Archivo de la categoría: Mundo Actual

Call of Duty WWII y la polémica sobre las mujeres en la historia y en la Guerra.

Como en la mayoría de las situaciones, la historia de las mujeres ha sido olvidada o borrada del mapa, por lo que no es de extrañar la polémica acontecida con la última noticia sobre el videojuego Call of Duty: WWII, dónde podremos seleccionar personajes femeninos en el modo multijugador.

La controversia ha surgido cuando, ante esta información, numerosas personas han acusado a los desarrolladores del juego de faltar a la “veracidad histórica” al incluir mujeres en los campos de batalla. No obstante, los ataques a la “veracidad histórica” del juego no resultaron tan problemáticos cuando hace unas semanas se anunció que este mismo juego iba a contar con él, ya habitual en la saga, “Modo Zombie”, en el que los jugadores deberán sobrevivir al ataque de hordas de muertos vivientes. Además, el propio realismo del juego queda en entredicho por otros elementos estructurales de este género de videojuegos, como lo es el soldado “todoterreno” que domina todas las armas y pilota cualquier vehículo.

No obstante, estos comentarios alarmistas sobre la presencia de mujeres en los escenarios de guerra se desmonta fácilmente si tenemos en cuenta que éstas participaron activa y pasivamente durante todo el conflicto, con diversos roles y ocupando un papel crucial en muchos aspectos, como operarios de fábricas, pilotos, apoyo en trincheras… hasta, por desgracia, en cámaras de gas y campos de exterminio (Río, 2017).

Cabe decir, que en general, las mujeres siempre han participado de una manera u otra en las guerras, aunque su papel haya sido silenciado y relegado a las sombras. Sin embargo, desde el siglo XX, han asumido un papel más visible en este tipo de conflictos, asentándose también en sectores tradicionalmente masculinos. Este fenómeno está presente ya en la Gran Guerra, pero en la Segunda Guerra Mundial se hace todavía más extenso y firme; con un importante papel en la denominada “guerra secreta” o guerra de espionaje, así como en las actividades del Departamento de Inteligencia, ya sea en grupos de codificación o como agentes especiales (Fiorani, 2002: 197).

Mujeres en la Segunda Guerra Mundial

Durante la Segunda Guerra Mundial destacan principalmente dos países por su amplia movilización femenina: la Unión Soviética y Gran Bretaña. El primero de ellos, desde 1942, cuenta con la participación de mujeres en el ejército en igualdad con los hombres, por lo que podían participar en combate, dirigiendo aviones, carros de combate o buques (Fiorani, 2002: 197). Durante la guerra, un total de 800.000 mujeres prestaron servicio militar en la Unión Soviética, de las que se puede destacar figuras como la de Liudmila Pavlichenlo, francotiradora ucraniana que se ganó el sobre nombre de “El Ángel de la Muerte” o la figura de Marina Raskova, pionera de la aviación femenina y creadora de divisiones aéreas femeninas como “Las Brujas de la Noche”.

brujas de la noche
Brujas de la Noche. Fuente: SputnikNews

En el caso de Gran Bretaña, las mujeres participaron en un primer momento como auxiliares de las fuerzas militares (enfermeras, empleadas, conductoras, etc.), pero posteriormente acabaron formando parte del ejército en cuerpos como la Women´s Auxiliary Air Force (con 180.000 miembros en 1943), dirigida por Jane Trefusis Forbes; o la Women´s Royal NavyService que en 1944 contaba con 70.000 miembros (Fiorani, 2002: 197).

gran bretaña
Operarias de las fuerzas aéreas. Fuente: Manuscripts&Pictorial. Collections of the Alexander Turnbull Library

En otros países, las mujeres tuvieron que superar muchos obstáculos para formar parte de los cuerpos militares y ser oficialmente reconocidas como parte de los mismos. En Estados Unidos llegaron a participar un total de 400.000 mujeres en las fuerzas armadas, en cuerpos como las WAVES (Women Accepted for Volunteer Emergency Service) o la WAC (Women’s Army Corps). En Alemania llegó a crearse una sección o ala femenina dentro de las SS (SS – Gelfolge), aunque también podían formar parte del ejército.
Sin embargo, los países antes mencionados no son los únicos con representación femenina en las fuerzas armadas, pues Australia, Canadá y países europeos como Finlandia, Italia o Polonia, contaban con cuerpos militares femeninos, la presencia de mujeres en servicios de carácter voluntario, etc.

