Archivo de la categoría: Historia Moderna

Piratas en un mar de Historia

Con motivo del estreno de Piratas del Caribe: la venganza de Salazar no podemos evitar recordar a los personajes míticos que nos ha dado esta saga y, sobre todo, los piratas que en ellas aparecen.  A lo largo de las películas, han aparecido numerosos piratas con diversas procedencias, siendo su máximo exponente La Cuarta Asamblea de Hermanos, donde se reunieron piratas de diferentes partes del mundo.

A pesar de esta enorme cantidad de personajes, muy pocos de los que aparecen en las películas, existieron realmente. No hubo por desgracia ningún Ammand el corsario surcando el Mar Negro, ni un caballero Jocard y ni mucho menos, un tal Bill el Botas.  

Aun así, aunque sean personajes salidos de la imaginación de su creador, sus nacionalidades sí que guardan relación con lugares donde sí que se llevaron a cabo actividades de piratería, como es el caso de los piratas bereberes representados por Ammand o los franceses por el capitán Chevalle por ejemplo. También tenemos el caso de Sao Feng, que, aunque su personaje no existió, se basó en un pirata chino llamado Cheung Po Tsai. O mismo Jack Sparrow, que es una combinación de historias de diferentes piratas, entre ellos, Jack Birdy.

De todos los piratas que podemos ver a lo largo de la pentalogía de Piratas del Caribe, solo tres existieron de verdad. Uno de ellos es Sri Sumbhajee, el pirata indio. En realidad, no se sabe a ciencia cierta si fue un pirata o no, pero a quien sí que se conoce mejor es a su padre, Kanhoji Angre, que fue almirante de la armada de Maratha en el siglo XVIII y que se ganó muy mala fama entre británicos, holandeses y portugueses.

La siguiente en nuestra lista es la señora Ching. Se trata de Ching Shih, una pirata que actuó en el siglo XIX. En su momento, comandó una importante flota y se enfrentó tanto al Imperio británico como al portugués. Dicen que tuvo una relación amorosa con Cheung Po Tsai.

987yugh
Fig. 1: De izquierda a derecha: Sri Sumbhajee, la señora Ching y Barbanegra.

El último y no por ello menos importante, es Barbanegra. Pirata de sobra conocido por todos. Su nombre era Edward Teach y tuvo una breve, pero intensa carrera como pirata. Se cree que actuó desde 1716 hasta 1718, momento de su muerte.  Es curioso como alguien que estuvo en activo solo 3 años, consiguió que su figura estuviese rodeada de tantas leyendas en torno a él y tan presente en la cultura popular.

Son pocos los piratas reales, de los muchos que podemos ver a través de las películas, no sabemos si habrá más aventuras del capitán Jack Sparrow, pero si las hay, esperemos que algún que otro pirata conocido aparezca. No estaría mal, por ejemplo, que llegase a aparecer Benito Soto, pirata gallego, capitaneando su Burla Negra.


[Imagen extraída de: www.deviantart.net Autor: Mister Bones]

Anuncios

Pocahontas: la historia detrás de la ficción

Abril es un mes bastante prolífico en cuanto a eventos históricos, y en El Octavo Historiador, nos queríamos fijar en uno en concreto que quizá muchos no sepan que está basado en hechos reales.

Se trata de la llegada de los colonos británicos a Virginia en 1607, y cómo nació la leyenda de Pocahontas, llevada al estrellato por la firma Disney en 1995. Pero, ¿qué tendrá de real la historia que nos contaron a todos de niños?

Podrás descubrirlo en el siguiente enlace:

Pocahontas: ¿Ficción o realidad?

 


[Imagen extraída de http://www.ecartelera.com]

¿Sabías que? (XVI) Bella y la invención de la lavadora

Recientemente ha llegado a nuestros cines la adaptación en live-action de la película La Bella y la Bestia, la cual vuelve a recrear la primera adaptación de Disney de este cuento (1991), esta vez en conjunto con partes del musical homónimo, como algunas canciones.  Esta vez hay pequeños cambios, como por ejemplo que Bella es una joven inventora, incluso podemos ver como crea un mecanismo para poder hacer la colada más rápido y así tener más tiempo libre para leer.

