Archivo de la categoría: Historia Medieval

Wagner y la Historia: “Rienzi” y la Roma medieval

La presencia de temas históricos en la música no es un fenómeno reciente, sino que ha sido muy común desde hace siglos. Ejemplo de ello es uno de los géneros con mayor recorrido de la música contemporánea, la ópera, caso de una de las obras más conocidas de Richard Wagner, Rienzi, estrenada en el ya lejano año de 1842. En esta composición -una “grand opera” de la que el propio Wagner renegó años más tarde por considerarla simplemente una obra de formación- se reflejan los últimos acontecimientos de la vida de Cola di Rienzo, un destacado personaje de la Roma bajomedieval; si bien Wagner no se basó para el libreto en biografías académicas, sino en la novela Rienzi, el último de los tribunos, de Edward Bulwer-Lytton.

repres.rienzi.1869

Nicola Gabrini, conocido como Cola di Rienzo, fue un notario papal que, gracias al apoyo del papa Clemente VI, logró hacerse con el poder en la ciudad de Roma a mediados del siglo XIV, tras convertirse en tribuno del pueblo y desalojar del gobierno a las familias aristocráticas locales. En Rienzi se obviará buena parte de la biografía del protagonista: no se reflejan sus años de juventud, ni tampoco su fulgurante ascenso al poder, sino que solo aparecen sus últimos años, tras ser proclamado “tribuno” por las masas populares romanas en el año 1347, tras una intensa campaña del propio Cola di Rienzo contra las principales familias aristocráticas de Roma (sobre todo los Colonna y los Orsini), apoyado por el papado, que tampoco tenía buenas relaciones con éstas. Wagner inicia esta popular opera en el momento en el que Cola di Rienzo está en la cumbre de su popularidad, cuando pese a los intentos de los aristócratas para asesinarlo y subvertir la situación, tiene el total apoyo de un pueblo al que ha seducido con diversas medidas políticas y el recurso a la grandeza perdida de la Roma clásica (de hecho, en el segundo acto se incluye una representación del episodio del suicidio de Lucrecia que desembocó en la proclamación de la República romana casi dos milenios antes, vinculando así ambas luchas antiaristocráticas). Tras salir victorioso de la revuelta de los antiguos oligarcas, mostrándose magnánimo con ellos, en los dos últimos actos se pasa ya al año 1354, con la decadencia de Cola di Rienzo, que por diversas causas ha perdido el favor del pueblo así como del papado, que se ve amenazado por sus aspiraciones sobre Italia-. Una nueva revuelta de las principales familias de la nobleza romana acaban con el asesinato de Rienzo, si bien en este caso la ficción se disocia bastante de la realidad: en la ópera el protagonista muere abrasado en el Capitolio, al que le habían plantado fuego, mientras que en realidad su cuerpo solo fue quemado tras haberlo decapitado.

Pero no solo el trágico final del tribuno es modificado con respecto a los hechos históricos, ya que tampoco es real el hilo referente a la relación entre su hermana Irene y Adriano, amigo de Rienzo y a la vez hijo de uno de sus principales enemigos. Asimismo, tampoco se profundiza en las razones políticas, económicas y sociales que permitieron el ascenso y la caída del protagonista. La ambientación si es en general realista -los diversos actos suceden en lugares reales como el Capitolio, el Foro o la iglesia de San Juan de Letrán, si bien al tratarse de una representación, el realismo de estos (como también las vestimentas y otros elementos) depende en buena medida del trabajo de cada director encargado de representar Rienzi.

Podemos decir, por tanto, que el extraordinario compositor Richard Wagner da muestras en Rienzi de su interés por temáticas históricas (aunque la Historia esté supeditada a la narración que le interesa representar), a lo que no serán ajenos otros grandes de la música clásica en general, y de la ópera en particular. En otros estilos musicales de aparición mucho más reciente el pasado también será empleado en las letras, aunque no está de más tratar también a géneros ahora menos populares, pero que tanta importancia han tenido, y que nos permiten comprobar que el pasado nunca ha dejado de ser sumamente sugestivo para el Arte.

Enlace al audio de “Rienzi” completa:

Anuncios

Escenarios con Historia: El castillo de Alnwick

No es la primera vez que vemos en películas y series que usan como escenarios localizaciones reales. Ciertamente no es un mal método pues ayuda a meterse dentro de la ambientación, aunque bien es cierto que no siempre los lugares que se utilizan se corresponden a la misma época que recrean. Relacionado con esto, hoy os hablaremos del castillo de Alnwick (Northumbria, Inglaterra).

