Archivo de la categoría: Historia Moderna

La ruta hacia El Dorado

En la película de animación La Ruta hacia el Dorado, dos amigos se embarcan sin querer en una aventura que los lleva a América, donde conocen a Hernán Cortés por el camino. En las playas americanas deciden seguir un mapa que les llevará a la mítica ciudad de El Dorado.

En la película, la ciudad no sólo está repleta de oro, sino que además cuenta con aspectos más mágicos o fantásticos. Podemos ver animales extraños y cómo el sumo sacerdote acciona a distancia una estatua de jaguar mediante magia. Pero, aun así, la película cuenta con una serie de anécdotas que se basan en la realidad, tal y como veremos a continuación.

La ruta hacia El Dorado

 


[Imagen de portada extraída de Pinterest]

Anuncios

¿Sabías que…? (XXVIII) El extraño caso del Dr. Jekyll, Mr. Hyde y el Deacon William Brodie

Las secciones de literatura clásica de librería y bibliotecas cuentan habitualmente con un nutrido número de ejemplares originados durante la época victoriana, periodo histórico comprendido entre 1837 y 1901 que recibe su nombre de la reina Victoria, soberana de Gran Bretaña e Irlanda y Emperatriz de la India. Esta etapa de la historia anglosajona es conocida tanto por su esplendor cultural como por el gran abismo social existente entre clases, caldo de cultivo de cruentos personajes como Jack el Destripador y grandes clásicos como Drácula, de Bram Stoker.

Entre estos clásicos cabe destacar El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde, novela de Robert Louis Stevenson, publicada en 1886. Su historia, llevada en múltiples ocasiones al teatro, cine y televisión -caso por ejemplo de la película La liga de los hombres extraordinarios (2003) o Van Helsing (2004)-, nos remite al conflicto interno del ser humano, dividido entre el bien y el mal. Jekyll representaría la parte racional y bondadosa del ser humano, cuyo afán científico y de saber lo llevarían a crear un suero o brebaje que dividirá su propia persona en dos, dando lugar a Edward Hyde, un atroz criminal, representación de la inmoralidad, salvajismo y todo lo perverso en el ser humano. La obra, ambientada el Londres victoriano, habla de las consecuencias de la curiosidad científica, tema tratado con anterioridad por autores como Mary Shelley en su Frankenstein o el moderno Prometeo, publicado en 1818. Alude asimismo a la angustia existencial del hombre y a su búsqueda de conocimiento para llenar el vacío que esta genera.

Ahora bien, la inspiración de Stevenson para crear a este personaje de doble moral parece proceder de una figura histórica propia del ideario popular y la historia de Edimburgo: William Brodie (1741-1788). Burgués nativo de la capital escocesa, procedía de una respetable familia de abogados y hombres de negocios que, gracias a su trabajo y a sus influencias, se ganó el prestigioso título de Presidente de la Corporación de artesanos de la ciudad – Deacon of the Incorporation of Wrights -, formando parte asimismo del consejo de la misma.

 

8410097103_81f4bc99c3_b
Fig. 1: Deacon Brodie’s Tavern (Edimburgo). Fuente: https://www.flickr.com/photos/7501678@N03/8410097103

Poco hacía sospechar por lo tanto que este cerrajero y fabricante de armarios, que día a día se relacionaba con algunas de las personas más ilustres de la ciudad, tuviese una doble vida, dedicándose a robar por las noches a sus propios clientes. La confianza depositada en su persona, así como el acceso a las llaves de numerosas viviendas, permitió a Brodie abrirse las puertas a todo tipo de botines, iniciando su senda criminal en 1768 con el robo de un banco, de que sustrajo un total de 800 libras, una cantidad nada desdeñable para la época.

Ese mismo año se aliaría con el inglés George Smith, sumando a la compañía al año siguiente al zapatero Andrew Ainslie y al ladrón John Brown. Hasta su captura en 1788 se dedicaron a desvalijar las viviendas del Old Town de Edimburgo, sustrayendo no solo dinero sino también bienes, contándose entre sus mayores gestas el robo a una joyería y a una tabaquería, así como de una considerable cantidad de té, un bien muy preciado y de gran valor en la época.