En la escena vemos como, tras hacer los planos y los cálculos, Bella crea un sistema de colada, en el cual se introduce la ropa y el jabón en un tonel de madera. Posteriormente, con un sistema de arrastre animal el tonel gira sobre sí mismo, y recorre la pila del lavadero del pueblo, que  es de forma circular. De esta manera, el agua entra en el tonel, lavando la ropa y ahorrando mucho tiempo a la protagonista.

Al principio este invento puede parecer algo descabellado, pero la realidad es que a partir del siglo XVIII aparecen las primeras lavadoras manuales. En estas primitivas lavadoras se metía la ropa en un cubo (o similar) de madera y, con una palanca, este se movía favoreciendo el lavado de las prendas (Somoza Sampayo, 2013: 2). En sus inicios, este invento sólo se encontraba entre las clases más pudientes, pero puede que se inspirase en inventos anteriores que facilitaban el trabajo de lavado a mano, el cual era muy tedioso. Algunos de estos ingenios serían por ejemplo los batidores de madera (ya existentes en el Antiguo Egipto), las tablas de lavar, o los conocidos como “washing dolly”, una pieza de madera con mango largo que el extremo inferior contaba con “dientes” de madera que se introducían en la ropa y, girándolo repetidamente, ayudaba en el proceso de lavado (El Tamiz, 2010).

Sin embargo, las primeras lavadoras a las que nos referimos, son algo diferentes a la creada por Bella. En las patentes y diseños del siglo XVIII, estas lavadoras eran básicamente una cuba de madera con patas y una tapa, la cual se accionaba con un mecanismo de manivela o palanca, que hacía girar unas paletas de forma similar a los batidores primitivos (El Tamiz, 2010).

Es posible que la lavadora de Bella esté inspirada en la creada por el inglés Henry Sidgier que, en 1782, creó una lavadora en la cual se introducía la ropa en un cubo que giraba sobre sí mismo, sin las paletas de las lavadoras antes mencionadas. Este sistema además, era menos dañino para la ropa que los anteriores (El Tamiz, 2010).

Lavadora de Henry Sidgier
Diseño de la lavadora de Henry Sidgier (1782)

Enlaces de interés

El Tamiz: Inventos ingeniosos, la lavadora.

Somoza Sampayo, I.: El oficio de “lavandeiras” un oficio desaparecido. TOG (A Coruña). 2013, 10(18).

El coleccionismo de arte en Assassins Creed

Esta vez os dejamos una colaboración de Diego González Montero, acerca del coleccionismo de arte en el videojuego Assassins Creed II.

El artículo se presenta en tres partes, donde se muestra la definición y el instinto de coleccionar, una breve historia del coleccionismo hasta el siglo XV y como aspecto más destacado, el coleccionismo renacentista italiano. El objetivo principal es tratar de acercar el recurso del videojuego a las aulas a través del análisis realizado en este trabajo, como ejemplo de una de las múltiples opciones que éstos nos ofrecen.

El coleccionismo de arte en Assassins Creed II

“Reinas”: reseña del primer capítulo

Ficha técnica:
Directores: José Luis Moreno y Manuel Carballo
Co-productoras: Indiana Pictures y Kulteperalia
Asesor histórico: Pilar Ruiz
Reparto: Rebecca Scott, Olivia Chenery, Adrián Castiñeiras, Crispin Redman, Carlos Camino, etc.

reinas-miniserie

 

Hace poco TVE nos trajo una serie de corte histórico (El final del camino) que nos trasladaba al siglo XI. Pues esta semana, remontándonos unos siglos más adelante, llegó “Reinas”, que nos relata el conflicto entre María Estuardo e Isabel I de Inglaterra.

La serie empieza con la vuelta de María a su tierra natal, Escocia. Regresa de Francia, donde vivió casi toda su infancia, tras la muerte de su esposo Francisco II. A su llegada, la corte no le recibe calurosamente debido al conflicto de voluntades que había entre los protestantes y los católicos, siendo María partidaria de estos últimos.

Tras esto, se van sucediendo personajes de diferentes cortes (como la inglesa, la española y la escocesa, por supuesto) que nos van situando en la política interior de cada reino y los intereses de sus monarcas y nobles. Ejemplo de esto tenemos la aparición del propio Felipe II.