Si nos remontamos a sus orígenes, se sabe que Ivo de Vesci, que tenía el señorío de Alnwick, fue el que comenzó a edificar el castillo en el año 1096. Con el paso del tiempo, fue protagonista de numerosos enfrentamientos, uno de ellos en 1174, en el que tuvo lugar una contienda entre el rey Guillermo I de Escocia y los ingleses liderados por Ranulf de Glanvill. Incluso se llegó a pedir su demolición (ya que estaba en un punto estratégico importante, siendo este la frontera entre Inglaterra y Escocia), pero finalmente no se realizó.

En el siglo XIII cambió de manos y pasó a pertenecer a la familia Percy, siendo ocupado posteriormente por tropas Lancaster durante la Guerra de las Rosas. Finalmente, esta familia continuó teniendo su posesión hasta que, en 1981, sirvió de residencia estudiantil. Actualmente sigue cumpliendo con esta función, además de estar abierto al público en general, ya que se hacen actividades de todo tipo, no solo la visita por el castillo, sino también juegos para niños y jóvenes en el que pueden vestirse con ropajes medievales, jugar a juegos de aquella época y realizar manualidades, dando así una amplia oferta de ocio para todas las edades.

Volviendo a lo audiovisual, se ha podido ver parte de este castillo, por ejemplo, en Harry Potter y la Piedra Filosofal, en la escena en la que aprenden a volar con la profesora Hooch, representando Alnwick parte del castillo de Hogwarts; en la afamada Downton Abbey sirviendo como escenario del castillo Brancaster en dos especiales de Navidad; la película Elizabeth, en la que se puede ver en una batalla haciendo del castillo de Leith; Robin Hood de Kevin Costner donde aparece brevemente el patio interior; e incluso en Star Trek: La nueva generación, en la que los oficiales del Enterprise van al castillo de Nothingham. Como podemos ver en estos casos, Alnwick no se utilizó para hacer de “si mismo” sino de otros castillos, en su mayoría, inventados.

Todos los años el castillo cierra una temporada (de octubre a marzo) pues la familia Percy pasa allí los inviernos, pero por poco tiempo, ya que el 29 de marzo reabre sus puertas con más actividades planificadas.


Enlaces de interés:

La Historia del castillo de Alnwick

Alnwick en lo audiovisual


[Imagen de portada extraída de: @filmtourismus]

“Tróndur í Gøtu” de Týr: la resistencia del paganismo en las Feroe

Un sinfín de canciones beben de hechos del pasado en sus letras. Este es el caso de Tróndur í Gøtu, tema compuesto por Týr y centrado en la figura de un destacado caudillo vikingo de las islas Feroe. Es habitual que los diversos subgéneros dentro del heavy metal hagan referencias a personajes o acontecimientos históricos, y en el caso concreto de Týr son constantes sus referencias a la era vikinga en general, así como al folklore feroés más relacionado con ese período. Los acordes del tema al que hoy nos referimos nos retrotraen al proceso de cristianización de Escandinavia, centrándose en la figura de Tróndur í Gøtu, un caudillo vikingo de las islas Feroe que se erigió en uno de los más firmes opositores a la implantación del Cristianismo en el archipiélago.

Aunque un reducido grupo de eremitas irlandeses se habían instalado en las islas por un breve período en el siglo VII, no fue hasta inicios del siglo IX cuando grupos de vikingos iniciaron una colonización efectiva de las Feroe, llevando consigo su religión. Sin embargo, el archipiélago no se puedo mantener al margen del proceso de sustitución de las creencias paganas por las cristianas en el ámbito escandinavo. Dinamarca había sido el primer reino en el que culminó este proceso, mientras que Noruega fue el siguiente, durante el reinado de Olaf Trygvasson (Olaf I). No obstante, para alcanzar su objetivo este monarca tuvo que enfrentarse a una decidida oposición de buena parte de la población. Este rey envió misioneros a las islas Feroe -que estaban bajo la órbita noruega-, donde contó con la colaboración del líder local Sígmundur Brestisson, ya convertido a la nueva fe para tratar de influir en el Althing -el parlamento feroés- y lograr una rápida conversión.