Su suerte se vio truncada al cambiar su modus operandi, durante un intento de robo por la fuerza, sin llave y armados, durante el cual fueron sorprendidos. Alarmado por la captura de Brown y sus compañeros, Brodie huiría a Londres, embarcándose destino a Ámsterdam. Pero la orden de búsqueda y captura que pendía sobre su cabeza hará que sea repatriado a Escocia, donde será juzgado por sus crímenes, demostrándose su culpabilidad en base a las armas y las copias de las llaves localizadas en su taller. Será colgado junto con Smith en 1788 en el Lawnmarket, frente a la que se calculó que fue la mayor masa de gente presente en una ejecución en la ciudad, que habría rondado las 40.000 personas.

La historia de Brodie se convertiría con el tiempo en una más de las leyendas de la ciudad, aún contada en la actualidad para diversión y deleite de los turistas, ante el pub que ha heredado su nombre, que muestra, mediante un juego de perspectiva, las dos caras del criminal. Stevenson fue uno más de los maravillados por este personaje, al cual retrató un siglo más tarde en su poco afamada obra de teatro Deacon Brodie or the Double Life (1886). Un nuevo intento de representar esta doble personalidad originaría su obra culmen, The Strange case of Dr. Jekyll and Mr. Hyde, convirtiéndose automáticamente en un clásico de la literatura universal; eclipsando incluso a la historia que le dio origen, pero que todavía es posible encontrar entre sus páginas, así como en los más recónditos callejones de la Royal Mile de Edimburgo.


Enlaces de interés:

http://www.bbc.com/news/uk-scotland-31018496

https://www.thevintagenews.com/2017/09/15/william-brodie-edinburghs-real-dr-jekyll-and-mr-hyde-who-was-both-gentleman-and-thief/

https://lilianacosta.com/el-extrano-caso-del-dr-jekyll-y-mr-hyde/


[Imagen de portada extraída de: https://www.vix.com/]

El Himno de Eurovisión y la serie Outlander ¿unidos por la música?

¿Qué puede tener en conexión el himno de Eurovisión con la BSO de la serie Outlander?

Hace unos días, la autora que escribe estas líneas se hizo esa misma pregunta cuando se puso a escuchar la BSO de la segunda temporada de Outlander, cuál fue su sorpresa al ver que en la canción llamada Versailles sonaba igual que el himno del Festival de Eurovisión.

Para comprender por qué algo que parecía relativamente reciente, como es la sintonía de Eurovisión, y una serie sobre el siglo XVIII tenían esto en común, tenemos que remontarnos al origen de dicha composición.

Ambas se basan en Te Deum, un himno de la Iglesia católica que aún a día de hoy se sigue cantando y que es una alabanza a Dios. Con el paso de los siglos, diferentes compositores le pusieron música a dicha letra y uno de ellos fue Marc-Antoine Charpentier, quien hizo el arreglo en el que se basan las dos composiciones que os mencionábamos antes. No se tiene claro el año exacto en que se realizó esta composición, aunque se cree que pudo ser entre 1688 y 1698.

Volviendo a la banda sonora de Outlander, aunque la serie trata sobre cómo se fragua la revuelta jacobita, los protagonistas en la segunda temporada viajan a París, para intentar evitar que esta suceda. Con toda esta información, el compositor Bear McCreary utilizó música histórica adaptándola a la serie para crear una mejor ambientación.

En cuanto al himno de Eurovisión, el arreglo de Charpentier fue “redescubierto” en 1953 por Carl de Nys y gustó tanto en su momento que se decidió utilizarla para el Festival que comenzó unos años después en 1956.

No deja de ser curioso que un festival que simboliza la unión de los países pertenecientes a la Unión Europea (y con otras partes del mundo) con su diversidad religiosa, tenga como himno música sacra católica, aunque en este caso, sin la letra original.


