Archivo de la categoría: Sin categoría

Tropa Guripa y entrevista a Óscar Galansky

Desde el Octavo Historiador hemos tratado muy diversos temas, pero la recreación histórica aún no había llegado a nuestra revista. Por esto mismo, os traemos el canal de Youtube Tropa Guripa.

Esta iniciativa, surgió de la mano de Oscar Galansky en el año 2012 y cuenta con un total de tres temporadas (la tercera aún sin finalizar). El objetivo de este canal es mostrar al público en qué consiste exactamente la recreación histórica.

A lo largo de los capítulos, podremos ver diversas localizaciones, no solo dentro de España, sino también de otros países europeos, como Polonia, Bélgica y, en la última temporada, la Francia normanda.

Lo interesante de este canal no es solo que nos dé a conocer los entresijos de la recreación, de diversos grupos que hay tanto españoles como extranjeros, sino que nos muestra también los usos que se le puede dar a esta actividad. Entre ellos está acompañar una excavación arqueológica, hacer visitas en museos, fiestas temáticas, etc. que cumplen una función divulgativa muy importante, ya que no solo ayudan a aprender sobre el tema en cuestión, sino que permiten “vivir” la Historia de primera mano.

Además de todo lo descrito en el párrafo anterior, los propios vídeos siguen una línea divulgativa, ya que se nos relatan la historia, ya sea de batallas que se van a reconstruir o de los lugares que se visitan, acompañada de mapas, vídeos de la época e imágenes. Como ejemplo de esto último, en la tercera temporada,  se superponen imágenes históricas sobre el paisaje actual de Normandía. Esto hace que además de conocer la recreación, el público pueda aprender un poco sobre historia militar.

Las conclusiones que podemos sacar de este tipo de actividades es que sirven para algo más que como un hobby, ya que es posible trasladarlas y adaptarlas al ámbito educativo y de divulgación (como se puede ver en el caso de un profesor polaco que creó un grupo de recreación para que sus alumnos aprendiesen Historia). Y es por esto último que es importante también, además de la propia documentación, que participen en estas iniciativas historiadores y arqueólogos, ya sea para ayudar en las tareas de investigación o para colaborar en la divulgación de la Historia, que es, al fin y al cabo, nuestra principal tarea.

Complementando esta reseña, os traemos una entrevista al propio Oscar Galansky, para que conozcáis un poco mejor Tropa Guripa:

Entrevista a Óscar Galansky

Sonidos bélicos construyendo Europa

Como hemos podido comprobar en repetidas ocasiones en El Octavo Historiador, la Historia es una habitual fuente de inspiración para la música. Un curioso ejemplo es Europa, canción de Globus, un conjunto musical británico creado en el año 2006 por la productora Immediate Music, especializada en realizar composiciones para trailers de películas. El primer trabajo de este peculiar grupo es Epicon, en donde está incluida la canción a la que aquí nos referimos, y que a nivel musical podríamos encuadrar en rock sinfónico, el metal sinfónico o la música épica.

 

