Colabora con nosotros

Desde el Octavo Historiador queremos dar salida a los trabajos de aquellas personas que compartan las mismas inquietudes que nos llevaron a crear esta revista. Para ello, inauguramos  finalmente la sección de participaciones, en la cual podréis colaborar con artículos divulgativos.

1994485

De este modo pretendemos crear un medio de publicación para artículos de contenido geográfico e histórico, con temáticas que se apartan de los términos académicos habituales, como en el caso de su relación con las manifestaciones culturales contemporáneas (cine, cómic, videojuegos, etc).

Además de la publicación regular de los mismos en la revista, los diferentes trabajos estarán disponibles para su consulta en un apartado propio, que contendrá un listado de los mismos. De esta forma, El Octavo Historiador se convertirá no solo en una publicación digital, sino en un fondo de consulta para trabajos de este tipo de temáticas.

Os invitamos a todos a participar, tanto a historiadores como creadores, así como a cualquier persona con interés por la historia y su papel en la cultura contemporánea.

Ya podéis encontrar todos los detalles sobre como participar con vuestros artículos en el apartado Colabora

“Hatfields & McCoys”, o la realidad de una tragedia sureña

Ficha técnica:
Título: Hatfields & McCoys
Género: Miniserie de televisión. Drama.
Dirección: Kevin Reynols
País: Estados Unidos
Año: 2012
Reparto: Kevin Costner, Bill Paxton, Tom Berenger, Matt Barr, Lindsay Pulsipher, Jena Malone, etc.
Hatfields--McCoys-011
Entre los años 1865 y 1901, en una zona fronteriza entre los Estados de Virginia Occidental y Kentucky, tuvo lugar un sangriento conflicto entre dos familias, que en muy pocos años se convirtió en parte del imaginario colectivo de los EE.UU. Basándose en aquellos hechos, History Channel presentó en 2012 Hatfields & McCoys, una miniserie de tres capítulos de 90 minutos cada uno que pretendía recrear ese enfrentamiento.

La trama de esta producción se centra en las dos primeras décadas del conflicto Hatfield-McCoy, desencadenado al final de la Guerra de Secesión norteamericana, en cuyas postrimerías los patriarcas de ambas familias, Devil Anse Hatfield (Kevin Costner) y Randall McCoy (Bill Paxton) se enfrentan por su diferente modo de actuar ante la derrota de la Confederación. Inmediatamente después, una sucesión de graves problemas provocan que el odio entre las dos familias alcance tales dimensiones que casi desencadena  un conflicto entre los Estados en los que residían, debido a problemas jurisdiccionales. Todo ello sazonado con la historia de un trágico romance interfamiliar.

Todos estos elementos son característicos de numerosos guiones de Hollywood pero, en este caso, se puede decir que la realidad superó a la ficción, ya que todo ello es verídico, según señalan las fuentes. Incluso la caracterización de buena parte de los protagonistas lo es, según fotografías de la época. Y, lo que es más importante, en esta miniserie se refleja lo complejo que es cualquier conflicto, con una amplia variedad de factores que se dejan translucir constantemente (diferencias ideológicas, lucha por la propiedad de la tierra, la mentalidad de cada momento histórico, etc.). Es cierto que hay algún elemento que no es totalmente verídico, pero en general la miniserie está muy bien trabajada a nivel histórico y, pese a tener un ritmo algo lento en el desarrollo de la trama, es muy recomendable.

Un Franco, 14 pesetas

Ficha técnica
Título: Un Franco, 14 pesetas
Dirección: Carlos Iglesias
Producción: Susana Maceiras y José Manuel Lorenzo
Protagonistas: Carlos Iglesias, Javier Gutiérrez, Enrique Cazorla, Isabel Blanco y Nieve de Molina
País: España
Año: 2006
Duración: 105 minutos
Género: Comedia dramática

franco14pesetas
La película nos narra la historia de Martín y de Marcos, dos madrileños que deciden dejar atrás su vida y sus familias para buscar una vida mejor en Suiza en la década de 1960. La localidad elegida como paraíso de riqueza y de trabajo es Uzwill, en el cantón de Sankt Gallen, al nordeste del país.

