Archivo de la categoría: Series

Coronando a una reina: efeméride de junio

Junio es el mes del calor, del inicio del verano y, para algunos, el comienzo de las esperadas vacaciones. Además, también es un mes relevante a nivel histórico, con importantes hitos bélicos, como el inicio del Desembarco de Normadía en 1944 – del que os hablamos con anterioridad en el artículo dedicado a Lobezno – y del comienzo de la batalla de Waterloo en 1815.

Ahora bien, en esta ocasión no vamos hablar de guerra, sino de la coronación de una de las reinas más longevas de la historia de Europa: la Reina Isabel II de Inglaterra. El 2 de junio de 1953 la princesa heredera al trono inglés, Elizabeth Alexandra Mary Windsor, es coronada reina con tan solo 25 años, tras la muerte en febrero de 1952 de su padre el Rey Jorge VI. De esta forma asume las competencias propias del trono, convirtiéndose en monarca de Reino Unido, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Pakistán y Ceilán, entre otros.

A pesar de formar parte de unas de las familias reales más mediáticas de Europa, pocas veces se ha llevado al cine o a la televisión la vida de esta reina, a excepción de algunas series documentales. La primera producción cinematográfica en reflejar un episodio de su vida fue The Queen (2006), en la que Helen Mirren daba vida a la monarca durante uno de los incidentes más trágicos de Reino Unido, la muerte de Diana de Gales. Sin embargo, no fue hasta 2016 con la llegada de Netflix que una producción se ocupó de reflejar la vida de esta soberana en su etapa más joven, en una de las series más caras de la historia de la plataforma. The Crown, de la que ya se ha confirmado una segunda temporada, nos muestra la vida de Isabel II desde su enlace con el Duque de Edimburgo hasta su coronación, para cuya grabación se tomaron como referencia fotografías y pinturas de la época.

comparacion-coronación

La actriz Claire Foy se pone en la piel de la soberana, mostrándonos desde los momentos más felices de su temprano matrimonio hasta el duro golpe de la muerte de su padre y su temprana subida al trono. Asimismo, la serie nos muestra los esfuerzos de la reina por mantener y ejercer el poder que le corresponde, y que aparece continuamente amenazado por el parlamento y el reelegido primer ministro Winston Churchill.

Una serie que, a pesar de no contar con la aprobación oficial de la corona inglesa, se ha convertido en uno de los grandes exponentes de 2016, tanto a nivel televisivo como histórico, al reflejar de forma detallada – en gran medida gracias al alto presupuesto de la misma – los conflictos y acontecimientos históricos que rodearon la vida de esta monarca entre 1947 y 1956. Un recurso nada desdeñable para aproximarse a la Europa de mediados del s. XX.


[ Imagen extraída de http://www.paula.cl/tag/the-crown/ ]

Empeñando pedacitos de Historia

Aunque el reconocimiento social de la Historia y su valor no sea el que desearíamos, resulta evidente que es uno de los campos que mayor interés suscita. Buena muestra de ello es el enorme éxito que tiene el docureality La Casa de Empeños (título original Pawn Stars), del que actualmente se está emitiendo su decimoquinta temporada, y que se ha convertido en uno de los buques insignia de History Channel. La dinámica del programa consiste en la llegada a la tienda Gold & Silver Pawn Shop, en Las Vegas, de algún cliente que tiene algún objeto interesante para vender, tras lo que aparece alguno de los protagonistas para tasarlo y comenzar a negociar. Habitualmente de esto se encarga Rick Harrelson, copropietario de la tienda junto con su padre Richard Harrelson “el Viejo”, aunque también es labor de su hijo Corey o del mejor amigo de éste, Chumlee. En ocasiones, los objetos en cuestión resultan complejos de valorar, de modo que es habitual el recurso a una amplia nómina de expertos locales que tratan de aclarar dudas al respecto (por ejemplo, un historiador -Mark Hall-Patton-, una experta en libros antiguos -Rebecca Romney-, etc.).