En esta Europa, Globus hace un recorrido por la Historia del Viejo Continente, centrándose en algunas de las más importantes batallas que han tenido lugar en él. Sin embargo, y como sucede en todo el mundo audiovisual, vemos que hay un claro sesgo por el que a los compositores les parecen más interesantes determinados períodos históricos y ámbitos geográficos: quizás lo primero que llame la atención a quien lea la letra es que en la alabanza que se hace a Europa no hay referencia alguna a acontecimientos de la Antigüedad, pese a que buena parte del continente estuvo unificado políticamente en época romana. Más presencia tiene el Medievo, aunque casi siempre vinculado a dos territorios, Gran Bretaña y Francia (las batallas de Poitiers o Bannockburn y conflictos como la Guerra de las Dos Rosas y la Guerra de los Cien Años), salvo en la referencia a la caída de Bizancio y al amplio fenómeno del feudalismo. Nulo protagonismo tiene en la canción, sin embargo, la Época Moderna, en contraste con los conflictos de la Edad Contemporánea; una constante en la composición. Pero también en lo referente a este período histórico nos encontramos diferencias significativas temporal y espacialmente: del siglo XIX solo nos encontramos las referencias a las dos batallas que más nos remiten a la figura de Napoleón Bonaparte, Austerlitz y Waterloo, que significaron sus mayores victoria y derrota respectivamente. Ya en el siglo XX, apenas un episodio de la I Guerra Mundial, la batalla de Gallipoli, y otro de la Guerra Fría, la construcción del muro de Berlín. Y entre medias, el conflicto que se lleva la palma en esta canción, la II Guerra Mundial, y no solo por la referencia a bolcheviques y fascistas (incluida la Marcha sobre Roma de Mussolini y sus camisas negras en los años veinte): la Blitzkrieg alemana que permitió la rápida caída de Francia, las cruentas batallas de Leningrado y Stalingrado en territorio soviético, el bombardeo sobre la ciudad de Dresde, etc. Como podemos ver, todos estos hechos tuvieron lugar en el Occidente o estuvieron protagonizados en buena medida por países de Europa Occidental.

También hay que señalar que en Europa se hace una loa al Continente y se contrapone a un nuevo enemigo exterior (los versos referidos a aquellos que vuelven con bombas en su pecho o al nuevo califato no ofrecen duda de que este sería el integrismo islámico), aunque eso es objeto de otro análisis, al igual que el alegato final por el fin de los conflictos internos.

Por todo lo expuesto, comprobamos cómo hay una parte de la Historia que tiene bastantes más posibilidades de aparecer reflejada en el audiovisual, y normalmente Occidente y determinados períodos son los más “populares”. Por supuesto, esto no es algo necesariamente negativo; a fin de cuentas toda presencia de la Historia es algo positivo, y también nos puede llevar a preguntarnos el por qué (en este caso, el productor es británico, por lo que resulta comprensible que su Historia particular le resulte más interesante o esté más dispuesto a reflejarla en esta composición). Asimismo, es curioso que en la canción solo haya lugar para acontecimientos bélicos. Quizás, nuevamente, estos temas resulten más llamativos, o tal vez pueda ser un fiel reflejo de la conflictividad constante de estas tierras. En todo caso, siempre es de agradecer que la música no sea ajena a la Historia, y que esta sea una constante fuente de inspiración para canciones, y más si suenan tan bien como esta Europa de Globus.

Vídeo de la canción:

II Aniversario (Sorteo)

Tal día como hoy ha habido grandes acontecimientos a lo largo de la Historia. Entre ellas podemos destacar la construcción de la Biblioteca Nacional en 1866, se permitió a las mujeres acceder a los exámenes oficiales de Medicina en el Imperio Alemán en 1899 o se presentó al público el popular Windows 98 de Microsoft en 1998.

Sin embargo, queremos centrarnos en un hecho que nos afecta más directamente y que, al menos para nosotros, ya forma parte de nuestra (todavía) pequeña historia, y es que hoy es el II aniversario de El Octavo Historiador.
Para nosotros estar aquí y poder ofreceros artículos y trabajos cada semana es un regalo, y para agradéceroslo, queremos haceros otro a vosotros, los lectores que nos permitís estar donde estamos.

Es por ello que vamos a sortear entre nuestros seguidores el cómic “En el ocaso de la Prehistoria (Os Barbanzóns)” de Pepe Carreiro.

51ht48u-xzL

Si queréis participar en el sorteo, sólo tendréis que hacer lo siguiente:
1. Seguirnos en Facebook y Twitter

2. Darle a Me gusta a esta publicación o bien dejarnos un comentario (En caso de participar desde Facebook).

3. Hacer RT a esta publicación (En caso de participar desde Twitter)

4. Dejar un comentario en esta misma publicación (En caso de participar desde WordPress)

El sorteo terminará el día 15 de mayo a las 23:59 (hora de España) y anunciaremos el ganador en los días posteriores. Lo haremos desde nuestras redes sociales, además de contactar personalmente con el agraciado. En caso de no reclamar el premio en 7 días desde el anuncio, se seleccionará un nuevo ganador entre los participantes.