A través de su historia vemos el reflejo de la realidad de miles de españoles que se embarcaron en la misma aventura. Personas que deciden huir de la pobreza y la falta de oportunidades en una España atrasada y agotada por una dictadura, que descubren un país avanzado, más abierto y con costumbres “raras”. Se enfrentan, así, a cambios grandes como un idioma desconocido y un clima más frío al que deben adaptarse, y pequeños, como el uso de edredones y el acercamiento a comidas extranjeras como los espaguetis, entre otras cosas.

El mayor choque cultural se ve cuando la mujer y el hijo pequeño de Martín deciden irse a vivir con ellos cuando este ya está asentado. Es aquí donde se aprecia la ignorancia española ante el mundo exterior. Para poner un ejemplo, al niño le enseñan en su nueva escuela el origen real de los niños y sus compañeros se ríen de él porque le habían contado que en España venían traídos por cigüeñas. Cuando le cuenta a su madre la confusión generada, esta se escandaliza al ver qué se les enseña en los colegios. De este modo, además de en otros muchos detalles, se utiliza el personaje de la madre para reflejar la parte española a la que más le cuesta adaptarse, con la fuerte morriña y la incapacidad de aprender el idioma siempre presentes.

Lo más interesante, sin embargo, lo vemos en tres detalles cruciales: el primero es el miedo permanente de los compatriotas nuevos ante el peligro de la expulsión del país, bien por no tener los papeles en regla, bien por mal comportamiento. El segundo es el acercamiento de culturas, no sólo entre españoles y suizos, sino también entre inmigrantes italianos que están en la misma situación. En tercer y último lugar, vemos el segundo gran choque de mundos en el regreso definitivo de la familia a su Madrid natal, seis años después, momento en el que los tres son realmente conscientes del gran atraso en el que viven los madrileños.

Para finalizar, cabe destacar el hecho de que esta historia está basada en la propia experiencia del director, lo que nos da un acercamiento más real de la situación. Es, por tanto, una buena película para entender todos los sentimientos encontrados a los que se enfrenta un emigrante español que, aunque se sitúa en la década de los sesenta, contiene elementos que todo aquel que vivió algo semejante puede entender y sentirse reflejado.


[Imágenes extraídas del DVD]

Carlos, Rey Emperador

Ficha técnica
Género: Drama, histórico
País: España
Temporada:  1
Capítulos: 17
Dirección: Oriol Ferrer
Cadena de emisión: TVE
Primera emisión: 7 de septiembre de 2015

11850556_620057394763245_6463625195494019026_o

El pasado lunes se estrenó en TVE la serie Carlos, Rey Emperador y es por eso que desde el Octavo Historiador os traemos la reseña de este primer episodio.

Antes de centrarnos propiamente en él, sería interesante comentar el repaso hecho antes del comienzo del capítulo. En él, se recuerdan algunos de los acontecimientos de la serie Isabel, para situarnos en los orígenes del protagonista (como la política matrimonial de los Reyes Católicos, algunos momentos con el joven Carlos, etc.). También se menciona la película La Corona Partida, que narrará el periodo situado entre ambas series.

Centrándonos ya en lo que nos concierne, el capítulo comienza con la llegada de Carlos a Tazones (Asturias) en el 1517, un año después de la muerte de su abuelo Fernando que, al igual que Isabel, lo nombró como su sucesor. Después, a través del personaje del regente Cisneros, nos van situando en los sucesos anteriores a la llegada del monarca, como su proclamación en Bruselas y las tensiones por las que está pasando la corte que parecen no aceptar tener un rey extranjero, siendo algunos partidarios de su madre Juana y, sobre todo, de su hermano pequeño Fernando que, a diferencia de Carlos, se crió en Castilla junto a su abuelo.