El punto álgido del capítulo viene cuando ambas reinas se reúnen en un pueblo escocés para acordar la ratificación del Tratado de Edimburgo, firmado en su momento por representantes de la reina María. La cuestión no llega a buen puerto, ya que esta se niega a firmar porque no quiere renunciar a sus derechos al trono de Inglaterra ni abolir el catolicismo en Escocia. Esto traerá consigo un tira y afloja entre ambas reinas, que como ya decíamos antes, será el tema principal de dicha serie.

El primer capítulo de Reinas parece mostrar que se va a tratar a la Historia de una forma más seria que, por ejemplo, la ya citada “El final del camino”, que hace énfasis sobre todo en la aventura.

En general los hechos históricos principales que se muestran son correctos, como es el caso de los problemas con los protestantes en Escocia, las afiliaciones de los diversos nobles que allí aparecen, la negativa de María Estuardo a ratificar el Tratado de Edimburgo, etc.

Pero esto no la exime de fallar en otros aspectos. Uno de ellos es el torrente de personajes que aparecen, a los que se les nombra de pasada pero que apenas se da información sobre ellos, lo que puede ocasionar al espectador confusión por saber quién es quién. Y esto mismo ocurre con los tratados. Se menciona el de Edimburgo, pero no se comenta los términos que se firmaron en su momento. Además, se hace énfasis en lo de la religión, cuando este tratado no hacía mención a esto, sino que servía más bien para que Isabel I se asegurase de que María Estuardo renunciara a sus derechos al trono de Inglaterra.

También el vestuario falla, ya que aunque en algunos casos se intenta representar cuadros de la época y a pesar del gran dispendio en él, los tejidos, la confección o incluso las joyas, no parecen similares a los que había en el s. XVI.

Con todo, todavía quedan unos cuantos capítulos más para poder analizar la serie al completo. A pesar de ello, con este primer capítulo, no parece un mal comienzo. Estaremos pendientes de cómo continuará.


Enlaces de interés:

Web oficial de Reinas

Capitulo 1, online


[Imágenes extraídas de www.rtve.es y www.static.guiaocio.com]

Pirates: pornografía, historia y controversia

Con motivo del aniversario de nuestra inocentada de 2015, en el Octavo Historiador hemos querido traer de nuevo a la palestra Pirates II: Stagnetti’s Revenge y a su director Joone. Este film, englobado dentro del género de pornografía de acción o aventura y con escaso fondo histórico, fue protagonista en 2009 de una acalorada discusión moral en Maryland (EE.UU.), cuya Universidad pretendía emitir la película dentro de las dependencias de uno de sus campus.

Digital Playground, compañía encargada del marketing de la cinta, distribuyó, tras el estreno de la misma, copias entre 100 campus universitarios de EE.UU., como estrategia publicitaria. Las Universidades de California Davis, California Los Angeles y Carnegie-Mellon, entre otras, emitieron el film sin mayores complicaciones, al contrario que la Universidad de Maryland. La controversia llegó a tales extremos, que el Senador por el estado de Maryland, Andrew Harris, amenazó en abril de ese mismo año con retirar los fondos estatales que se entregaban a la universidad si la película era emitida. Ante tales amenazas, la directiva del campus decidió cancelar la emisión, ganándose las críticas de gran parte del estudiantado y numerosos medios de comunicación.

A pesar de ello, grupos de estudiantes y algunos profesores del campus continuaron con la iniciativa, planteándola como “una oportunidad de involucrar a los estudiantes en una discusión sobre el dialogo nacional entorno a la pornografía” (content.time.com). Finalmente, el film se emitiría, aunque de forma parcial, con una asistencia de entorno a 200 estudiantes y con un campus dividido entre la aprobación y la idea de que aquello era inapropiado.

El gran éxito cosechado por nuestra entrada, tanto el momento de su publicación como a lo largo de este último año, así como el primer aniversario de la misma, nos han llevado a retomarla, esta vez para hablar de este curioso suceso. Quizás no se trate de un gran hito de la historia, pero de seguro pasará a formar parte de la historia de este controvertida y escasamente histórica macro-producción, así como de la historia de la industria del cine erótico.

_______

Ficha de Pirates II: Stagnetti’s Revenge

Imagen – http://spanish.fansshare.com/

La Historia detrás de “22 ángeles”

Ficha técnica:

Título: 22 ángeles
Director: Miguel Bardem
Año: 2016
País: España
Reparto: María Castro, Pedro Casablanc, Octavi Pujades, etc.