ps

A lo largo de sus ya 15 temporadas, por La Casa de Empeños se han podido ver objetos de lo más variopinto: desde libros antiguos (como un tratado sobre alquimia que fue propiedad de Isaac Newton), a documentos históricos de la más variada índole, pasando por objetos relacionados con personajes destacados (puros de J.F. Kennedy, armas relacionadas con la disputa entre Hatfields y McCoys…) y otros tipos de vestigios del pasado (monedas y billetes antiguos, armas, armaduras, juguetes, vehículos, equipaciones deportivas, uniformes militares, etc.). También el Arte tiene una importante presencia, especialmente en el caso de la música -es habitual la aparición de objetos relacionados con grandes músicos como Hank Williams, Jimmy Hendrix, Jim Morrison, Frank Sinatra y un largo etcétera-.

Como podemos deducir de la dinámica del programa, el objetivo principal no es exactamente la divulgación de la Historia, pero la enorme curiosidad que suscita ésta en los espectadores es lo que ha permitido triunfar a La Casa de Empeños. Es verdad que no se tratan los grandes procesos que han conformado nuestro mundo, ni se analizan causas y consecuencias profundas de los hechos históricos más destacados. Y quizás tampoco resulte atractivo para apasionados de la Historia el ver cómo se monetarizan objetos cuyo valor va mucho más allá de una cantidad determinada de dinero. Sin embargo, esta forma de presentar el pasado en pequeñas dosis, relacionadas en muchas ocasiones con objetos concretos que generan cierta nostalgia, si es una manera útil de que nuestra disciplina esté un poco más presente para el público general.

Galavant, una crítica humorística a los clichés históricos

Ficha técnica:

Título: Galavant

Año: 2015 – 2016

Productora: ABC Studios / Rhode Island Ave. Productions

Directores: Dan Fogelman (Creator), Chris Koch,  John Fortenberry,  Declan Lowney, James Griffiths

Guionista: Dan Fogelman

Reparto: Joshua Sasse, Timothy Omundson, Vinnie Jones, Mallory Jansen, Karen David,Luke Youngblood, Darren Evans, etc

Duración: 2 Temporadas de 8 y 10 capítulos respectivamente.

 

Galavant es una serie musical con un total de 18 capítulos de 20 minutos de duración, en la cual se ridiculizan diferentes aspectos y temas, sobre todo relativos a la Edad Media y el mundo actual. Podemos ver entonces diferentes bromas y críticas a como se representa normalmente la época medieval en series y películas, con decorados y atrezzos intencionalmente poco elaborados. También podemos ver escenas ridiculizando la representación de justas, luchas o combates por honor y amor, banquetes, reuniones sociales, ajusticiamientos, etc., todo con un toque de humor. A mayores, también podemos encontrar guiños a musicales muy conocidos como Grease, o a elementos actuales como puede ser Twitter, la lucha feminista o el movimiento LGTB.

Por lo tanto, lejos de ser una serie histórica, es todo lo contrario, por lo que los que están aburridos de los típicos clichés de las series y películas actuales, así como los de series y películas de corte histórico o fantástico, esta serie es perfecta. Pues crítica y ridiculiza todo eso y más.

4465galavant-season-2-header-530x398
Reparto principal. Fuente: Temporada Final

En la serie, podemos conocer a diferentes personajes de diferentes clases sociales y diferentes reinos, en nuestro mundo pero con aspecto fantástico, pues en ocasiones mencionan España o Valencia, pero a la vez podemos ver elementos mágicos (hechizos, magos o similares, etc.). En un principio se centra en la historia de Galavant, un héroe venido a menos que busca tener su propio “final feliz” después de que el Rey Richard secuestrase al amor de su vida Madalena. A lo largo de la historia conoce a la princesa Isabella, dando un giro a sus objetivos.