(El envío será gratuito a territorio español. En caso contrario el destinatario deberá cubrir la diferencia de precio.)

¡Muchas gracias por vuestro apoyo!

Buscando a Carmen Sandiego… encontramos Historia

Mucho se ha escrito sobre la necesidad de acercar la Historia al público en general, y especialmente a los más pequeños. Un caso paradigmático es el de Carmen Sandiego, una franquicia multiplataforma en donde la Geografía, el Arte y, por supuesto, la Historia, tenían un papel clave. Su primera aparición fue en 1985, con el videojuego Where in the World is Carmen Sandiego?, al que siguieron otros títulos (Where in the USA is Carmen Sandiego?, Where in Europe is Carmen Sandiego?, Where in Time is Carmen Sandiego?, etc.) en los que el jugador necesitaba seguir una serie de pistas y responder preguntas para atrapar a la villana protagonista, Carmen Sandiego, una ladrona siempre vestida con un abrigo y un sombrero rojos. El éxito de estos videojuegos llevó a la aparición de libros y cómics, así como concursos televisivos para niños (TVE estrenó en 1995 ¿Dónde se esconde Carmen Sandiego?, de vida efímera) y, sobre todo, la serie de animación Where on Earth is Carmen Sandiego? (1994-1999), en España titulada En busca de Carmen Sandiego, emitida por La 2 poco después de su estreno en EE.UU.

where_on_earth_is_carmen_sandiego_tv_series-485020415-large

Es esta serie -que consta de cuatro temporadas, de diez episodios cada una- la que hizo más conocida esta franquicia en España, y la que posiblemente a más niños les supuso un primer acercamiento a la Historia en el ámbito audiovisual. La acción se presenta como parte de un videojuego para ordenador al que está jugando el único personaje no animado (conocido simplemente como “El Jugador”), que será el encargado de seleccionar qué detectives deberán perseguir a Carmen Sandiego, así como de llevarlos de manera instantánea al lugar al que le indiquen las pistas. Los detectives en cuestión son dos jóvenes hermanos, Ivy y Zack, los más destacados de ACME, una agencia de detectives para la que la propia Carmen había trabajado antes de fundar la organización criminal M.A.L. y dedicarse a robar obras de arte y demás objetos valiosos. El superior de los detectives es J.E.F.E., una cabeza parlante en una pantalla, que además de proporcionar información, ejercía de contrapunto cómico. En cada episodio, Carmen comenzaba cometiendo un importante robo con la ayuda de sus esbirros, tras lo cual Ivy y Zack eran enviados al lugar de los hechos para recabar pistas, en ocasiones puestas voluntariamente por la ladrona -ella se planteaba la persecución como un desafío. Era habitual que los escenarios del robo fueran importantes museos (fácilmente distinguibles por la representación de sus fachadas y sus elementos más característicos), y las pistas que les llevarían al siguiente lugar donde podría hallarse Carmen, eran tan variadas como monedas de algún determinado país, acertijos, imágenes de otras obras de arte y un largo etcétera. Para poder afinar más en la localización, el J.E.F.E. les mostraba a los detectives abundante información sobre el objeto robado -estilo artístico al que pertenece, época en la que se realizó, curiosidades…-, las biografías de personajes relacionados, algunos usos y costumbres de los países de destino, etc. Eran constantes las referencias a la Historia universal, ya que la ladrona tenía especial gusto por objetos procedentes de culturas de diferentes épocas y lugares da bastante pié a ello. Y en cuanto a la Geografía está, si cabe, aun más presente.

