Archivo de la categoría: Historia Medieval

Los caballeros de la mesa cuadrada: la cosa va de castillos

Todos tenemos en nuestra mente grandes momentos de Los caballeros de la mesa cuadrada, como las golondrinas y el transporte de cocos, los caballeros que dicen NI, el conejo blanco asesino, etc. Pero ¿y que hay de los lugares donde se encuentran los personajes? Esas murallas donde discuten y se lanzan animales, son reales y existen, y eso es lo que os traemos en esta nueva entrada, los lugares que fueron parte de la película y que tienen toda una historia detrás que nos habla del tiempo, y de lo que han contemplado sus muros a través de los años.

Los Caballeros de la mesa cuadrada: la cosa va de castillos


[Imagen extraída de: www.elfinalde.com

Sonidos bélicos construyendo Europa

Como hemos podido comprobar en repetidas ocasiones en El Octavo Historiador, la Historia es una habitual fuente de inspiración para la música. Un curioso ejemplo es Europa, canción de Globus, un conjunto musical británico creado en el año 2006 por la productora Immediate Music, especializada en realizar composiciones para trailers de películas. El primer trabajo de este peculiar grupo es Epicon, en donde está incluida la canción a la que aquí nos referimos, y que a nivel musical podríamos encuadrar en rock sinfónico, el metal sinfónico o la música épica.

globus - epicon

En esta Europa, Globus hace un recorrido por la Historia del Viejo Continente, centrándose en algunas de las más importantes batallas que han tenido lugar en él. Sin embargo, y como sucede en todo el mundo audiovisual, vemos que hay un claro sesgo por el que a los compositores les parecen más interesantes determinados períodos históricos y ámbitos geográficos: quizás lo primero que llame la atención a quien lea la letra es que en la alabanza que se hace a Europa no hay referencia alguna a acontecimientos de la Antigüedad, pese a que buena parte del continente estuvo unificado políticamente en época romana. Más presencia tiene el Medievo, aunque casi siempre vinculado a dos territorios, Gran Bretaña y Francia (las batallas de Poitiers o Bannockburn y conflictos como la Guerra de las Dos Rosas y la Guerra de los Cien Años), salvo en la referencia a la caída de Bizancio y al amplio fenómeno del feudalismo. Nulo protagonismo tiene en la canción, sin embargo, la Época Moderna, en contraste con los conflictos de la Edad Contemporánea; una constante en la composición. Pero también en lo referente a este período histórico nos encontramos diferencias significativas temporal y espacialmente: del siglo XIX solo nos encontramos las referencias a las dos batallas que más nos remiten a la figura de Napoleón Bonaparte, Austerlitz y Waterloo, que significaron sus mayores victoria y derrota respectivamente. Ya en el siglo XX, apenas un episodio de la I Guerra Mundial, la batalla de Gallipoli, y otro de la Guerra Fría, la construcción del muro de Berlín. Y entre medias, el conflicto que se lleva la palma en esta canción, la II Guerra Mundial, y no solo por la referencia a bolcheviques y fascistas (incluida la Marcha sobre Roma de Mussolini y sus camisas negras en los años veinte): la Blitzkrieg alemana que permitió la rápida caída de Francia, las cruentas batallas de Leningrado y Stalingrado en territorio soviético, el bombardeo sobre la ciudad de Dresde, etc. Como podemos ver, todos estos hechos tuvieron lugar en el Occidente o estuvieron protagonizados en buena medida por países de Europa Occidental.

También hay que señalar que en Europa se hace una loa al Continente y se contrapone a un nuevo enemigo exterior (los versos referidos a aquellos que vuelven con bombas en su pecho o al nuevo califato no ofrecen duda de que este sería el integrismo islámico), aunque eso es objeto de otro análisis, al igual que el alegato final por el fin de los conflictos internos.

Por todo lo expuesto, comprobamos cómo hay una parte de la Historia que tiene bastantes más posibilidades de aparecer reflejada en el audiovisual, y normalmente Occidente y determinados períodos son los más “populares”. Por supuesto, esto no es algo necesariamente negativo; a fin de cuentas toda presencia de la Historia es algo positivo, y también nos puede llevar a preguntarnos el por qué (en este caso, el productor es británico, por lo que resulta comprensible que su Historia particular le resulte más interesante o esté más dispuesto a reflejarla en esta composición). Asimismo, es curioso que en la canción solo haya lugar para acontecimientos bélicos. Quizás, nuevamente, estos temas resulten más llamativos, o tal vez pueda ser un fiel reflejo de la conflictividad constante de estas tierras. En todo caso, siempre es de agradecer que la música no sea ajena a la Historia, y que esta sea una constante fuente de inspiración para canciones, y más si suenan tan bien como esta Europa de Globus.