Por último, no debemos olvidar que otro papel destacado de las mujeres a lo largo de este conflicto, fue el desarrollado en el ámbito de movimientos de resistencia a los fascismos, con labores diversas que aseguraban la eficacia de mismos, con la construcción y mantenimiento de redes de apoyo, información y asistencia a los refugiados y a las unidades partisanas, y la participación en primera línea, con tareas específicamente militares (Fiorani, 2002: 197).

Por lo tanto, podemos ver como las mujeres formaron parte activamente en la Segunda Guerra Mundial de múltiples formas; por lo que el videojuego CoD: WWII no faltaría al rigor histórico incluyendo la posibilidad de jugar con personajes femeninos. Carecen de sentido, por lo tanto, las quejas emitidas por algunos jugadores de la saga, acostumbrados a jugar únicamente con personajes masculinos, en un género de videojuegos creado y comercializado, hasta ahora, ex profeso para el público masculino. Un género que, al contrario de lo que sucede habitualmente, parece comenzar a abrirse a un público más amplio, así como a un mayor rigor histórico.

De este modo, vemos como el “rigor histórico” que reclaman ciertos internautas queda dañado ante la falta de personajes que representen a esas mujeres como Liudmila Pavlichenko o Marina Raskova, e incluso a todas aquellas mujeres que, aunque no participasen con un arma en la mano, si estaban presentes, como enfermeras de guerra, auxiliares, etc.


Referencias

Del Río, R. (2017). Mundo Gamers: Sexo, mujeres y nazis en el nuevo Call of Duty WWII. Los zombis existen, las mujeres, no. (Fecha de consulta: 02/05/2017): https://www.mundogamers.com/noticia-sexo-mujeres-y-nazis-zombis-en-el-nuevo-call-of-duty-wwii.18766.html

Fiorani, F. (2002). Atlas ilustrado de la Segunda Guerra Mundial. Susaeta, Madrid.


Enlaces de interés

Ferrer Valero, S. (19/04/2015). Mujeres en la Historia: La francotiradora que amaba la historia, Lyudmila Pavlivhenko (1916 – 1974). (Fecha de consulta: 03/05/2017): http://www.mujeresenlahistoria.com/2015/04/la-francotiradora-que-amaba-la-historia.html

García, A (14/01/2017). Sputnik: “Brujas de la Noche”: Las guerreras soviéticas que hicieron temblar a Hitler. (Fecha de consulta: 03/05/2017): https://mundo.sputniknews.com/blogs/201701141066221168-pilotas-sovieticas-guerra-mundial/

García, A. (11/02/2017). Sputnik: Liudmila Pavlichenko: “El Ángel de la Muerte” que aterraba a los nazis. (Fecha de consulta: 03/05/2017): https://mundo.sputniknews.com/blogs/201702111066884707-francotiradora-urss-segundaguerramundial/

Después de los charlies, un gran simio: King Kong tras Vietnam

Ficha técnica:
Título: Kong: La Isla Calavera
País: EE.UU.
Año: 2017
Director: Jordan Vogt-Roberts
Reparto: Tom Hiddelston, Brie Larson, Samuel L. Jackson, Toby Kebbell, John Goodman, etc.

kong_la_isla_calavera_61858

Si pensamos en qué tipo de película no nos encontraríamos nada referente a la Historia, sin duda encajaría una cuya trama gire en torno a un simio gigante enfrentado a militares y criaturas extrañas. Pero no. Es el caso de la recientemente estrenada Kong: La Isla Calavera, un reboot de la historia de King Kong, el simio más famoso del cine. Aunque buena parte del argumento no tiene nada que ver con la Historia, sí hay varios aspectos de la ambientación que hacen referencia a sucesos bastante relevantes en el devenir del siglo XX.

La trama se desarrolla en los instantes finales de la Guerra de Vietnam, uno de los conflictos más destacados de los años de la Guerra Fría. La importancia de ese contexto se evidencia en que si autorizan la expedición a una isla desconocida hasta ese momento, es por miedo a que sean los soviéticos los primeros en descubrir qué se halla en ella -por aquel entonces estaban desarrollando ambas superpotencias nuevas tecnologías, entre ellas satélites que permitían un mayor conocimiento de la superficie de la Tierra-, muestra evidente del clima de profunda rivalidad y tensión existente. El momento en el que se inicia la expedición coincide con el anuncio, por parte de Richard Nixon, de la retirada de las tropas estadounidenses del territorio vietnamita tras los Acuerdos de París de enero de 1973 -de hecho, en una televisión aparece un breve fragmento del discurso del Presidente-. Aunque este hecho fue recibido con júbilo por el movimiento pacifista y por buena parte de los soldados movilizados, como se refleja en Kong: La Isla Calavera, la reacción no fue unánime, ya que podía ser interpretada como un síntoma de debilidad de los EE.UU. Oficialmente se defendía que la guerra no la habían perdido -pese a que los comunistas norvietnamitas se encontraban en mejor situación-, sino que se había abandonado (así lo señala en el film el teniente coronel Preston Packard). Y todo ello, mostrado al mundo en buena medida gracias a un fenómeno cada vez más importante, como es el fotoperiodismo, que ayudó a que la guerra y sus consecuencias llegaran a un público mucho mayor, gracias a la labor de fotógrafos como una de las protagonistas de la película, Mason Weaver.