Por todo ello, la franquicia de Carmen Sandiego y, especialmente, su serie de televisión, constituye un interesantísimo recurso para los más jóvenes. Casi sin querer, la persecución de la villana de rojo por todo el mundo permite hacer un primer recorrido por la Historia del Arte y algunas de sus obras más representativas (pinturas rupestres, escultura monumental antigua, catedrales medievales, pintura contemporánea…), por la vida de personas ilustres, por hechos históricos trascendentales, por la cultura y su dispar evolución, etc. Es inestimable el valor de producciones como esta, y quizás sea útil rescatarlas del olvido, ya que a día de hoy pueden ser útiles en esta función educativa y divulgativa. Por ello es, sin duda, muy buena noticia el reciente anuncio de que Netflix prepara una nueva serie de animación basada en este carismático personaje.

¿Sabías que? (XVII) Vaiana de Motu Nui y la representación de los pueblos de la Polinesia

Vaiana es el título una de las últimas películas de animación de Disney. La protagonista (Vaiana en la versión europea y Moana en la versión original), hija del jefe de Motu Nui, el mayor de los tres islotes al suroeste de la Isla de Pascua (Chile), deberá embarcarse en una peligrosa aventura para recuperar el corazón de Te Fiti, personificación de la vida y la naturaleza, con la ayuda del semidios Maui.
A lo largo del film nos narran la historia del pueblo de Vaiana, el cual vino desde el otro lado del océano para colonizar las islas, utilizando embarcaciones de diferentes tamaños, con velas y timones. En realidad estos pobladores llegaron a la islas Polinesias desde Sudamérica, con unas primitivas balsas, durante la época precolombina (hacia el año 1100). Estos primeros colonizadores provenían del grupo mapuche, hecho constatado principalmente debido al parentesco genético y a aspectos como las similitudes lingüísticas y hallazgos materiales.
Los habitantes de las islas creían que aquellos primeros navegantes estaban dirigidos por Tiki, al que le dedicaban estatuas en sus islas. Durante la película aparecen unos flash-back en los que Vaiana conoce a sus antepasados, entre ellos Tiki, representado como un jefe o comandante, destacando su figura del resto, y caracterizado con un tocado de plumas rojas (similar al que lleva la protagonista en ciertas situaciones como hija del jefe), y una falda y tobilleras similares.

rehost20161123ae8ecdd0-820a-444d-be46-e1314cf504b8
Tiki navegando a las islas

Las embarcaciones que vemos durante la película son muy variadas. En un primer momento, Vaiana y su pueblo, utilizan canoas (como podrían ser las wakas o te puke) que les permiten navegar cerca de la costa y sin sobrepasar el arrecife, con las cuales pueden pescar. Sin embargo, más adelante la protagonista descubre las embarcaciones de sus antepasados, que son de mayor tamaño y constan de velas y timón. Algunas de estas embarcaciones pueden ser las conocidas como Hokule´a o canoas de doble casco, mientras que otras , que se asemejan en cierta medida a un catamarán (de cubierta plana y un habitáculo sobre la misma), son similares a la Kon – Tiki, fabricada por Thor Heyerdahl. En la serie documental The Starchasers (otoño 2017), donde nos narran la historia de estos primeros navegantes de la Polinesia, podremos ver varios ejemplos de estas embarcaciones.

 

Collage PicMonkey
Arriba, diferentes embarcaciones de la Polinesia ( De derecha a izquierda: Te Puke, doble canoa y Hokule´a. Abajo, embarcaciones de la película Vaiana.

