en su libro. También incluye un anexo bibliográfico en el que aporta los materiales que consultó para conformar su cómic.

Si bien  existen otras obras que procuran evitar la ficción o que incluyen notas y bibliografía para completar los contextos en las que se desenvuelven, difícilmente son comparables con el trabajo realizado por Chester Brown en su Louis Riel.  De este modo, nos acerca de forma veraz a la historia colonial de Canadá mediante el uso de la narración gráfica, pero empleando también los recursos y los elementos formales de la investigación histórica, conformando un verdadero ensayo en cómic.

 

Enlaces de interés

Reseña de Louis Riel en Entrecomics por El tío Berni

Reseña de Louis Riel en Historia y cómics por David Fernández

Louis Riel en el Dictionay of Canadien Biography


[Imágenes extraídas de LaCupula.com y Goodokbad.com]

Sayonara, Sorcier: La historia de Theo y Vincent van Gogh

Ficha técnica:
Título: Sayonara, Sorcier
Autor: Hozumi
Editorial: Shogakukan
Editorial en España: Milky Way Ediciones
Año: 2013
Volúmenes: 2

Imagen1.png

Sayonara, Sorcier nos trae una interesante interpretación de la relación entre los hermanos Vincent y Theodorus van Gogh. Así, se nos traslada al ambiente parisino de 1885, donde Theo trabaja como marchante de arte en la prestigiosa sede de la galería Goupil & Cie. Su figura es la de un personaje altamente carismático, resuelto a enfrentarse a la Academia y a apreciar el verdadero valor de los pintores rechazados por la misma, fomentando el auge incipiente del impresionismo, que hasta entonces se encontraba recluido en las tabernas de Montmartre. Resulta curioso que, por una vez, se le dé tanto protagonismo al que fue el gran instigador y benefactor de Vincent van Gogh, alabando así su importante labor en el cambio de mentalidad de la época, donde solo triunfaba lo académico.

De este modo, el autor nos presenta distintos artistas marginados de la época, como Henri de Toulouse-Lautrec, Gauguin y el propio Vincent. Paralelamente, va mostrando algunas de sus obras más celebres a lo largo del manga, especialmente de este último. También hace lo propio con aquellos artistas que siguen los cánones establecidos, como Jean-Léon Gérôme, que se nos presenta como rival de Theo.

Es importante señalar además la gran traducción de Salomón Doncel Moriano-Urbano para Milky Way Ediciones, ya que, en todo momento, acompaña el texto con notas explicativas que muestran detalles de los artistas, de sus obras o de los edificios y lugares emblemáticos que van apareciendo a lo largo del relato. Todo ello permite al lector tener una comprensión más global y real del momento tratado.

La contrapartida al realismo mostrado en la obra la vemos en el propio personaje de Vincent Van Gogh, ya que se le muestra como una persona alegre, incapaz de sentir tristeza ni maldad e inocente en exceso. De hecho, es asesinado por un ladrón el día antes de presentar una exposición que aguardaba con ansias. A raíz de su muerte prematura, Theo decide reescribir la historia de su hermano para convertirle en una víctima de su propia existencia, melancólico, inadaptado y con tendencias suicidas. Incluso convence a Gauguin para que mienta al decir que se cortó un trozo de oreja tras una de sus visitas. De este modo consigue que la gente se interese por su amplia obra, unida a la vida de un pintor trágico que resultaba más interesante. Todo ello lo apoya con la redacción de centenares de cartas que finge haber tenido con él.

A pesar de esto último, que no deja de ser una interpretación libre del autor de cómo pudo haber sido la realidad, la obra muestra de forma fiel una época marcada por la ruptura emocional contra el arte académico, donde se pretende acercar las obras a todo el mundo y no solo a una élite. Cambian de este modo también los temas, transformando los retratos de aristócratas y las escenas mitológicas en retratos populares de burdeles y cafeterías, bodegones sencillos y paisajes diarios que nunca se habían visto representados en un lienzo.