 

Enlaces de interés:

Palabras del propio Bear McCreary sobre la composición de la Banda Sonora de Outlander

Te Deum (arreglo de Charpentier)

Himno de Eurovisión

Pista Versailles (Banda Sonora Outlander)


[Imágenes de portada extraídas de: wikimedia.org y i.pinimg.com]

Resumen de las VI Jornadas “Cuando Mario conoció a Clío”

La semana pasada se celebró en la Facultad de Historia de Ourense, la sexta edición de las jornadas “Cuando Mario conoció a Clío”, los días 18 y 19, y que ya son un viejo conocido de esta revista. Un año más, la Historia y la Cultura audiovisual se unen en forma de ocho ponencias, con temas tan variados como documentales, archeogaming y la divulgación histórica.

Como colofón final a estas jornadas, os traemos un resumen sobre lo que versaron cada una de las ponencias:

Resumende las VI Jornadas “Cuando Mario conoció a Clio”


[Imagen de portada extraída de: DAFHO Uvigo]

Lore: Folclore con historia

Ficha técnica:

Título: Lore
Año: 2017
Producción: Amazon Studios / Propagate Content / Valhalla Entertainment
Creador: Aaron Mahnke
Duración: 6 episodios (40 min)
País: EE.UU.

lore-1.jpg

Las leyendas propias del folclore popular, así como la superstición, nacen a menudo de hechos que ocurrieron en la realidad, a pesar de sufrir alteraciones con el paso del tiempo que las empañan de misticismo y de sucesos difíciles de explicar. Aaron Mahnke nos narra, de este modo, un caso diferente en cada capítulo, intentando explicar la historia real que rodea a algunos de estos sucesos.

El formato de la serie se divide entre la interpretación del relato y las explicaciones del propio Mahnke como narrador, que nos explica qué nos dicen las fuentes al respecto, con un cuidado trabajo de documentación. En el primer capítulo, por ejemplo, nos presenta el origen de la “tapefobia”, o miedo a ser enterrado vivo, tema que preocupaba sobre todo en el siglo XIX y del que también escribió Edgar Allan Poe en “El entierro prematuro”. Con ello aprendemos distintas técnicas en las tumbas que permitían saber si alguien fue enterrado antes de tiempo, como la inclusión de una campana que podía ser movida desde el interior del ataúd. También la razón por la que existían salas de espera mortuorias, donde los cuerpos de los fallecidos esperaban a presentar signos de descomposición para poder ser declarados oficialmente muertos. Este miedo se acrecentó con la idea de la existencia de los vampiros, popularizada por Bram Stoker a finales de siglo.

Por otro lado, tal como se refleja en el resto de episodios, en muchas ocasiones se usaba la presencia de demonios y brujas como causantes de los males que sucedían en el momento. A día de hoy, en cambio, encontramos que detrás de estos seres malignos se escondían realmente enfermedades, en su mayoría mentales, además de servir como escusa para justificar el sometimiento del poder del hombre sobre la mujer, víctima de un porcentaje muy elevado de estos casos. Hasta hace no tanto, si una mujer sobresalía por su rebeldía, inteligencia, independencia o sencillamente por querer ser algo diferente a lo impuesto, podía fácilmente ser internada en un psiquiátrico por petición de su marido o de su padre.

Ejemplo de ello fue Bidget Cleary, irlandesa de finales del siglo XIX que fue quemada viva por su marido, quien creía que esta había sido sustituida por las hadas según una superstición local. Otro caso es el de Rosemary Kennedy, hermana del presidente americano JFK, víctima de una técnica que puso de moda el Dr. Walter Freeman en los años 40: la lobotomía cerebral, que le causó secuelas permanentes.

Estos y otros casos, son tratados con especial detalle a través de los seis capítulos de Lore, que se complementan con el podcast que creó el propio autor en 2015 y del cual surgió la idea de la serie. Este cuenta, hasta la fecha, con 82 episodios de media hora de duración aproximada, y guarda el mismo enfoque que la versión televisiva.