Durante el film, también podemos observar como Vaiana aprende a navegar utilizando las técnicas de sus antepasados (que le enseña el semidios Maui), los cuales conocían la posición de las estrellas y se guiaban por ellas y las corrientes marinas. En cuanto a esto hay diversas teorías, pues muchos investigadores y antropólogos aún no están de acuerdo en el método que utilizaban estos pueblos para navegar, considerando algunos autores que sí conocían la navegación estelar, mientras que otros afirman todo lo contrario.
En general la película recoge todo este tipo de aspectos históricos y etnográficos de forma muy superficial, pero aún así se demuestra la labor previa de documentación acerca de los pueblos del Pacífico, como se puede ver no sólo en lo antes comentado, sino también en el vestuario, los bailes, etc; aunque de una manera general, y sin centrarse en un sólo pueblo, por lo que muchos podrían considerar que no hace justicia a estas culturas. En una entrevista de RTVE a los directores del film, vemos como dedicaron cinco años para conocer las diferentes tribus Polinesias y sus costumbres, apoyados incluso por un equipo de antropólogos, lingüistas y navegantes, entre otros.

 


Enlaces de interés:

Disney. Vaiana.

El Hombre y el Mar en el Mundo Antiguo. Garcia Garcia, L. (26/02/2014): La aplicación de la etnografía en arqueología marítima: caso de Taumako (Polinesia).

Náutica y Yates Magazine: The Starchaser, los héroes del Pacífico (26/20/2016)

Sensacine. Berenguer, L. (24/11/2016): Vaiana. ¿Dónde se encuentra exactamente Motu Nui, la isla en la que vive la protagonista?

Wikipedia. Navegación Polinesia.

¿Sabías que? (XVI) Bella y la invención de la lavadora

Recientemente ha llegado a nuestros cines la adaptación en live-action de la película La Bella y la Bestia, la cual vuelve a recrear la primera adaptación de Disney de este cuento (1991), esta vez en conjunto con partes del musical homónimo, como algunas canciones.  Esta vez hay pequeños cambios, como por ejemplo que Bella es una joven inventora, incluso podemos ver como crea un mecanismo para poder hacer la colada más rápido y así tener más tiempo libre para leer.

En la escena vemos como, tras hacer los planos y los cálculos, Bella crea un sistema de colada, en el cual se introduce la ropa y el jabón en un tonel de madera. Posteriormente, con un sistema de arrastre animal el tonel gira sobre sí mismo, y recorre la pila del lavadero del pueblo, que  es de forma circular. De esta manera, el agua entra en el tonel, lavando la ropa y ahorrando mucho tiempo a la protagonista.

Al principio este invento puede parecer algo descabellado, pero la realidad es que a partir del siglo XVIII aparecen las primeras lavadoras manuales. En estas primitivas lavadoras se metía la ropa en un cubo (o similar) de madera y, con una palanca, este se movía favoreciendo el lavado de las prendas (Somoza Sampayo, 2013: 2). En sus inicios, este invento sólo se encontraba entre las clases más pudientes, pero puede que se inspirase en inventos anteriores que facilitaban el trabajo de lavado a mano, el cual era muy tedioso. Algunos de estos ingenios serían por ejemplo los batidores de madera (ya existentes en el Antiguo Egipto), las tablas de lavar, o los conocidos como “washing dolly”, una pieza de madera con mango largo que el extremo inferior contaba con “dientes” de madera que se introducían en la ropa y, girándolo repetidamente, ayudaba en el proceso de lavado (El Tamiz, 2010).

Sin embargo, las primeras lavadoras a las que nos referimos, son algo diferentes a la creada por Bella. En las patentes y diseños del siglo XVIII, estas lavadoras eran básicamente una cuba de madera con patas y una tapa, la cual se accionaba con un mecanismo de manivela o palanca, que hacía girar unas paletas de forma similar a los batidores primitivos (El Tamiz, 2010).

Es posible que la lavadora de Bella esté inspirada en la creada por el inglés Henry Sidgier que, en 1782, creó una lavadora en la cual se introducía la ropa en un cubo que giraba sobre sí mismo, sin las paletas de las lavadoras antes mencionadas. Este sistema además, era menos dañino para la ropa que los anteriores (El Tamiz, 2010).

Lavadora de Henry Sidgier
Diseño de la lavadora de Henry Sidgier (1782)

Enlaces de interés

El Tamiz: Inventos ingeniosos, la lavadora.