Por tanto, si bien es evidente que bajo ningún concepto se podría considerar Kong: La Isla Calavera como un largometraje de tipo histórico, la decisiva importancia de hechos destacados del pasado como desencadenante de la trama -y la habituales referencias a sucesos y procesos de la época- señala que podemos encontrar Historia hasta en los más insospechados rincones del audiovisual y la cultura popular.

Pequeña y Grande: los cuentos que recuerdan a las olvidadas de la Historia Contemporánea

Actualmente existen muchos recursos didácticos para la enseñanza de la Historia, pero esta vez, nos centraremos en los conocidos como libros ilustrados, donde la ilustración predomina sobre la escritura. Nos encontramos ante la colección titulada Pequeña&Grande, creada por Alba y Mª Isabel Sánchez Vergara junto con ilustradoras de la talla de Ana Albero, Amaia Arranzola, Gee Fan Eng, Maria Diamantes, Elisa Munsó o Frau-Isa.

En esta colección, encontramos diversos títulos destinados a un público infantil, donde a modo de cuento se nos presenta la vida de mujeres cuya vida y/o trayectoria profesional les ha hecho destacar en la historia, como diseñadoras (Coco Chanel), artistas (Frida Khalo u Audrey Hepburn), aviadoras (Amelia Earhart), investigadoras (Marie Curie), etc. Estos libros, están principalmente dirigidos a niños y niñas de entre 5 y 11 años, dependiendo de los títulos publicados. Desde la experiencia personal, cabe destacar que atraen al público infantil gracias a la sonoridad de la escritura, así como las ilustraciones (como antaño hacía la famosa poetisa Gloria Fuertes); mostrándoles de modo general y rápido la biografía de personajes ilustres y creando así una pizca de interés en ellos.

Resultado de imagen de pequeña y grande
Algunos títulos de la colección

Al final de cada libro se incluye una breve biografía, más académica, donde los niños pueden saber más acerca de la protagonista de cada cuento, con fechas y datos clave. Es por todo esto, que dicha colección podría ser utilizada como recurso didáctico en Historia (en Historia Contemporánea, para ser más exactos) y otras materias. Además, se trata de un recurso muy útil y significativo para el feminismo, pues con esta colección se pretende rescatar la figura de mujeres destacadas del pasado siglo, figuras que no suelen presentarse habitualmente en las clases de Historia, o Ciencias Sociales, a pesar de su importancia.


Enlaces de interés

 

Grandes mujeres para pequeños cuentos

Nuevos ídolos infantiles

Efeméride del mes: la Guerra de Irak

Muchísimos hechos históricos de gran calado tuvieron lugar en marzo, pero en esta ocasión nos vamos a centrar en uno bastante reciente, que ha sido tomado como excusa para la realización de numerosas producciones audiovisuales: la Guerra de Irak.

Tras la acusación (que posteriormente se demostró falsa) hecha por los servicios de inteligencia de los EE.UU. de que el gobierno de Saddam Hussein estaba fabricando armas de destrucción masiva y colaborando con grupos terroristas, una coalición internacional liderada por los propios estadounidenses inició, en marzo de 2003, los bombardeos sobre el territorio iraquí. En menos de un mes, buena parte del país estaba ocupado. Sin embargo, pese a la rápida vitoria militar de las fuerzas de ocupación, la posguerra resultó muy conflictiva, y desde el derrocamiento de Saddam Hussein –que fue ejecutado- ninguno de los gobiernos establecidos ha llegado a dominar la situación. Los conflictos políticos y étnicos han sido una constante, y el inestable contexto internacional facilitó el surgimiento del Estado Islámico y su control de parte de Irak.