trondur

Es aquí cuando comienza a destacar Thrándur Thorbjörnsson (conocido como Tróndur í Gøtu) acaudillando a los defensores de las antiguas tradiciones nórdicas. Sus actuaciones las conocemos gracias a la Saga de los Feroeses, un relato épico en el que se narra cómo asesina a Brestisson (tras una tormentosa y compleja relación personal previa, que incluye la adopción de este por parte de Tróndur tras participar en el asesinato de su padre). Sin embargo, y como se refiere en varias ocasiones a lo largo de la canción, Tróndur temía las represalias del rey de Noruega, como efectivamente sucedió. Si bien Olaf I falleció sin completar la cristianización del país, el ascenso al trono de Olaf Haraldsson (Olaf II el Santo) en 1015 dio un nuevo impulso al proceso, aunque la resistencia pagana feroesa encabezada por Tróndur í Gøtu se mantuvo, llegando a dar muerte al enviado real Karl Morske en 1028, lo que ponía de manifiesto que el poder efectivo en el archipiélago continuaba en sus manos, y no en las del rey. Posteriormente, el fallecimiento de Tróndur í Gøtu en 1035 traería consigo el fin de la independencia de facto de las islas Feroe y su integración en las estructuras de poder de la corona noruega, poniendo fin, de este modo, a la Era Vikinga en aquel territorio (cabe mencionar que en esta canción, el líder pagano señala que otros jefes acaban apartándose de su causa, mientras que él sí se mantendrá leal a ella hasta el día de su muerte).

Como hemos visto, en esta canción de Týr no abundan las referencias históricas concretas, sino que más bien se centra en unas reflexiones puestas en boca del propio Tróndur í Gøtu acerca del inminente conflicto entre los paganos, encabezados por él mismo, y las fuerzas enviadas por el rey Olaf. No obstante, el protagonismo que le dan a esta figura histórica puede llevar a cualquiera que lo escuche a interesarse algo más sobre unos hechos y un proceso que son relativamente poco conocidos, y ello pese a lo popular que últimamente viene siendo la Era Vikinga. El conflicto entre religiones y el proceso de sustitución de creencias y modelos de comportamiento es evidentemente muy complejo, y desde luego es algo que esta u otras composiciones musicales no dan abarcado en su totalidad, pero nunca está de más aprovecharlas para acercarse un poco más a la Historia. Y sin duda, que aparezcan hachazos por doquier seguramente no restará atractivo a aquellos seducidos por esta temática.


 

Enlace a “Tróndur í Gøtu”, de Týr:

Visitas teatralizadas, una alternativa del turismo patrimonial

En otras ocasiones hemos tratado el tema de los eventos de recreación y fiestas históricas, pero nos olvidábamos de las visitas guiadas teatralizadas. Este tipo de visitas no son muy comunes, pero probablemente deberían serlo, pues utilizan lo mejor de cada evento, funcionando en ocasiones como una especie de gymkhana guiada o escape room a gran escala.

Normalmente este tipo de visitas se crean gracias a un equipo multi e interdisciplinar, del que forman parte diferentes agentes del patrimonio, como son los historiadores, arqueólogos, historiadores del arte, expertos de la didáctica patrimonial, guías turísticos, e incluso recreadores. Este equipo crea un guion en el que el visitante viaja a una época concreta durante la visita y participa de forma activa en la historia. A la vez se transmiten datos concretos sobre la historia del lugar, o sus características arquitectónicas, artísticas, etc; así como las leyendas asociadas, que forman parte de su historia.

Son por lo tanto una alternativa más didáctica y amena, a todas esas visitas guiadas o eventos y fiestas históricas, pues aporta una visión más divertida frente al discurso habitual utilizado en las visitas guiadas, así como la aportación de datos que muchas veces suele faltar en los eventos de recreación o fiestas históricas. Estas son más visuales y, muchas veces, el participante puede incluso ser un personaje más, en vez de un mero espectador como suele ser la costumbre.

Es el caso, por ejemplo, de las visitas teatralizadas que se han llevado a cabo estas Navidades en el Castillo de Monterrei, Ourense, las cuales volverán a realizarse a lo largo de este 2018. En estas visitas el visitante viaja al siglo XVII, y trata de resolver un misterio, mientras a su vez conoce la historia del Castillo y las personas que allí vivían, así como del contexto histórico. No adentraremos más datos acerca de esta visita, o de otras por si os animáis a participar. En todo caso, esta no es la única visita teatralizada que podemos encontrar en Galicia, o incluso en España, ya que en el Castillo de Soutomaior (provincia de Pontevedra) son más habituales, así como en Vilanova dos Infantes (provincia de Ourense) o en ciudades como Toledo, Salamanca, Madrid, Barcelona, Sevilla y Granada,  por cierto solo algunas.