Enlaces de interés:

Ficha en IMDb

Ficha en FilmAffinity

Web Oficial

Las chicas del cable

Ficha técnica:
Título: Las chicas del cable
Producción: Bambú Producciones / Netflix España
Guion: Ramón Campos, Teresa Fernández-Valdés, Gema R. Neira
Reparto: Blanca Suárez,  Maggie Civantos,  Ana Fernández,  Nadia de Santiago, Ana Polvorosa,  Yon González,  Martiño Rivas, etc.
País: España
Año: 2017
Duración: 50 min/capítulo

 

Netflix ha decidido estrenarse en España empleando una fórmula que gusta, y mucho, en nuestro país: una serie dramática con ambientación histórica. De este modo continúan la estela que nos dejaron Gran Hotel y Velvet –sin olvidar las series de sobremesa como Acacias38, Amar en Tiempos Revueltos, Seis Hermanas, etc.

En esta ocasión se nos presenta el Madrid de 1928, lleno de vida y de grandes oportunidades que brindaban un auge económico y social en la capital española. A pesar de todo, el gran protagonista de la serie son los obstáculos que frenaban la libertad de la mujer en una época regida por el poder del hombre. Ejemplo de ello es el hecho de que debían tener un permiso firmado por el marido si querían sacar dinero del banco, que la mujer maltratada no tenía ninguna cobertura legal –siendo la muerte de uno de los cónyuges la única posibilidad de anulación de un matrimonio-, o la mentalidad marcada de que el papel de la mujer era tener hijos y cuidar de la familia, teniendo que dejar de trabajar para ello.

En este aspecto también se nos presenta, aunque bastante de refilón, la presencia de las sufragistas, muchas de las cuales eran detenidas en redadas en liceos y puntos de reunión donde defendían su derecho a la igualdad.
En cuanto a otros elementos históricos, vemos que la política está regida por la desgastada monarquía de Alfonso XIII y existe un continuo miedo a la posibilidad latente de un golpe de Estado. Suponemos que por fechas intentarán recrear el intento que hubo en 1929, a pesar de que no se menciona en ningún momento a Primo de Rivera (dictador dirigente en esta etapa) ni a los principales insurgentes: José Sánchez Guerra y Miguel Villanueva. Sin embargo, en esta temporada sólo se nos presenta la introducción al tema, por lo que se entiende que lo desarrollarán más en profundidad en la continuación de la serie.

Con todo, lo más destacado puede ser la presencia en sí misma de la Compañía Telefónica Nacional de España, que supuso una revolución tecnológica en España, tradicionalmente atrasada frente a otros países. Esta fue impulsada por Primo de Rivera, sacando a concurso la titularidad de la empresa. En la serie se nos presenta a la familia Cifuentes como dueña y fundadora de la misma, a pesar de que en la realidad eran accionistas dentro del quinteto de personas que formaron dicha empresa: Julián Cifuentes Fernández, Amadeo Álvarez García y Valentín Ruiz Senén, José López Nieulánt y Sosthenes Behn.

Por último, cabe criticar también el apartado musical. La banda sonora de Las chicas del cable se conforma de música actual, pero con sonidos e inspiración de la época. En principio, este anacronismo tampoco debe suponer gran problema, ya que es una apuesta que pueden tomar perfectamente. El problema surge cuando pocas veces suena bien, sin resultar forzado ni fuera de lugar, especialmente la canción de cierre.

Está claro que todo lo que toca Netflix crea una gran expectación y, quizá, una exagerada esperanza de algo nuevo, arriesgado y de calidad. En este caso las expectativas estaban bastante altas, al ser su primera apuesta en España, pero creemos que, en general, se queda bastante cojo. Sin embargo, habrá que ver cómo evoluciona en su segunda temporada que, de seguro, llegará.


