Archivo de la categoría: Historia Contemporánea

Operando en 1900 con The Knick

La serie norteamericana The Knick fue cancelada tras lograr emitir dos temporadas. Es por ello que decidimos que merecía tener su sitio en nuestra revista. Además de contar con un merecido elenco liderado por Clive Owen, la producción destaca por su cuidada ambientación, que va desde las instalaciones y escenarios, donde se desarrollan las diferentes tramas, a los detalles más minuciosos de la vestimenta y de los utensilios.

Análisis de la serie The Knick  [Atención: Puede contener spoilers]


[Imagen extraída de www.serielizados.com]

¿Sabías que…? (XIX) Boney M

Uno de los grupos más destacados del panorama musical disco europeo del siglo XX fue, sin duda, Boney M. Fundado a mediados de los 70, cosechó numerosos éxitos a finales de esa misma década e inicios de la siguiente, tanto por sus canciones como por el despliegue escénico que los caracterizaba. A día de hoy sus grandes éxitos todavía suenan en la radio y, algunos de ellos, nos acercan a diferentes episodios o personajes de la historia reciente.

La primera de ellas es Ma Baker (1977). Canción dedicada a Kate “Ma” Baker, una destacada figura en la esfera del crimen de la convulsa Norteamérica de principios del siglo XX. Sus cuatro hijos formaron en 1931 la banda criminal de los Barker-Karpis, la cual se suponía liderada por la propia Ma Baker. A día de hoy se duda que “Ma” fuese la cabeza de dicha organización, pero se tiene constancia de su participación activa en la misma, encargándose entre otras cosas de esconder a los miembros de la banda.

La segunda es Rivers of Babylon (1978). Esta canción no trata exactamente un episodio histórico, sino que reinterpreta algunos salmos bíblicos, en relación al sufrimiento del pueblo judío por su exilio de Jerusalén, tras la toma de la ciudad por el Imperio babilonio.

La tercera es Rasputin (1978). Grigori Rasputín, destacado sacerdote y místico ruso, fue consejero y médico de la familia del zar Nicolás, con anterioridad a la caída definitiva del zarismo. Personaje misterioso y excéntrico, es recordado principalmente por su truculenta y convulsa muerte, que le llegó a manos de la nobleza rusa, que habría utilizado todos los medios a su disposición para acabar con él. A pesar de ello, a día de hoy sigue sin aclararse si la muerte del místico se produjo por los múltiples disparos que recibió o por ahogamiento, tras ser arrojado al río Nevá por sus enemigos.

Por último, El Lute (1979). Eleuterio Sánchez Rodríguez, apodado El Lute, fue un polémico personaje de mediados del s. XX en España. Copó los medios de comunicación del momento al ser encarcelado por el robo de tres gallinas en un acto de necesidad, condena que provocó un gran revuelo social. A partir de ese momento, su lista de crímenes fue en aumento, así como su aparición en los medios de comunicación, llegando a ser condenado a la pena capital, de la cual finalmente acabaría por librarse.

Como podemos ver, Boney M hace un pequeño repaso a algunos personajes y hechos históricos poco conocidos, sobre todo en el caso de Ma Baker y El Lute. Resulta curioso que esta banda, conocida principalmente por los arrítmicos y estrambóticos bailes de Bobby Farrell -el integrante masculino del grupo- haya llenado las letras de sus canciones de personajes que, por una u otra razón, ya han pasado a formar parte de la historia.

When we rise: Marcha por el Orgullo

Ficha técnica:
Título: When we rise
Producción: ABC Studios
Guion: Dustin Lance Black
Reparto: Guy Pearce, Mary-Louise Parker, Rachel Griffiths, Jonathan Majors, Austin P. McKenzie
País: EE.UU.
Año: 2017
Duración: 8 episodios

when_we_rise_tv-448179021-large

Con motivo de la celebración del World Pride Madrid 2017, en El Octavo Historiador queremos aportar nuestro granito de arena trayéndoos un acercamiento hacia esta miniserie, publicada a finales de febrero de este año.