[Imagen de portada extraída de: Captura propia]

La danza macabra

Hoy en día, en la música se siguen tratando temas que estaban ya presentes desde hace mucho tiempo. Un ejemplo de esto, es la Danza Macabra o Danza de la Muerte. Esta temática artística surgió en la Edad Media y su finalidad era hablar sobre la universalidad de la Muerte, fuese cual fuese su condición social; todos acabarían igual. En este género, se representaban a esqueletos bailando con el Papa, reyes, campesinos, mendigos, etc. como un recordatorio de lo anteriormente dicho.

Las primeras referencias que tenemos de la Danza Macabra, datan de c. 1424 y se trata de un fresco situado en París en el Cementerio de los Santos Inocentes. En esta pintura se puede ver a vivos y esqueletos en procesión, siendo los vivos de todas las clases sociales. Dicho fresco se conservó gracias al impresor Guyot Marchant, que también hizo una versión femenina (“Danse Macabre des Femmes”). También se puede ver este cementerio, que hoy en día ya no existe, en obras de ficción como, por ejemplo, Assassin’s Creed Unity.

Posteriormente, ya no solo se trataba de una danza, sino también se utilizaba como símbolo de que estos esqueletos vendrían a por ti a hacer justicia, ya sea para castigar o ayudar a los que lo necesitaban. Como ejemplo de esto tenemos a Hans Holbein, cuya Danza Macabra buscaba criticar a aquellos que se suponían que debían proteger a los más necesitados. Algo parecido podemos encontrarlo en Danse Macabre de Delain (grupo holandés de metal), en el que se narra como la muerte viene a por la protagonista, pero ella le contesta algo parecido a lo que le decía Syrio Forel a Arya Stark: “not today”. Además de esta canción, en el propio cartel promocional de su gira, llamada “Danse Macabre Tour”, podemos ver cómo se superponen a los miembros del grupo (más un invitado) una ilustración de La Danza de la Muerte que data de 1493 y que realizó Michael Wolgemut para las Crónicas de Núremberg.

danse macabre comparation
Fig. 1. Comparación del póster de la gira con la ilustración original. Fuentes: delain.nl y wikipedia.org

A partir del siglo XIX, a esta temática se le unirá la música. Camille Saint-Saëns compone en 1874 un poema sinfónico inspirándose en la Danza de la Muerte de Henri Cazalis. El propio Walt Disney hace en 1929 su propia versión musical, llamada “The Skeleton Dance”, en el que se ven esqueletos bailando encima de sus tumbas. De manera similar se referencia en la canción The Dance, de Within Temptation (grupo también holandés de metal), allá por 1998, en la que mencionan que alguien está bailando sobre su tumba (“someone is dancing on my grave”). No es de extrañar que, en este EP, se tratase este tema, teniendo en cuenta que tiene toques de Doom Metal, cuyas letras se caracterizan por tratar la muerte, así como el terror, la religión o el miedo.

Como apunte curioso, en el año 1518 hubo en Estrasburgo una extraña epidemia de baile, en la que durante días varios vecinos del lugar se pusieron a danzar hasta que la extenuación acabó con gran parte de ellos o les dejó secuelas físicas. Se desconoce el motivo de tal epidemia, aunque se baraja que pudo ser histeria colectiva o una intoxicación por un tipo de hongo que crece en el trigo que es un componente del conocido ácido lisérgico (LSD). Se desconoce si esto pudo influir en la temática de la Danza Macabra, pero no deja de ser un ejemplo real histórico del mismo.

Viendo los orígenes y su trayectoria en el Arte, se puede apreciar que tiene un largo recorrido y que sigue siendo de actualidad ya que Danse Macabre de Delain es del 2016. Así que es más que probable que aún tenga cuerda para rato y no sería de extrañar que la siguiésemos teniendo en un futuro en cualquier tipo de expresión artística.


 

Enlaces de consulta: 
https://www.atlasobscura.com/articles/danse-macabre-david-pumpkins-art-history

Enlaces de interés:
Danse Macabre
The Dance
The Skeleton Dance


[Imagen de portada extraída de: wikipedia.org]

Podcast #2: La saga Assassin’s Creed

Hoy hace diez años que llegó a nuestras consolas Altaïr Ibn-La’Ahad y para conmemorarlo, os traemos la primera parte del podcast sobre la saga Assassin’s Creed. En el haremos un repaso por el primer juego y la trilogía renacentista que tiene como protagonista al tan querido Ezio Auditore de Florencia.