Vídeo de la canción:

Fóra de Mapa. Un crimen en la Venecia de los Descubrimientos

En nuestra entrada de hoy, disponible tanto en gallego como en castellano, hablamos de Fóra de Mapa (Fuera de Mapa), obra ganadora del XI Premio Castelao de Banda Deseñada otorgado por la Deputación de A Coruña. La obra, creada por el ourensano Emilio Fonseca, nos traslada a la Venecia de finales del siglo XV introduciendonos en temas como las tramas políticas, la esclavitud o la sexualidad en esta época.

Fóra de Mapa. Un crime na Venecia dos descubrimentos [Galego]

Fóra de Mapa. Un crimen en la Venecia de los descubrimientos [Castellano]

 


[Imágen extraída de Culturagalega.org]

Cero en Historia: “un viaje al pasado sin usar el DeLorean”

Hace unas semanas se estrenaba en el canal #0 (Movistar +) el programa Cero en Historia, que cuenta como maestro de ceremonias a Joaquín Reyes y de concursantes, a Silvia Abril, J.J. Vaquero, Raúl Cimas y Sara Escudero, que deben conseguir puntos en las diversas pruebas en las que compiten para poder ganar. Además, este concurso cuenta con una asesora histórica, Nieves Concostrina.

Cada programa, consta de 5 pruebas y con un invitado especial que hace de juez y que se encarga además de repartir los puntos entre los concursantes:
En cuanto a la primera prueba, se llama “Fotomatón” y consiste en discernir a través de unas imágenes reales, de qué etapa son y la situación en la que se encuentran. Poniendo de ejemplo al primer programa, se trataba de una foto de espías alemanes que hacían de modelos para mostrar los diversos trajes de los que disponían para ir de incógnito.

“Continuará”, trata de adivinar cómo termina una historia a través de un vídeo donde se hace la reconstrucción parcial de un suceso real. En este caso, se mostraba a Al Capone, que fue el primero en etiquetar la leche con la fecha de caducidad.

“Veraz o falaz”, de dos historias, deben acertar cuál es la real y cuál la falsa. La primera pareja de historias que contaron fue la del nacimiento de Carlos I de España y si Isabel la Católica utilizaba cinturón de castidad. La segunda pareja, iba sobre si Francisco Franco había participado en una película muda o si Benito Mussolini cantó con Carlos Gardel.

La penúltima prueba, tiene un título de lo más peculiar, “Trampantojo mierder”. En dicha prueba, debían distinguir en un cuadro las 4 incongruencias históricas que en él había.

“Cachivaches imposibles” es la última prueba, en ella se presentan una serie de objetos y tienen que adivinar para qué servían. En el primer programa, los objetos escogidos fueron una alarma para conductores y la flauta de la vergüenza, un castigo medieval para los malos músicos.

pruebas cero en historia

Finalmente, al ganador del concurso se le hace entrega de un premio, que, en este caso, fue el Tomo V de la Gran Enciclopedia Praxis Médica: Hígado, páncreas, nutrición y alergia (premio con evidente tono jocoso).

A modo de curiosidad, el programa se rodó en un plató construido en el Parador Nacional del castillo de Sigüenza (Guadalajara), fortaleza que data del siglo XII y que ya ha sido escenario de otros programas, como, por ejemplo, Top chef.

Como podemos ver, este programa no pretende ser una clase de Historia ni mucho menos, este “concurso” lo que busca realmente es entretener al público y que se diviertan, no solo a través del humor sino también por las anécdotas y detalles curiosos históricos que nos muestran con cada programa. Esto lo dejan muy claro con eslóganes como “¿Quién dijo que la Historia es aburrida?”, premisa muy cierta además.

Tal vez la única pega que se le podría encontrar a Cero en Historia es que bien es cierto que el programa se queda en las anécdotas y curiosidades, en vez de ir más allá, pero ¿a quién no le gustan los cotilleos históricos?