También se nos muestra la corte francesa, con Francisco I y las intrigas de esta. Además, como guiño, aparece Leonardo Da Vinci, el cual pasaría sus últimos años junto al monarca francés. Y no debemos olvidarnos de las Indias, con Hernán Cortés, al que se le encomienda una expedición al Yucatán.

En general, en este primer episodio han querido mostrar cómo Carlos llega joven y sin experiencia a un reino que le es hostil, y cómo, mediante la diplomacia, se acaba ganando el favor de su madre y de su hermano, consiguiendo apaciguar un poco los ánimos de una Castilla dividida entre dos bandos.

Al igual que en la predecesora Isabel, el vestuario será crucial para la ambientación y está muy influenciado por los retratos de la época, siendo en algunos casos idénticos a los pintados. Este es el caso de alguno de los ropajes de Carlos en este capítulo, que emulan su indumentaria en el Retrato del joven Carlos V realizado por Bernard Van Orley.

Por último, es destacable que para la realización de la serie han contado también con el asesoramiento de historiadores. Aun así, en este capítulo no faltan algunas licencias, como es el caso de la edad de Fernando de Alba, que en la serie está en el bando contrario a Carlos y que en la realidad, en ese momento contaba con 10 años, con lo cual es poco probable que fuese participe de esas intrigas.

Enlaces web:

Pagina oficial Carlos, Rey Emperador

Enlace primer capitulo 


[Imágenes extraídas de lacortedecastilla.com]

SMITE y el Panteón Hindú

Os presentamos una pequeña reseña crítica acerca de la caracterización del panteón hindú en el videojuego online SMITE, donde puedes batallar con dioses de diferentes mitologías. En ella analizamos la caracterización y la historia de los dioses hindúes aquí representados.

SMITE es un videojuego online multijugador, donde dos equipos de cinco dioses se enfrentan en el campo de batalla para destruir la base enemiga, protegida por un titán. Cada jugador se pone en la piel de un dios, demonio o héroe de diferentes mitologías, poderes y carácteristicas. En este caso se analizan los personajes relativos al hinduismo, analizandose la historia asociada a cada uno, así como su caracterización.

Smite y el pantéon hindú – Mª de los Ángeles Coello Fernández

Ryse: Son of Rome

Ficha técnica

Título: Ryse: Son of Rome
Desarrolladora: Crytek
Distribuidora: Microsoft Game Studios
Año: 2013-2014
Plataforma: PC / Xbox One
Género: Acción-Aventura

3

Reseña:

Ryse: Son of Rome es un videojuego ambientado en el siglo I d.C. En él tomamos el control de Marius Titus, un legionario romano en la época de Nerón, mientras busca venganza contra los asesinos de su familia.

La trama se desarrolla aproximadamente entre los años 60-68 d.C. y comienza con un ataque de bárbaros a la villa de la familia del protagonista en pleno centro de Roma. Este hecho resulta inverosímil, ya que sería imposible que un grupo tan numeroso de guerreros armados llegasen hasta allí sin ser vistos. Además, las villae eran un tipo de viviendas rurales y no urbanas.

Tras estos hechos el protagonista se une a la XIV legión y viaja a Britania para combatir una rebelión. Si bien es cierto que en época de Nerón se produjo un alzamiento en esta provincia liderado por Boadicea, esta rebelión no trascendió tanto como se muestra en el juego, aunque sí que participó en ella la XIV Legión.

Durante su estancia en Britania, Marius pasa por varios lugares, como York o el muro de Adriano. Ninguno de los cuales existía en el momento de la rebelión. En primer lugar, York debería llamarse Eboracum que fue el nombre que recibió al fundarse en el año 71, mientras que el alzamiento de Boadicea tuvo lugar en torno al año 60. Por otro lado, el muro de Adriano fue construido entre los años 122-132.