Enlaces de interés:


[Imágenes extraídas de El Confidencial y de Filmaffinity]

Dioses nuevos, dioses antiguos: American Gods

Ficha técnica
Nombre original:
American Gods
Año de emisión:
2017
Capítulos emitidos:
4 de 8
Temporada:
1
Productor:
Michael Green

American Gods es la última apuesta de Starz, cadena emisora de series como Outlander, Black Sails o Da Vinci’s Demons. Una serie mezcla de mitología, folklore y realidad, en la que seguimos los pasos de Sombra Moon, un ex convicto recién salido de la cárcel, cuyo destino se cruzará con el del Señor Wednesday, un curioso y tenebroso personaje que pondrá en duda todas sus creencias y convicciones.

La serie está basada en la novela homónima de Neil Gaiman, analizada anteriormente en nuestra revista (American Gods). Hasta el momento se han emitido un total de 4 capítulos de los 8 programados, confirmándose oficialmente la renovación para una segunda temporada que, posiblemente, se ocupe del desenlace final de la novela. Destaca por su fidelidad al texto original, así como por la recreación de los diferentes dioses y seres mitológicos que presenta.

Cada capítulo comienza con una secuencia que explica la permanencia o llegada de un dios al territorio americano. Así, por ejemplo, podemos ver un drakar vikingo arribando a las costas norteamericanas y, con él, al dios Odín, o la travesía de un barco de esclavos rumbo a América, donde se nos presenta a Anansi, el dios araña. Otras secuencias de dioses y criaturas se entremezclan con la historia principal, permitiéndonos ver por ejemplo a la Reina de Saba, un leprechaun o un ifrit (genio de la mitología árabe), así como sus destinos en el Nuevo Mundo. Personajes no siempre reconocibles a primera vista, pero identificables tras una breve indagación.

Especial mención a la obertura de la serie, fiel reflejo de la idea principal de la novela: la lucha entre nuevos y viejos dioses. De esta forma, podemos ver como los símbolos que representan a las antiguas divinidades se transforman en objetos de la era tecnológica y del capitalismo. Ejemplo de ello son la cabeza de Medusa, cuyas serpientes resultan ser cables; un menorá (candelabro judío) cuyos extremos son puertos informáticos; dioses con cámaras por ojos; una virgen cuyo velo recuerda un entramado digital; un buda obeso rodeado de drogas; o una crucifixión con un astronauta como figura principal. Todo ello para formar una efigie coronada por un águila, símbolo de los EEUU. Una amalgama de nuevos y viejos dioses, que refleja las creencias y cultos de sociedad actual.

Una adaptación de la premiadísima novela de Gaiman que de momento no defrauda ni a lectores ni a recién llegados. Novela cuya lectura recomendamos evitar, así como el tráiler de la serie, pues desvela información y acontecimientos que, en el texto original y posiblemente en la serie, permanecen ocultos prácticamente hasta el final, siendo este uno de sus grandes puntos a favor.

Buscando a Carmen Sandiego… encontramos Historia

Mucho se ha escrito sobre la necesidad de acercar la Historia al público en general, y especialmente a los más pequeños. Un caso paradigmático es el de Carmen Sandiego, una franquicia multiplataforma en donde la Geografía, el Arte y, por supuesto, la Historia, tenían un papel clave. Su primera aparición fue en 1985, con el videojuego Where in the World is Carmen Sandiego?, al que siguieron otros títulos (Where in the USA is Carmen Sandiego?, Where in Europe is Carmen Sandiego?, Where in Time is Carmen Sandiego?, etc.) en los que el jugador necesitaba seguir una serie de pistas y responder preguntas para atrapar a la villana protagonista, Carmen Sandiego, una ladrona siempre vestida con un abrigo y un sombrero rojos. El éxito de estos videojuegos llevó a la aparición de libros y cómics, así como concursos televisivos para niños (TVE estrenó en 1995 ¿Dónde se esconde Carmen Sandiego?, de vida efímera) y, sobre todo, la serie de animación Where on Earth is Carmen Sandiego? (1994-1999), en España titulada En busca de Carmen Sandiego, emitida por La 2 poco después de su estreno en EE.UU.