La gran resonancia que tuvo la Guerra de Irak entre la opinión pública internacional tiene su reflejo en la enorme cantidad de material que generó en el mundo audiovisual. Ya simultáneamente al conflicto comenzaron a producirse largometrajes y series televisivas cuyas tramas se situaban en él, en ocasiones con el objetivo de narrar una historia, pero habitualmente desde una óptica muy crítica con esa guerra (esta visión es más acusada si cabe en el mundo de la música, donde la censura de la política exterior estadounidense ha sido una constante desde esos años). Ejemplos de series ambientadas en la Guerra de Irak serían Generation Kill o Over There, mientras que películas nos encontramos con un buen número, muchas de ellas con gran éxito de crítica y público: En el valle de Elah, En tierra hostil (ganadora del Oscar a la mejor película), Redacted, La batalla de Hadiza, American Soldiers: un día en Irak (de las menos críticas con la invasión), El Francotirador (dirigida por Clint Eastwood, y centrada en la figura de Chris Kyle), etc. A través de ellas podemos acercarnos no solo a los aspectos puramente militares, sino también a vivencias personales de los protagonistas, las consecuencias de la guerra –la destrucción del país, los problemas sociales y económicos que implicaron para la población local, el síndrome de estrés postraumático de los soldados…-, la conflictividad política, etc.

Así, vemos que la Guerra de Irak es de esos acontecimientos cuya importancia en la Historia se intuye desde su inicio, y la cultura audiovisual nos permite adentrarnos en su explicación y posibles consecuencias desde el primer momento.

Guyana se tiñe de sangre: la masacre de Jonestown, narrada por Manowar

Un 18 de noviembre de 1978 más de 900 personas yacían en el suelo en Jonestown, sede del “Peoples Temple”, una comunidad religiosa dirigida por Jim Jones. Acababa de tener lugar un suceso considerado como el mayor suicidio en masa de todos los tiempos, aunque quizás fuera más exacto considerarlo un asesinato. Estos hechos generaron un fuerte impacto en la sociedad estadounidense, de donde procedía aquel grupo, y pronto quedaron reflejados en el mundo audiovisual. Uno de los ejemplos más destacados es la canción Guyana (The Cult of the Damned), incluida en el disco Sign of the Hammer, lanzado en 1984 por Manowar, uno de los grupos más conocidos y paradigmáticos del heavy metal norteamericano.

133703.jpg

La historia del Templo del Pueblo arranca en Indiana, cuando Jim Jones, un joven defensor de la igualdad racial vinculado al Partido Comunista estadounidense, funda el Templo del Pueblo, una comunidad protestante acorde a sus ideas. Pronto se traslada a San Francisco, donde va adquiriendo mayor notoriedad; pero ante las sospechas de que algunas de sus actividades eran delictivas, Jones decide fundar un asentamiento en Guyana, donde llevaría a cabo un proyecto de comunidad socialista bajo su control. Allí le acompañaron centenares de seguidores, en buena parte afroamericanos. En Guyana (The Cult of the Damned) se hace referencia al duro trabajo de la tierra en aquel asentamiento tropical, siempre bajo el férreo control de Jim Jones, que detentaba un poder absoluto y trataba de evitar a toda costa cualquier deserción –lo vemos en versos como (…) we all worked the land, too afraid to look up, we all feared his hand (todos trabajábamos la tierra, demasiado asustados para buscar, todos temíamos su mano); Were you a God or a man in a play, who took our applause and forced us to stay? (¿Eras un dios o un hombre actuando, quien consiguió nuestro aplauso y nos obligó a quedarnos?), etc.-. Pero las noticias llegaron a EE.UU., y el congresista Leo Ryan fue enviado a Jonestown a investigar. Cuando se disponía a regresar, junto con algunos disidentes de la comunidad, fue asesinado, e inmediatamente Jones optó por ejecutar lo que él consideraba un último “acto revolucionario” contra el sistema: un suicidio en masa. Todos los miembros de la comunidad fueron obligados a ingerir cianuro potásico diluido en una bebida dulce (en la canción se refleja la creencia popular de que fue con Kool-Aid: Thank you for the Kool-Aid, Reverend Jim (Gracias por el Kool-Aid, reverendo Jim). De hecho, drink the Kool-Aid pasó a ser una frase hecha que significa “aceptar hacer algo negativo por sentirse presionado para ello”). Los primeros en fallecer fueron los más de 200 niños, a los que se obligó a beber el veneno, siguiéndole después el resto, si bien Jim Jones falleció por un disparo –Now all together we lived as we died, on your command, by your side; Be good to the children and old people first, hand them a drink, they’re dying of thirst (Ahora todos juntos como hemos vivido como hemos muerto, a tus órdenes, a tu lado; Sed buenos con los niños y los ancianos en primer lugar, dadles una bebida, que están muriéndose de sed); etc.-.