Mientras se encuentra en Britania descubre que el causante de la muerte de su padre había sido el propio emperador Nerón, por lo que Marius decide matarle a él y a sus dos hijos: Commodus y Basilius, ambos inventados por los desarrolladores. A su vuelta a Roma decide convertirse en gladiador y luchar en el Coliseo, algo imposible ya que este anfiteatro terminó de construirse en el año 80 bajo el mandato del emperador Tito Flavio.

El juego termina con un ataque britano a la capital del imperio con escenas tan disparatadas como Boadicea irrumpiendo en el foro a lomos de un elefante, una estampida de estos últimos en las calles de Roma o la propia muerte del emperador Nerón, que es asesinado lanzándole desde un balcón sobre la espada de una estatua colosal con su imagen.

Por último es importante destacar que el pobre trabajo de documentación no se ve compensado con una buena jugabilidad, ya que ésta resulta repetitiva y poco elaborada. En resumen no es recomendable utilizarlo para conocer este período ya que falla en todos los apartados: armamento, ambientación, nombres, edificaciones, etc…

Enlaces de interés:

Página oficial de Ryse: Son of Rome


[Imágenes extraídas de Crytek.com y Gearnuke.com]

Acantilado Rojo

Ficha técnica

Título: Acantilado rojo
Título original: Chi bi
Dirección: John Woo
Guión: Khan Chan, Cheng Kuo, Heyu Sheng, John Woo
Productora: China Film Group Corporation / Beijing Film Studio / Lion Rock Entertainment
País: China, Hong Kong, Japón, Taiwan, Corea del Sur
Año: 2010 (España)
Duración: 148 min.

Reseña
Acantilado Rojo se nos presenta como algo más que una película de origen asiático, con algunos tintes fantásticos y muchas artes marciales. Se trata de una de las obras maestras del director John Woo que, por medio de un magnífico reparto, es capaz de sumergirnos en uno de los momentos clave de la historia de China.

El film nos relata los acontecimientos acaecidos en la denominada “Batalla de los Acantilados Rojos”, conflicto armado que enfrentó a los ejércitos de norte y sur de China en el invierno del 208 al 209 d.C. En él, los generales Liu Bei y Sun Quan (sur) se enfrentarán al señor de la guerra Cao Cao (norte), en lo que será una de las batallas decisivas que pondrá fin a la dinastía Han y dará paso al período denominado Los Tres Reinos.La versión más extendida de este suceso viene de la mano del escritor Luo Guanzhong, que en el s. XIII relata los acontecimientos en El Romance de los Tres Reinos, novela que mezcla realidad y ficción, con una clara predilección por la figura de Liu Bei y su aliados. Dicha novela sigue considerándose a día de hoy uno de los clásicos de la literatura china.

La película toma elementos tanto de las crónicas oficiales como de la propia novela, adaptándolas en cada caso a sus necesidades, mezclando ficción y realidad. De esta forma no debe extrañarnos, por ejemplo, encontrar exageraciones en el número de soldados del ejército de Cao Cao – que realmente era mucho más numeroso que el ejército del sur – o elementos de corte mágico/fantástico – como la invocación de vientos favorables previos a una batalla – o estrategias épicas – como la de la “recolección de flechas”-.

Acantilado Rojo se nos presenta pues como un film de tipo wuxia – género exclusivamente asiático que mezcla historia, artes marciales con espadas y temas como la amistad, la lealtad y la traición – que nos permite conocer, mediante un relato ágil y una escenificación con tintes épicos, uno de los sucesos más turbulentos de historia de China.

Finalmente solo queda referir que existen dos versiones del metraje: la original, con casi cuatro horas de duración, y la versión internacional, de aproximadamente dos horas y media. Además, para todos aquellos que conozcan la saga de videojuegos Dinasty Warriors, encontrarán en esta película una certera adaptación de los sucesos históricos que inspiraron los mismos.

Enlaces de interés:
Web official: http://www.redclifffilm.com/
Filmaffinity: http://www.filmaffinity.com/es/film502111.html
Imdb: http://www.imdb.com/title/tt0425637/