[Imágenes extraídas de http://www.filmaffinity.com y de http://www.vox.com]

1602: Vengando el pasado

El estreno en 2008 de la película Iron Man dio comienzo al MCU (Marvel Cinematic Universe) que, además de traer a la gran pantalla algunos de los héroes favoritos de la franquicia Marvel, supuso la “actualización” de algunos personajes, desplazando sus historias al presente o moviendo un par de décadas los acontecimientos de los que eran protagonistas en los cómics. Este recurso, bastante común por otra parte –como pudimos ver en su día con X-Men o en reboots como Las Cazafantasmas -, permite al espectador identificarse con los acontecimientos, situándolos en un contexto que le es familiar y que por lo tanto no requiere un esfuerzo por su parte para comprenderlo.

Ahora bien, ¿qué sucede cuando se hace exactamente lo contario, es decir, tomar personajes ambientados en las últimas décadas de nuestro tiempo y llevarlos, por ejemplo, al s. XVII? La respuesta es sencilla: 1602.

1602_Vengando el pasado

Escenarios con Historia: El castillo de Alnwick

No es la primera vez que vemos en películas y series que usan como escenarios localizaciones reales. Ciertamente no es un mal método pues ayuda a meterse dentro de la ambientación, aunque bien es cierto que no siempre los lugares que se utilizan se corresponden a la misma época que recrean. Relacionado con esto, hoy os hablaremos del castillo de Alnwick (Northumbria, Inglaterra).

Si nos remontamos a sus orígenes, se sabe que Ivo de Vesci, que tenía el señorío de Alnwick, fue el que comenzó a edificar el castillo en el año 1096. Con el paso del tiempo, fue protagonista de numerosos enfrentamientos, uno de ellos en 1174, en el que tuvo lugar una contienda entre el rey Guillermo I de Escocia y los ingleses liderados por Ranulf de Glanvill. Incluso se llegó a pedir su demolición (ya que estaba en un punto estratégico importante, siendo este la frontera entre Inglaterra y Escocia), pero finalmente no se realizó.

En el siglo XIII cambió de manos y pasó a pertenecer a la familia Percy, siendo ocupado posteriormente por tropas Lancaster durante la Guerra de las Rosas. Finalmente, esta familia continuó teniendo su posesión hasta que, en 1981, sirvió de residencia estudiantil. Actualmente sigue cumpliendo con esta función, además de estar abierto al público en general, ya que se hacen actividades de todo tipo, no solo la visita por el castillo, sino también juegos para niños y jóvenes en el que pueden vestirse con ropajes medievales, jugar a juegos de aquella época y realizar manualidades, dando así una amplia oferta de ocio para todas las edades.

Volviendo a lo audiovisual, se ha podido ver parte de este castillo, por ejemplo, en Harry Potter y la Piedra Filosofal, en la escena en la que aprenden a volar con la profesora Hooch, representando Alnwick parte del castillo de Hogwarts; en la afamada Downton Abbey sirviendo como escenario del castillo Brancaster en dos especiales de Navidad; la película Elizabeth, en la que se puede ver en una batalla haciendo del castillo de Leith; Robin Hood de Kevin Costner donde aparece brevemente el patio interior; e incluso en Star Trek: La nueva generación, en la que los oficiales del Enterprise van al castillo de Nothingham. Como podemos ver en estos casos, Alnwick no se utilizó para hacer de “si mismo” sino de otros castillos, en su mayoría, inventados.

Todos los años el castillo cierra una temporada (de octubre a marzo) pues la familia Percy pasa allí los inviernos, pero por poco tiempo, ya que el 29 de marzo reabre sus puertas con más actividades planificadas.


Enlaces de interés:

La Historia del castillo de Alnwick

Alnwick en lo audiovisual


[Imagen de portada extraída de: @filmtourismus]