where_on_earth_is_carmen_sandiego_tv_series-485020415-large

Es esta serie -que consta de cuatro temporadas, de diez episodios cada una- la que hizo más conocida esta franquicia en España, y la que posiblemente a más niños les supuso un primer acercamiento a la Historia en el ámbito audiovisual. La acción se presenta como parte de un videojuego para ordenador al que está jugando el único personaje no animado (conocido simplemente como “El Jugador”), que será el encargado de seleccionar qué detectives deberán perseguir a Carmen Sandiego, así como de llevarlos de manera instantánea al lugar al que le indiquen las pistas. Los detectives en cuestión son dos jóvenes hermanos, Ivy y Zack, los más destacados de ACME, una agencia de detectives para la que la propia Carmen había trabajado antes de fundar la organización criminal M.A.L. y dedicarse a robar obras de arte y demás objetos valiosos. El superior de los detectives es J.E.F.E., una cabeza parlante en una pantalla, que además de proporcionar información, ejercía de contrapunto cómico. En cada episodio, Carmen comenzaba cometiendo un importante robo con la ayuda de sus esbirros, tras lo cual Ivy y Zack eran enviados al lugar de los hechos para recabar pistas, en ocasiones puestas voluntariamente por la ladrona -ella se planteaba la persecución como un desafío. Era habitual que los escenarios del robo fueran importantes museos (fácilmente distinguibles por la representación de sus fachadas y sus elementos más característicos), y las pistas que les llevarían al siguiente lugar donde podría hallarse Carmen, eran tan variadas como monedas de algún determinado país, acertijos, imágenes de otras obras de arte y un largo etcétera. Para poder afinar más en la localización, el J.E.F.E. les mostraba a los detectives abundante información sobre el objeto robado -estilo artístico al que pertenece, época en la que se realizó, curiosidades…-, las biografías de personajes relacionados, algunos usos y costumbres de los países de destino, etc. Eran constantes las referencias a la Historia universal, ya que la ladrona tenía especial gusto por objetos procedentes de culturas de diferentes épocas y lugares da bastante pié a ello. Y en cuanto a la Geografía está, si cabe, aun más presente.

Por todo ello, la franquicia de Carmen Sandiego y, especialmente, su serie de televisión, constituye un interesantísimo recurso para los más jóvenes. Casi sin querer, la persecución de la villana de rojo por todo el mundo permite hacer un primer recorrido por la Historia del Arte y algunas de sus obras más representativas (pinturas rupestres, escultura monumental antigua, catedrales medievales, pintura contemporánea…), por la vida de personas ilustres, por hechos históricos trascendentales, por la cultura y su dispar evolución, etc. Es inestimable el valor de producciones como esta, y quizás sea útil rescatarlas del olvido, ya que a día de hoy pueden ser útiles en esta función educativa y divulgativa. Por ello es, sin duda, muy buena noticia el reciente anuncio de que Netflix prepara una nueva serie de animación basada en este carismático personaje.

Entrevista a Javier Olivares

La Historia en todas sus vertientes es el motor de El Octavo Historiador, hemos analizado numerosas obras y detrás de estas, hay una serie de profesionales que las hacen posibles, como los guionistas, ilustradores, escritores, etc. que son los que se encargan de trasladar la Historia a diversos formatos. Es por esto mismo, que resulta interesante conocer a dichos autores, para entender cómo trabajan y cuáles son los motivos por los que deciden trasladar la Historia de una u otra manera.

Ejemplo de ello tenemos a Javier Olivares, historiador de formación y guionista de profesión, creador de series de reconocimiento como Isabel y la más reciente, El Ministerio del Tiempo. Hace un mes, nos concedió esta entrevista que, entre otras cuestiones, nos muestra algunos de los mecanismos de creación de una serie de corte histórico.

Entrevista a Javier Olivares


[Imagen extraída de: http://www.informativos.net/]