Disfrutadlo y no dudéis en comentarnos!

Aquí lo tenéis en ivoox también.

Parte 2 del podcast.

Cordeluna: un “viaje” al pasado

Ficha técnica:
Titulo: Cordeluna (original) / Cordelúa (gallego)
Año: 2007
Autor/es: Elia Barceló
País: España
Edición en Gallego: Rodeira (Colección Periscopio)
Observaciones: Premio EDEBÉ de literatura juvenil


Reseña en castellano

Cordeluna en la edición en castellano, es un libro de temática juvenil en el que se narran dos historias paralelas y a la vez entrelazadas.
La primera de ellas trata sobre dos amantes del siglo XI en Castilla, que en Época del Cid deciden estar juntos a pesar de las imposiciones marcadas por sus diferentes clases sociales y obligaciones. Él es un caballero del Cid, desterrado junto a él, y ella una joven dama heredera de un importante título nobiliario muy codiciado. La madrastra de la joven decide maldecirlos por su amor, y sus almas son condenadas a conocerse de nuevo por los siglos sin poder juntarse.
En la actualidad, dos jóvenes se conocen en un campamento de verano sobre teatro y se enamoran, pero jamás imaginan que todo era cosa del destino. Durante su estancia, y mientras tratan de descubrir todos los misterios que les rodean aprenden muchas cosas sobre la época del Cid, no sólo por el taller del teatro que le ayuda a interpretar mejor esa época, sino por los sueños que les hacen revivir sus vidas pasadas. En este taller cuentan con diferentes expertos que les ayudan a mejorar para poder interpretar una obra del Cid, por ejemplo, cómo era el protocolo en la época, los bailes cortesanos, el lenguaje o la lucha.
Por lo tanto, a pesar de lo fantástico de esta obra literaria, podemos encontrar pequeños “¿Sabías qué…?” Introducidos en la narrativa que nos ayudan a entender diferentes aspectos de la Edad Media, como la organización de un ejército, de batallas, conflictos de la corte, relaciones sociales y económica, pactos, religión, etc.; convirtiéndose en una obra recomendable como una primera toma de contacto con obras de temática histórica. Sin embargo, hay que dejar claro que la autora en ningún momento pretendía hacer una novela de corte puramente histórico, pues con la ayuda de su hija, tal y como ella comenta en el propio libro, iba puliendo todo tipo de detalles, entre ellos los de este tipo.


Reseña en galego

Cordelúa, na edición en galego, é un libro de temática xuvenil no que se narran dúas historias paralela e a vez entrelazadas.
A primeira delas trata sobre dous amantes do século XI en Castela, que en Época do Cid dedicen estar xuntos a pesares das imposicións marcadas polas súas diferentes clases sociais e obligacións. El é un cabaleiro do Cid, desterrado xunto ó mesmo, e ela é unha dama nova, herdeira dun importante título nobiliario moi codizado. A madrasta da moza dedice maldecir á parella polo seu amor, e as súas almas son condeadas a coñecerse de novo a través dos séculos sen poder xuntarse.
Na actualidades, dous mozos coñécense nun campamento de verán sobre teatro, onde se namoran, sen saber que é cousa do destiño. Durante a súa estancia, e mentres tratan de descubrir todos os misterios que lles rodean aprenden moitas cousas sobre a época do Cid, non só polo taller de teatro, que lles axuda a mellorar na súa interpretación sobre esa época, senón polos soños que lles fan revivir as súas vidas pasadas. Pois nese taller contan con diferentes expertos que lles axudan a mellorar para poder interpretar a obra sobre a época do Cid, en clases como protocolo, bailes cortesanos, linguaxe ou loita.
Polo tanto, a pesares do fantástico desta obra literaria, podemos atopar pequenos “ ¿sSabías qué…?” introducidos na narrativa que nos axudan a entender diferentes aspectos da Idade Media, como a organización dun exército, de batallas, conflitos de corte, relacións sociais e económicas, pactos, relixión, etc.; convertíndose nunha obra recomendable como unha primeira toma de contacto con obras de temática histórica. Sen embargo, compre deixar claro que a autora en ningún momento pretendía facer unha novela de corte puramente histórico, pois coa axuda da súa filla, tal e como ela comenta no propio libro, puliu todo tipo de detalles, entre eles os deste tipo.


[Imagen de portada extraída de: wikipedia.org]