Enlaces de interés:

Página web oficial

Primer programa íntegro


[Imagen de portada extraida de: http://www.movistarplus.es/ y fotogramas del programa: captura propia]

¿Sabías que? (XVII) Vaiana de Motu Nui y la representación de los pueblos de la Polinesia

Vaiana es el título una de las últimas películas de animación de Disney. La protagonista (Vaiana en la versión europea y Moana en la versión original), hija del jefe de Motu Nui, el mayor de los tres islotes al suroeste de la Isla de Pascua (Chile), deberá embarcarse en una peligrosa aventura para recuperar el corazón de Te Fiti, personificación de la vida y la naturaleza, con la ayuda del semidios Maui.
A lo largo del film nos narran la historia del pueblo de Vaiana, el cual vino desde el otro lado del océano para colonizar las islas, utilizando embarcaciones de diferentes tamaños, con velas y timones. En realidad estos pobladores llegaron a la islas Polinesias desde Sudamérica, con unas primitivas balsas, durante la época precolombina (hacia el año 1100). Estos primeros colonizadores provenían del grupo mapuche, hecho constatado principalmente debido al parentesco genético y a aspectos como las similitudes lingüísticas y hallazgos materiales.
Los habitantes de las islas creían que aquellos primeros navegantes estaban dirigidos por Tiki, al que le dedicaban estatuas en sus islas. Durante la película aparecen unos flash-back en los que Vaiana conoce a sus antepasados, entre ellos Tiki, representado como un jefe o comandante, destacando su figura del resto, y caracterizado con un tocado de plumas rojas (similar al que lleva la protagonista en ciertas situaciones como hija del jefe), y una falda y tobilleras similares.

rehost20161123ae8ecdd0-820a-444d-be46-e1314cf504b8
Tiki navegando a las islas

Las embarcaciones que vemos durante la película son muy variadas. En un primer momento, Vaiana y su pueblo, utilizan canoas (como podrían ser las wakas o te puke) que les permiten navegar cerca de la costa y sin sobrepasar el arrecife, con las cuales pueden pescar. Sin embargo, más adelante la protagonista descubre las embarcaciones de sus antepasados, que son de mayor tamaño y constan de velas y timón. Algunas de estas embarcaciones pueden ser las conocidas como Hokule´a o canoas de doble casco, mientras que otras , que se asemejan en cierta medida a un catamarán (de cubierta plana y un habitáculo sobre la misma), son similares a la Kon – Tiki, fabricada por Thor Heyerdahl. En la serie documental The Starchasers (otoño 2017), donde nos narran la historia de estos primeros navegantes de la Polinesia, podremos ver varios ejemplos de estas embarcaciones.

 

Collage PicMonkey
Arriba, diferentes embarcaciones de la Polinesia ( De derecha a izquierda: Te Puke, doble canoa y Hokule´a. Abajo, embarcaciones de la película Vaiana.

Durante el film, también podemos observar como Vaiana aprende a navegar utilizando las técnicas de sus antepasados (que le enseña el semidios Maui), los cuales conocían la posición de las estrellas y se guiaban por ellas y las corrientes marinas. En cuanto a esto hay diversas teorías, pues muchos investigadores y antropólogos aún no están de acuerdo en el método que utilizaban estos pueblos para navegar, considerando algunos autores que sí conocían la navegación estelar, mientras que otros afirman todo lo contrario.
En general la película recoge todo este tipo de aspectos históricos y etnográficos de forma muy superficial, pero aún así se demuestra la labor previa de documentación acerca de los pueblos del Pacífico, como se puede ver no sólo en lo antes comentado, sino también en el vestuario, los bailes, etc; aunque de una manera general, y sin centrarse en un sólo pueblo, por lo que muchos podrían considerar que no hace justicia a estas culturas. En una entrevista de RTVE a los directores del film, vemos como dedicaron cinco años para conocer las diferentes tribus Polinesias y sus costumbres, apoyados incluso por un equipo de antropólogos, lingüistas y navegantes, entre otros.

 


Enlaces de interés:

Disney. Vaiana.

El Hombre y el Mar en el Mundo Antiguo. Garcia Garcia, L. (26/02/2014): La aplicación de la etnografía en arqueología marítima: caso de Taumako (Polinesia).

Náutica y Yates Magazine: The Starchaser, los héroes del Pacífico (26/20/2016)

Sensacine. Berenguer, L. (24/11/2016): Vaiana. ¿Dónde se encuentra exactamente Motu Nui, la isla en la que vive la protagonista?

Wikipedia. Navegación Polinesia.