[Imágenes extraídas de http://ramenparados.com y http://milkywayediciones.com]

Efeméride del Mes (Parte 2): El cómic y la Guerra Civil

En julio de 1936 comienza la Guerra Civil Española. Entre el 17 y 23 de ese mismo mes tiene lugar un golpe de estado militar que pretendía derrocar el gobierno de la Segunda República. Tras su fracaso se inicia un período de casi tres años de guerra que no solo darían pie al establecimiento de una dictadura, sino que serviría de preámbulo para la Segunda Guerra Mundial.

Como ya vimos en un artículo anterior, estos sucesos supusieron un gran impacto, no solo a nivel histórico, sino también a nivel cultural, lo cual supuso la creación de numerosas películas que o bien narran sucesos reales o bien emplean este contexto como trasfondo de su historia.

Por su parte, la Guerra Civil Española tiene también una estrecha relación con el medio del cómic. Por una parte nos encontramos con las obras de temática bélica producidas durante el conflicto a modo de propaganda y entretenimiento, así como los relatos posteriores a la misma, desde el franquismo hasta la actualidad. Dentro de estas últimas podemos destacar el monumental 36-39 Malos tiempos de Carlos Giménez o Un Largo Silencio de Miguel Gallardo.

La importancia de esta relación ha provocado la convocatoria en la ciudad francesa de Angulema de un congreso internacional bajo el título “Guerre Civile Espagnole et Bande Dessinée” el cual tendrá lugar entre los días 16 y 18 de Noviembre en el Musée de la bande desinée d’Angoulême.En este congreso, divulgadores franceses y españoles tratarán problemáticas acerca de la representación de la Guerra Civil en el cómic, tanto en aquellas obras realizadas durante el conflicto, como posteriormente en el franquismo y  tras él.

Entre los participantes españoles podemos destacar al divulgador Álvaro Pons, al divulgador y autor Antonio Altarriba o al historiador Antonio Martin.

Podéis encontrar toda la información sobre el congreso en su página web

Por último, os recomendamos tres artículos acerca de cómic que podeis leer para acercaros a este período de nuestra historia:

 


[Imagen extraída de fancueva.com]

 

 

Efeméride del Mes: 18 de julio, el amanecer de una Guerra

Hay una gran cantidad de momentos que han marcado nuestra Historia y nuestra sociedad. En el caso español, está claro que uno de ellos es el estallido de la Guerra Civil, un cruento conflicto con una constante presencia en el mundo audiovisual desde el mismo momento de su inicio.

Desde el Protectorado de Marruecos, las primeras fuerzas sublevadas iniciaron el golpe militar el 17 de julio de 1936. Sin embargo, la fecha que habitualmente se considera como inicio de la Guerra es la del 18 de julio, cuando por toda España se extendieron los levantamientos de parte del Ejército contra el gobierno del Frente Popular. Aunque los golpistas no lograron hacerse con el control de todo el territorio, tampoco el Gobierno consiguió acabar con la sublevación, de modo que se inició un conflicto que se extendería hasta el 1 de abril de 1939, y que dividiría España en dos bandos: el nacional, sublevado o rebelde (dirigido por el Ejército, y con el apoyo de las derechas, incluyendo a tradicionalistas y Falange) y el republicano (esencialmente izquierdista, donde destacaban socialistas de diversas tendencias, comunistas o anarquistas). Tras casi tres años de enfrentamientos, la Guerra Civil concluyó con el asentamiento de un régimen dictatorial encabezado por el general Francisco Franco, que se prolongaría hasta 1975, pero que fue tomando cuerpo ya desde inicios de la contienda.

Durante la época franquista, el 18 de julio pasó a ser fiesta nacional; era la conmemoración del “Alzamiento Nacional” frente a  los enemigos de la Patria, tal y como los entendía el nuevo Régimen. Pero además de desfiles y demás actos públicos, el Franquismo optó por vincularlo a medidas de corte más social, como fue la creación de una segunda paga extraordinaria a todos los trabajadores, que se abonaría en esa fecha, pasando a ser popularmente conocida como “paga del 18 de julio”, que se sumaba a la creada pocos años antes con motivo de las Navidades.