Como hemos visto, la masacre de Jonestown tuvo un impacto importante en la cultura popular estadounidense, y este tema de Manowar es una muestra más del interés que generaron esos sucesos, que también se han visto reflejados en otros elementos del mundo audiovisual (música, cine, etc.). A fin de cuentas, es habitual que los episodios más oscuros sean los que más focos acaparan.

 Enlace a Guyana (The Cult of the Damned), de Manowar:

Figuras ocultas: mujeres en la NASA

Ficha técnica:
Título: Figuras Ocultas (Hidden Figures)
Producción: Fox 2000 Pictures
Dirección: Theodore Melfi
Reparto: Taraji P. Henson, Octavia Spencer, Janelle Monáe, Kevin Costner, Jim Parsons, etc.
País: Estados Unidos
Año: 2016 (EE.UU.) / 2017 (España)
Duración: 127 min.

119187
Basada en la novela homónima de Margot Lee Shetterly, Figuras Ocultas nos trae la historia de tres mujeres afroamericanas que fueron claves en la historia de la agencia espacial NASA en la década de 1960. Esta era una época muy convulsa, debido a la segregación racial vivida en EE.UU., que aún a día de hoy no está del todo resuelta. A esto se le suma que debían trabajar en un mundo de hombres, donde las mujeres no tenían derecho a acceder a las altas esferas ni a puestos importantes, mucho menos a las reuniones de los mismos.

Mary Jackson es la primera de ellas, llegando a convertirse en la primera mujer de color, no sólo en graduarse en la Universidad de Virginia gracias a la orden de un juez que le permitió graduarse, sino en convertirse en ingeniera aeroespacial de EE.UU. Otro ejemplo de superación lo vemos en Dorothy Vaughan, que logró ser la primera mujer afroamericana en convertirse en supervisora en la NASA. Fue, asimismo, una de las principales figuras en el manejo de los innovadores ordenadores iniciales de IBM, llegando a familiarizarse con su programación por su propia cuenta.

Por último, tenemos a Katherine Johnson, verdadera protagonista de la obra. Logró tener un papel clave e irremplazable en los cálculos más importantes de la agencia, gracias a los cuales la NASA logró poner en el espacio al astronauta John Glenn y hacerle regresar sano y a salvo. Este hito supuso un enorme avance en la carrera espacial que se mantuvo con la URSS, que culminaría en 1969 con la llegada del hombre a la Luna. Dicho proyecto también contó con la participación de Katherine Johnson, aunque la película se centra solamente en el viaje de John Glenn.

En cuanto al contexto de la obra, se hacen constantes menciones a la lucha de la igualdad racial por todo el país, como puede ser la aparición de la figura de Martin Luther King o el famoso altercado de unos estudiantes afroamericanos que se sentaron en una “cafetería de blancos” en Carolina del Norte (muy bien retratado en la película El Mayordomo), entre otros. También se muestran constantemente escenas reales de los éxitos en la conquista espacial de los rusos, de los discursos del entonces presidente de EE.UU. John F. Kennedy, o del propio viaje de John Glenn.

Finalmente, también se les hace un homenaje especial cuando acaba la película a las auténticas protagonistas en las que se inspiraron, con imágenes comparativas y explicando sus logros futuros. Todo ello convierte a esta película en una auténtica denuncia social, mostrando que las mujeres (y especialmente las que no son blancas) sufren constantemente la presión de no ser reconocidas entre las grandes mentes pensantes de la historia, algo que todavía puede verse a día de hoy reflejado, por ejemplo, en los Premios Nobel, a pesar de haber transcurrido media centuria.


[Imágenes extraídas de http://www.sensacine.com, www.popularmechanics.com, y http://www.publico.es]

Años que hicieron historia

Año nuevo, vida nueva. Esta es una de tantas frases recurrentes en estos momentos de cambio de año. Sin embargo, normalmente la vida sigue adelante sin muchos cambios. Año tras año, la Historia continúa su avance, lento pero inexorable. No obstante, hay algunos años que sí han logrado quedar en la memoria a lo largo de los siglos, por los acontecimientos que tuvieron lugar en ellos. En este breve artículo vamos a revisar algunos de estos años memorables y cómo se han reflejado en diferentes medios.

Años que cambiaron la historia


[Imagen extraída de http://www.vianur.com%5D