El final del camino: cómo cabrear a una historiadora

Hoy contamos con una nueva colaboración, en este caso de la historiadora medievalista Aránzazu Fernández Quintas, que nos presenta su opinión sobre los dos primeros capítulos de la serie “El final del camino”.

Dicha serie fue estrenada el 11 de enero de este mismo año y ha contado con un total de 8 capítulos, siendo resultado de la colaboración de RTVE y la cadena pública gallega TVG. Sin embargo, a pesar de prometer ser una serie histórica y contar entre su equipo con los asesores históricos José Miguel Andrade y Sonia García, no ha logrado cumplir este objetivo básico. Veamos en qué se han equivocado:

El final del camino español

O final do camiño galego (original)


Enlace de interés:

Página oficial de la serie


[Imagen extraída de http://www.universodea.wordpress.com]

“El final del camino”: reseña del primer capítulo

Ficha técnica:
Creadores de la serie y guionistas: Alberto Guntín, Xosé Morais y Victor Sierra
Director: Miguel Alcantud
Productor: Carlos Carballo
Asesores históricos: José Miguel Andrade y Sonia García
Reparto: Antonio Velázquez, Javier Rey, Guillermo Barrientos, Juan Fernández, Cristina Castaño, Asier Etxeandia, Jaime Olías, Patricia Peñalver, Paco Manzanedo, Said el Mouden.

SINOPSIS
“Los hermanos De Catoira vivirán en ‘El final del camino’ todas las aventuras y desventuras de una Edad Media convulsa como pocas en la península Ibérica. Tres héroes anónimos -o no tan anónimos- que convivieron con la ambición desmedida de muchos personajes históricos, sus amoríos, traiciones, pasiones y desatinos, como Alfonso VI, Constanza de Borgoña, Urraca o el obispo Diego Peláez. Una época en la que el Camino de Santiago y la construcción de la catedral se convierten en el punto de partida de la Europa que hoy conocemos…”
(Extraída de www.rtve.es)

 

¡HAY MOROS EN LA COSTA!
Ese sería un buen resumen del primer capítulo de esta nueva serie coproducida por TVE y TVG. El Final del Camino comienza en Catoira, en el año 1075, con un ataque de los sarracenos, lo que nos sirve de introducción a los tres hermanos que serán los protagonistas. A través de ellos veremos dos realidades: la de los estamentos más bajos y la alta nobleza, incluyendo algunas personalidades importantes de la época (como es el caso del obispo Peláez).

En este capítulo de apertura, ocurren diversos acontecimientos históricos: tenemos por un lado, este ataque de piratas sarracenos, que sí ocurrió en diversas ocasiones. También podemos ver los comienzos de la construcción de la catedral de Santiago, promovida por el obispo Peláez, como bien se puede ver en la serie.

iglesia-santiago
Fig. 1. Vista de la iglesia prerománica de Santiago de Compostela.

Unos 10 años después, acontece el sitio de Toledo (1085) de la mano del rey Alfonso VI. Aquí, la rendición de la ciudad sucede de manera ficticia: sí que es cierto que Toledo se rindió, pero por haber sufrido 4 años de asedio, no porque el protagonista acabase con su caudillo después de infiltrarse en la ciudad. Tras esto, se abre una trama de intrigas políticas, con Peláez como protagonista, que busca devolver el trono a García, con el apoyo de los nobles. Por otro lado, la Taifa de Sevilla acuerda llamar a los almorávides para detener el avance del rey cristiano.

Como podemos ver, los acontecimientos principales de este momento, sí que aparecen reflejados, aunque aderezados con mucha ficción. Pero tampoco todo lo que se ha visto es correcto. Tenemos, por ejemplo, la motivación de la rendición de Toledo, algunos detalles de ambientación (como es el caso de Catoira o la armadura de los soldados), la trama de Peláez, que aunque no se ha podido ver mucho, el asesinato de un tal “conde de Andrade” ya da pistas de que no va por buen camino, ya que este título, es muy posterior (Siglo XVI).

Tendremos que esperar unos capítulos más, para poder hacernos una idea clara de si esta serie es realmente recomendable para acercarnos al siglo XI, ya que con solo un capítulo, no podemos hacerlo. Lo que sí está claro, es que va a primar la ficción sobre la historia, como bien han recalcado, varios miembros del elenco de El final del Camino.



Enlaces de interés:

Web oficial
Trailer oficial
Capitulo 1 (online)


[Imágenes extraídas de: www.aerocamaras.es/ y captura propia]