El mundo del audiovisual ha tratado este conflicto desde diversas perspectivas ya desde el mismo inicio de la Guerra Civil, y hasta la actualidad. Ingentes cantidades de películas se han ambientado en estos hechos (“Raza”, “Rojo y Negro”, “Tierra y Libertad”, “Dragón Rapide”, “Libertarias”, “13 Rosas”, “La Vaquilla” y un largo etcétera), así como series de televisión, cómics, videojuegos, etc. Y muchos de ellos haciendo referencia concreta a la fecha protagonista de esta Efeméride del Mes, uno de esos días que tanto acaban significando en la Historia.

Otras princesas: Frida Kahlo

150901191547_antiprincesas_frida_portada_624x624

El día 6 de este mes se celebró el 109 aniversario del nacimiento de la artista mejicana Frida Kahlo. Esta artista goza de gran fama, no sólo por sus cuadros, sino también por sus reivindicaciones feministas y sobre la belleza femenina. En la red es muy conocida precisamente por esto último.

Hace poco la editorial Maime Mujer, una editorial española a favor del feminismo, decidió publicar dos colecciones tituladas: Otras Princesas y Otros Héroes. Estas colecciones pretenden mostrar a los niños otro tipo de cuentos diferentes a los típicos de príncipes y princesas, con roles muy marcados. Entre los ejemplares publicados se encuentran Violeta Parra, Julio Cortázar y Frida Kahlo.

antiprincesas_frida_kahlo1
El libro presenta de forma concisa la biografía de Frida, mostrando sus inicios como artista y las circunstancias que le llevaron a ello, con diferentes ilustraciones y pequeños cuadros o bocadillos contando la situación. Junto a todo ello, también se muestran pequeños cuadros de texto con curiosidades acerca de amigos y familiares de la artista, detalles de su vida o parte de la historia de su país, así como definiciones que pueden resultar útiles para entender su estilo de pintura.

No sólo es importante este tipo de publicaciones por su divulgación académica, sino además para acercar la historia del arte y otros temas a niños o adolescentes. Estos libros presentan la información de forma sencilla y ofrecen a mayores actividades, por lo que son muy interactivos.

Es, por lo tanto, recomendable para el ámbito académico, pues los profesores pueden utilizarlos como material didáctico para impartir las clases específicas y servirían además de apoyo a los libros de texto.


[Imágenes extraídas de: ichef.bbci.co.uk1.bp.blogspot.com]

Os Barbanzóns

Os Barbanzóns es una serie de cómics creados por el dibujante y guionista Pepe Carreiro, también conocido por sus viñetas humorísticas de prensa o, más recientemente, por la serie de libros infantiles “Os Bolechas”, los cuales tienen diferentes shows en vivo y televisión en CRTVG (Canal de Radio y Televisión de Galicia).

Esta serie de cuatro álbumes, publicados por la Editorial Toxo Soutos, relata las divertidas e “históricas” aventuras de un grupo de castreños, os Barbanzóns, que viven en el pequeño castro costero de Baroña (A Coruña, Galicia) durante la Edad del Hierro, acosados por el inminente final de la prehistoria (cómic “En el ocaso de la Prehistoria”) y la llegada de los romanos.

Los personajes son <<cómicos, sarcásticos y paródicos>>, tal y como afirma el autor, acercando la historia de Galicia a los más pequeños (y no tan pequeños). Los protagonistas reciben quizás este nombre por la cercanía de O Barbanza, una comarca donde se desarrollan diversos estudios arqueológicos sobre la prehistoria y protohistoria, y donde se encuentra el castro de O Neixón, también mencionado en estas historietas.

Tanto las historias como los personajes tienen tintes de actualidad, que podemos ver en pequeños detalles como pósters y mapas colgados en las paredes, la presencia de vestimentas actuales o estampadas, peinados de cresta, etc. Sin embargo, representan iconográficamente de forma correcta algunos aspectos de la vida en los castros de la Edad del Hierro, como armas (puñales de antenas),  elementos arquitectónicos o constructivos, elementos estatuarios o artísticos; u otros aspectos de esta etapa como el comercio y la importancia del estaño, intercambios culturales, sociales y económicos con otros pueblos y lugares, como los fenicios, las islas británicas, otros castros como el Fazouro u O Neixón, etc. Por ejemplo, en el volumen “En el ocaso de la prehistoria” viajan en un crucero a Irlanda, lugar de nacimiento de una de las vecinas del castro, la cual fue raptada años atrás en una incursión o saqueo, y que es ahora la mujer del jefe de la aldea.

La representación del poblado es típica y simple, pues casi todas las casas son de planta redonda sencilla, con una pequeña puerta de entrada en los muros de piedra, y una cubierta de madera y paja. Este tipo de representación es la más conocida tras las diversas recreaciones realizadas por todo el noroeste de la península, así como por los múltiples dibujos y recreaciones virtuales, utilizados, sobretodo como recurso educativo. De todos modos, este tipo de viviendas no eran las únicas, ya que existen diferentes tipos de plantas y cubiertas, y otros modelos constructivos en todo el norte peninsular.

El poblado también muestra elementos que podemos observar en muchos de los castros de la península. Se puede apreciar cómo aprovechan el terreno para la construcción del poblado, dotándolo sólo de defensas (murallas pétreas) en la zona donde el terreno no ofrece defensas naturales, como pueden ser en este caso los acantilados o fuertes pendientes. Muchos castros se dividían en varias terrazas, y así lo hacen ver en este, que a mayores las divide con otra muralla interior.

En general el poblado se encuentra muy bien representado, pues es casi un calco de la maqueta que podemos encontrar en el Centro de Interpretación del Castro de Baroña.

Otros elementos que merecen nuestra atención son los petroglifos (grabados en piedra), pues este tipo de arte se encuentra presente en todo el mundo, con muy diversas interpretaciones, pues podrían ser delimitadores o marcadores del paisaje y del territorio, o simples representaciones de animales y objetos, etc. A pesar de que los petroglifos del noroeste penínsular son de la Edad del Bronce (en su mayoría), siguieron presentes en el paisaje por lo que en épocas posteriores fueron y son reconocidos por los pueblos cercanos, como es el caso de Os Barbanzóns, que reconocen el petroglifo de Riveira, una gran piedra ovalada que muestra la representación de dos ciervos de seis patas. Pero no son los petroglifos el único elemento que se puede observar en estos cómics, pues podemos ver dos estatuas de guerrero protegiendo la entrada del poblado. Este tipo de tallas son muy habituales en todo el noroeste durante esta época, en zonas más al sur del interior gallego. Algunos historiadores creen que su función sería la de vigilar y/o proteger los poblados y/o sus territorios.  Otro elemento protector que encontramos son las cabezas colocadas en los muros de las casas a ambos lados de las puertas, también encontradas en muchos yacimientos de esta cronología, pudiendo ser esa su función. También podrían colocar otros elementos como rosetas, trisqueles, tetrasqueles, etc, en los marcos superiores de las puertas, pero en el caso de estos cómics, sólo aparecen en la casa del jefe, colocado en el tejado de paja. Esta casa puede reconocerse además por el color rojo de sus paredes. Esta coloración no sería algo extraño en muros de adobe, aunque en este caso se represente, no muy acertadamente, sobre un muro de piedra.

Los elementos metálicos tienen una gran importancia en esta época, y aparecen representados aquí mediante las joyas y armas que portan los personajes. El personaje de Bar, por ejemplo, lleva en su cuello un torque, un collar abierto muy común de esta cultura. Pero no es el único que lleva las joyas típicas, pues casi todas las mujeres, a excepción de Guinness (la mujer irlandesa), llevan los pendientes de arracadas, o incluso collares y brazaletes.

En definitiva y tal y como se ha mencionado antes, esta colección utiliza elementos históricos, en este caso de la Edad del Hierro del noroeste peninsular, para narrar las aventuras de este grupo. Es una obra recomendable para casi cualquier edad, pudiendo utilizarse en el ámbito escolar como un primer acercamiento para niños de primaria o de la ESO, aunque tampoco debe descartarse su uso como material didáctico en educación superior. No obstante, debe quedar claro que a pesar de estar ambientada en un poblado de la Edad del Hierro, los hechos que ocurren a lo largo de esta serie no están basados en hechos reales, y no son por lo tanto históricos. El autor simplemente decidió utilizar este contexto para ambientar su obra.



Imágenes extraídas de www.turismo.gal