La temática histórica es muy recurrente a la hora de rodar largometrajes, y una nueva muestra de ello ha sido el estreno, esta misma semana, de 22 ángeles, película producida por RTVE en la que se narra la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna. Esta fue una ambiciosa empresa que pretendía difundir por todos los territorios de la Monarquía española (y también por otros territorios no dependientes de esta) una vacuna para la viruela.

Antes de entrar en un análisis más detallado del film, hay que tener presente que se trata de una adaptación de una novela (Ángeles custodios, de Almudena de Arteaga) por lo que buena parte de los errores a nivel histórico derivan de la necesidad de ser más o menos fiel al argumento del libro.

La razón que desencadena los hechos es la epidemia de viruela que a finales del siglo XVIII e inicios del XIX se propaga por todo el globo, pero que tiene especial incidencia en el virreinato de Nueva Granada, en la América española. El virrey solicita que le sean enviadas vacunas, y la opinión favorable de Carlos IV facilita que se organice una expedición sufragada por la Corona, cuya dirección se le otorga a Francisco Javier Balmis. Este médico ilustrado -conocedor y difusor de los nuevos métodos de vacunación-, idea un método para que la nueva vacuna contra la viruela (extraída de las vacas, conforme al descubrimiento del inglés Edward Jenner) pueda transportarse hasta América sin perder su efectividad: serían necesarios 22 niños, a los cuales se les iría inoculando la vacuna, pasándola de uno a otro. Como la expedición a bordo de la corbeta “María Pita” –en el film se empleó un navío casi idéntico- partiría en 1803 de Coruña, los infantes serían seleccionados en tierras gallegas: algunos fueron cedidos por familias sin recursos, pero la mayoría eran huérfanos del Hospital de la Caridad, dirigido por Isabel Cendal –el apellido varía según las fuentes: Cendal, Zendal, Cendala, López de Gandalia…-, mujer que atendería a los niños durante la expedición.

Hasta aquí, el film es bastante fiel a nivel histórico, puesto que tanto el contexto como los pormenores de la rápida preparación de la Expedición se ajustan a lo que sabemos, aunque ya se empiezan a tomar licencias como el asesinato del correo que portaba la cédula real que autorizaba el viaje. Mucho más se va desviando la trama de los hechos históricos conforme va avanzando. Una vez el “María Pita” arriba a costas americanas, realidad y ficción toman caminos muy distintos: se refleja una prohibición de atracar en Puerto Rico que no existió, se obvia buena parte de la expedición por el Caribe, se menciona un encuentro entre Balmis y el virrey en Cartagena de Indias que no se produjo, etc. Sí es cierta la división en dos de la Expedición, una al mando del propio Balmis, que se dirigiría a la Nueva España, y otra comandada por el subirector Saldany hacia el sur (las razones aducidas en el film se deben más bien a un lío amoroso entre Isabel y Saldany, muy mal visto por un Balmis que pretendía conquistar a la enfermera gallega). La trama vuelve al redil histórico cuando la Expedición llega México, capital novohispana, puesto que se refleja el enfrentamiento entre Balmis y el virrey Iturriagaray con respecto a los costes de la campaña de vacunación. Finalmente, gracias al apoyo del rey Carlos IV, se procede a la inoculación gratuita de la vacuna, partiendo poco después la Expedición hacia Filipinas para proseguir su labor. Aunque en la película Isabel opte por quedarse en Nueva España con los niños, fundando un nuevo hospicio, en realidad sí formó parte del viaje hacia Asia, aunque es cierto que más adelante volvió a América.

Por todo lo que hemos visto, 22 ángeles sí refleja bien algunos elementos históricos (no solo detalles de la propia expedición, sino sobre todo el contexto social y político, las desavenencias existentes entre el poder central y el de las colonias americanas, las importantes mejoras en los campos científico y sanitario que trajo consigo la Ilustración, etc.). Sin embargo, no se puede decir que tenga como principal objetivo reflejar la Historia, sino más bien adaptar una novela que aprovecha para su trama un viaje que marcó un hito, al tratarse de la primera expedición filantrópica internacional. Y hechos concretos como este son muy útiles para que el público general se acerque a la Historia.