Somoza Sampayo, I.: El oficio de “lavandeiras” un oficio desaparecido. TOG (A Coruña). 2013, 10(18).

Guyana se tiñe de sangre: la masacre de Jonestown, narrada por Manowar

Un 18 de noviembre de 1978 más de 900 personas yacían en el suelo en Jonestown, sede del “Peoples Temple”, una comunidad religiosa dirigida por Jim Jones. Acababa de tener lugar un suceso considerado como el mayor suicidio en masa de todos los tiempos, aunque quizás fuera más exacto considerarlo un asesinato. Estos hechos generaron un fuerte impacto en la sociedad estadounidense, de donde procedía aquel grupo, y pronto quedaron reflejados en el mundo audiovisual. Uno de los ejemplos más destacados es la canción Guyana (The Cult of the Damned), incluida en el disco Sign of the Hammer, lanzado en 1984 por Manowar, uno de los grupos más conocidos y paradigmáticos del heavy metal norteamericano.

133703.jpg

La historia del Templo del Pueblo arranca en Indiana, cuando Jim Jones, un joven defensor de la igualdad racial vinculado al Partido Comunista estadounidense, funda el Templo del Pueblo, una comunidad protestante acorde a sus ideas. Pronto se traslada a San Francisco, donde va adquiriendo mayor notoriedad; pero ante las sospechas de que algunas de sus actividades eran delictivas, Jones decide fundar un asentamiento en Guyana, donde llevaría a cabo un proyecto de comunidad socialista bajo su control. Allí le acompañaron centenares de seguidores, en buena parte afroamericanos. En Guyana (The Cult of the Damned) se hace referencia al duro trabajo de la tierra en aquel asentamiento tropical, siempre bajo el férreo control de Jim Jones, que detentaba un poder absoluto y trataba de evitar a toda costa cualquier deserción –lo vemos en versos como (…) we all worked the land, too afraid to look up, we all feared his hand (todos trabajábamos la tierra, demasiado asustados para buscar, todos temíamos su mano); Were you a God or a man in a play, who took our applause and forced us to stay? (¿Eras un dios o un hombre actuando, quien consiguió nuestro aplauso y nos obligó a quedarnos?), etc.-. Pero las noticias llegaron a EE.UU., y el congresista Leo Ryan fue enviado a Jonestown a investigar. Cuando se disponía a regresar, junto con algunos disidentes de la comunidad, fue asesinado, e inmediatamente Jones optó por ejecutar lo que él consideraba un último “acto revolucionario” contra el sistema: un suicidio en masa. Todos los miembros de la comunidad fueron obligados a ingerir cianuro potásico diluido en una bebida dulce (en la canción se refleja la creencia popular de que fue con Kool-Aid: Thank you for the Kool-Aid, Reverend Jim (Gracias por el Kool-Aid, reverendo Jim). De hecho, drink the Kool-Aid pasó a ser una frase hecha que significa “aceptar hacer algo negativo por sentirse presionado para ello”). Los primeros en fallecer fueron los más de 200 niños, a los que se obligó a beber el veneno, siguiéndole después el resto, si bien Jim Jones falleció por un disparo –Now all together we lived as we died, on your command, by your side; Be good to the children and old people first, hand them a drink, they’re dying of thirst (Ahora todos juntos como hemos vivido como hemos muerto, a tus órdenes, a tu lado; Sed buenos con los niños y los ancianos en primer lugar, dadles una bebida, que están muriéndose de sed); etc.-.

Como hemos visto, la masacre de Jonestown tuvo un impacto importante en la cultura popular estadounidense, y este tema de Manowar es una muestra más del interés que generaron esos sucesos, que también se han visto reflejados en otros elementos del mundo audiovisual (música, cine, etc.). A fin de cuentas, es habitual que los episodios más oscuros sean los que más focos acaparan.

 Enlace a Guyana (The Cult of the Damned), de Manowar: