La serie Tut: Un análisis crítico

Esta vez, nos adentraremos en una de las dinastías significativas de la historia del antiguo Egipto a través del análisis crítico de la miniserie Tut (Tutankamón, en España).

Partiendo de cada capítulo y de sus personajes, descubriremos el contexto histórico de este momento y viajaremos al antiguo Egipto para conocer más de cerca su cultura y el papel del “faraón niño” en una etapa enigmática y llena de incertidumbre en la historia de Egipto.

                                         La serie Tut: Un análisis crítico


[Imagen extraída de http://www.thestar.com]

Anuncios

Pirates: Pornografía e Historia [Inocentada]

Con motivo de los Santos Inocentes (28 de Diciembre), preparamos esta entrada para divertirnos (y divertiros) un poco. En ella hay mucha ficción, pero también algunas verdades que quedan señaladas así. Esperamos que la hayais disfrutado.

Esta entrada  ha recibido 105 visitas en un solo día, convirtiendose en la 5ª más visitada de El Octavo Historiador. Además, ha generado un importante pico en el flujo de visitas de nuestra web. Para que os hagáis una idea:

estadistica

Con esto nos ha quedado claro que a la gente le gusta la historia, pero “otras cosas” les gustan más.


 

Pirates-2005-DVDRip

Al igual que en los diferentes medios, la historia juega también un papel importante en la industria del entretenimiento para adultos. Sin embargo, esta relación es habitualmente mostrada en films que no llegan a ser una triste parodia de la ambientación de la que dicen emanar, como en el caso de títulos como Don Cipote de la Mancha o Los caballeros de la cama redonda. En otras ocasiones directamente entra en imposibles a nivel cronológico como es el caso de novelas como Tomada por un T-Rex o Cautiva del Triceraptops de Christie Sims.

Sin embargo, en los últimos años han aparecido materiales que han roto con esta dinámica. Es el caso de Pirates (2005) una película erótica producida por Joone inspirada en la época de la piratería del Caribe del Siglo XVIII, que obtuvo tres nominaciones a los premios del Festival Internacional de Cine Histórico de Fallwood (IHFFF) en 2006, entre ellos Best Historical Costume Design (Mejor diseño de vestuario histórico), Best Historical Setting (Mejor Ambientación Histórica) y Best Historical Portrait (Mejor retrato histórico). Este último por el papel del actor Andrej Nabokov en el papel del famoso comandante de la marina estadounidense  Matthew Dickson con el cual no solo guarda un increíble parecido físico sino que además emplearon un retrato suyo para recrear su indumentaria y apariencia.

Como cuenta Joone, director, escritor y productor de la cinta, en una entrevista realizada en 2007 “cuando recibí la nominación por correo, pensé que se trataba de una broma. Supongo que alguien la habría presentado para reírse del Festival y por alguna razón decidieron aceptarla”.

Estas nominaciones vienen justificadas por, como afirma el director: “Es cierto que pusimos empeño en recrear  (este período). El Caribe de la piratería posee un erotismo natural que decidimos aprovechar: prostitutas, burdeles… por no mencionar que era habitual que los marineros de aquella época pasasen largos períodos en alta mar, solos los unos con los otros (ríe)”. Además, cabe destacar que varias de las escenas, están grabadas en el Bounty II, una reproducción del HMS Bounty, un velero de guerra construido en 1784 conocido por el “Motín del Bounty”.

Como afirma el propio director “la industria X permite unas libertades que el cine standard no deja. Esto permite una ficción más fiel a la historia humana que, aunque traten de ocultárnoslo, es cruenta y sexual”.

Finalmente el jurado del IHFFF solo otorgó a Pirates una mención de honor, ya que los premios de Vestuario y de Ambientación fueron ganados por Troya (2004), mientras que el de Mejor Retrato  fue concedido a Wellington (2004) un biopic independiente sobre George Wellington, un granjero de Arlington que revolucionó el sistema agrícola estadounidense con la introducción de la col silvestre.

Tras esta desilusión, Joone se amparó en el gran éxito comercial del film y dos años más tarde produjo una secuela con el fin de presentarla de nuevo al IHFFF: Pirates II: Stagnetti’s Revenge, la cual se considera la producción pornográfica más cara jamás rodada con un presupuesto de cerca de 8 millones de dólares. Además de las caras más conocidas de la industria erótica estadounidense, en esta secuela participó un nutrido grupo de historiadores que como afirma Joone en la entrevista anteriormente mencionada “solo querían a cambio un papel en las escenas ‘álgidas’ de la película”.

No obstante, esta vez el film pornográfico no pudo participar en el certamen ya que el reglamento contaba con una clausula añadida en la edición anterior, debido al “escándalo que causó una de las cintas”. De este modo, debido a Spartaco II: El retorno decidió no admitirse a concurso ningún tipo de secuela, precuela o paracuela.

Sin embargo, Joone no dio por terminada ahí su andadura en el cine erótico-histórico. Actualmente está negociando con Pornhub la posibilidad de emplear el dinero recaudado por Crowfunding para el rodaje de la primera película porno-espacial (que ha sido rechazada por varias empresas aeroespaciales) para realizar un film ambientado en la Valaquia del siglo XV.

Enlaces de interés:

Trailer Pirates

Ficha de Pirates

Ficha de Pirates II: Stagnetti’s Revenge

Feliz Navidad, Mr. Lawrence

La II Guerra Mundial es, sin duda, uno de los temas históricos más recurrentes en el cine. Por otra parte, pocas son las películas que se apartan del argumento belicista en favor de temáticas de carácter social y aún menos las que se alejan del frente occidental.

En esta ocasión os presentamos una de estas rara avis: Feliz Navidad, Mr. Lawrence. Un film sobre los conflictos culturales surgidos en tierras niponas con la llegada del enemigo occidental. Un muy acertado acercamiento a este choque socio-cultural, que nos mostrará otra cara de la guerra, una en la que lo bueno y lo malo dependen de los ojos que lo juzguen.

Feliz Navidad, Mr Lawrence

Y citando al Sargento Hara: Feliz Navidad, Mr. Lawrence ( y Feliz Navidad a todos vosotros)

¿Sabías que… (II)

La película alemana El Experimento (2001) en la que una serie de personas eran analizadas en una prisión ficticia para comprobar su comportamiento y que tuvo que ser cancelado a los seis días debido a la crueldad y sadismo vividos está basada en hechos reales?


En 1971 se produjo un experimento sociológico en la Universidad de Stanford, California, a manos del profesor Philip Zimbardo. La idea era que 24 estudiantes se prestaran voluntarios para vivir en una prisión ficticia durante un par de semanas a cambio de $15 diarios. Estos pasaron previamente por varios análisis que determinaban que estaban sanos y perfectamente normales. Acto seguido, se decidía al azar quiénes representarían los papeles de presos y de guardias. A los primeros se les arrestaba con la colaboración de la policía y se les despojaba de su individualidad, desnudándoles y asignándoles un número. Los guardias, en cambio, recibieron instrucciones muy claras por las que no podrían ejercer nunca violencia física sobre los presos, pero debían tomar las decisiones pertinentes para mantener el orden en la prisión. De este modo se agudizaba su ingenio y, aunque el primer día se lo tomaban con buen humor, todo cambió a partir del segundo, en el que sufrieron un motín y comenzaron a utilizar la humillación y la tortura psicológica para controlarles.


De este modo, comenzaron a interiorizar sus roles, creciendo el sadismo de los guardias y los ataques de nervios y de pánico de los presos, teniendo que retirarse algunos de ellos por no poder aguantar la presión. Tanto se radicalizó la situación que a los seis días tuvieron que ponerle fin.


En la película vemos todo este proceso de manera fiel, a pesar de que los voluntarios eran personas de a pie, en vez de estudiantes. Donde sí se tomaron muchas libertades es al final, en donde los guardias terminan por apresar a los científicos y se vive una huida de los presos que termina de forma trágica, totalmente ajeno a lo que pasó en la realidad.


Enlaces de interés:
Resumen del experimento de Stanford con imágenes y vídeos reales
Entrevista en Redes de Eduard Punset a Philip Zimbardo

Entrevista: Historia y Videojuegos

Historia y Videojuegos es un proyecto que se viene desarrollando desde 2012 por un grupo multidisciplinar de la Universidad de Murcia. Los pasados días 26 y 27 de Noviembre celebraron el Congreso Internacional de Historia y Videojuegos junto con la exposición Videojuegos y Edad Media en la Facultad de Letras de dicha universidad. Hablamos con Juan Francisco Jiménez, Titular de Historia Medieval y coordinador de este evento.

Entrevista Historia y Videojuegos

Diversión con banderas: Black Sails

Cuando nos encontramos ante una producción audiovisual ambientada en algún momento del pasado, para cualquier aficionado a la Historia hay un sinfín de elementos y aspectos interesantes que le llaman la atención: un personaje determinado, algún elemento artístico, el reflejo de la mentalidad de un grupo social, expresiones de la religiosidad popular, etc. Pero  habitualmente pasan desapercibidos otros elementos que también tienen su importancia y que, en caso de que estén mal reflejados, dejan una nefasta impresión. Este es el caso, por ejemplo, del mundo de la vexilología; es decir, del estudio de las banderas. Seguramente nos resultaría chocante que en una serie o película de dentro de dos siglos inspirada en esta década apareciese una enseña con una esvástica en el Bundestag u otra con la hoz y el martillo en el Kremlin. Ello se debe a que las banderas son elementos con una indudable carga simbólica, y es por eso que es tan importante su correcta utilización en producciones basadas en la Historia.

Jack Rackham

Un ejemplo de ello lo vemos en Black Sails. En esta producción, concebida en parte como una precuela de la novela La isla del tesoro de R.L. Stevenson (dos de los principales protagonistas, el capitán Flint y John Silver, están sacados de ella), pero también como una serie inspirada en el mundo de la piratería en el Caribe de inicios del siglo XVIII, encontramos varios elementos vexilológicos interesantes. En ella se refleja, sobre todo, la importancia de la “Jolly Roger”, es decir, de la bandera pirata. Por un lado, en varios capítulos se muestra –de manera bastante acertada- cómo era izada o arriada durante la persecución de sus presas, con el fin de que se rindieran sin entablar combate. Aunque varias de las enseñas no son reales –pues no todos los personajes lo son-, otras si, como la de Jack Rackham, cuyo diseño fue obra personal suya. De hecho, el proceso de creación de esta conocida bandera con una calavera y dos espadas cruzadas aparece reflejado en la segunda temporada.

Asimismo, en Black Sails vemos la característica enseña española con la cruz de Borgoña, y también aparece en varias ocasiones la bandera británica, pero no la actual Union Jack, sino la bandera del Reino de Gran Bretaña, establecida en 1707 con la unión de Inglaterra y Escocia, y que se diferencia de la actual en la ausencia del aspa roja que representa a Irlanda. De hecho, elementos como estos nos ayudan a contextualizar temporalmente la acción aunque la fecha no se nos indique.

Por supuesto, los elementos vexilológicos también se pueden encontrar y analizar en muchas otras producciones, pero Black Sails, por su calidad y popularidad cada vez mayor, es un buen reflejo de ello.

Enlaces de interés:

Web de Black Sails

Operación Muerte

El pasado 30 de Noviembre fallecía a los 93 años Shigeru Mizuki, dibujante japonés, autor de obras como Gegege no Kitaro, Nonnonba o Hitler, La novela gráfica.

Desde el Octavo Historiador lamentamos la pérdida de este gran autor, que se preocupó de retratar en sus páginas el Japón que él mismo vivió y presentamos como conmemoración esta reseña sobre una de sus obras autobiográficas más emblemáticas, Operación Muerte.

Operación Muerte