When we rise nos hace un amplio repaso sobre la aparición del movimiento de lucha por los derechos y la visibilidad LGTB+ durante los últimos 45 años, hasta llegar a nuestros días. Se centra principalmente en California, aunque hace continuas menciones a otras partes de EEUU, entre las que destacan los sucesos de Stonewall en Nueva York en 1969, considerado por muchos como el origen de las marchas por el Orgullo.

También destaca por ser una producción más inclusiva de lo que estamos acostumbrados a ver. Ya no está enfocada solamente a los problemas del hombre gay blanco, sino que este comparte protagonismo con la lucha de la homosexualidad entre los afroamericanos –mucho menos visibilizada y que está comenzando a resurgir con otros ejemplos como la oscarizada Moonlight-, con cómo se lidia con ello en el Ejército y con el imprescindible papel de las lesbianas. Esto último cobra importancia, además, por haber participado codo con codo por la defensa de los derechos de la mujer, aunque encontrando grandes oposiciones internas.

Asimismo, conocemos el origen de la bandera LGTB+ creada en 1978 por el activista Gilbert Baker y que simboliza los colores del arcoiris. Esta surgió a raíz de la necesidad de sustituir al triángulo rosa, ya que era el símbolo con el que se marcaba a los homosexuales en los campos de concentración de la Alemania Nazi.

Cómo no, también cobra suma importancia la aparición del VIH, que tan grave impacto tuvo en la comunidad, como ya comentamos en su día con The Normal Heart. De hecho, hubo que esperar a que llegase Bill Clinton a la Casa Blanca para que, en 1997 y por primera vez, un presidente norteamericano diese voz al problema. Del mismo modo, la serie finaliza con el dictamen de Barack Obama de impulsar el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo en todo EE.UU., legalizado por el Tribunal Supremo en 2015.

Por todo ello y más, vemos en When we rise un gran ejemplo de explicación y sensibilización, de obligada visualización para cualquiera que quiera comprender la necesidad de que exista el Día del Orgullo LGTB+.

Si te interesa conocer más sobre el tema, aquí te dejamos otros artículos que dedicamos a este colectivo:

Historia de Lili Elbe: La chica danesa

The Normal Heart: aparición del VIH

The Get Down: del disco al hip hop


[Imágenes extraídas de www.fimlaffinity.com y de deaquialpans.wordpress.com]

La Balada del Norte, Tomo 2: Entrevista a Alfonso Zapico

La balada del norte 2 - Avance-1El pasado abril salió a la venta el segundo tomo de La Balada de Norte, obra monumental del autor asturiano Alfonso Zapico en la que recupera la Revolución de Octubre de 1934 como trasfondo histórico. Esta segunda entrega se centra propiamente en el período revolucionario comprendido entre el 5 y el 19 de octubre.

En la XVII edición del festival coruñés Viñetas desde el Atlántico pudimos charlar con el autor acerca de la totalidad de su obra y, en concreto, sobre el primer libro de esta trilogía (Podéis leer la entrevista aquí). Dos años después, tenemos la suerte de volver a encontrarnos con Alfonso Zapico para comentar este segundo tomo.

La Balada del Norte, Tomo 2: Entrevista a Alfonso Zapico

 

Tropa Guripa y entrevista a Óscar Galansky

Desde el Octavo Historiador hemos tratado muy diversos temas, pero la recreación histórica aún no había llegado a nuestra revista. Por esto mismo, os traemos el canal de Youtube Tropa Guripa.

Esta iniciativa, surgió de la mano de Oscar Galansky en el año 2012 y cuenta con un total de tres temporadas (la tercera aún sin finalizar). El objetivo de este canal es mostrar al público en qué consiste exactamente la recreación histórica.

A lo largo de los capítulos, podremos ver diversas localizaciones, no solo dentro de España, sino también de otros países europeos, como Polonia, Bélgica y, en la última temporada, la Francia normanda.

Lo interesante de este canal no es solo que nos dé a conocer los entresijos de la recreación, de diversos grupos que hay tanto españoles como extranjeros, sino que nos muestra también los usos que se le puede dar a esta actividad. Entre ellos está acompañar una excavación arqueológica, hacer visitas en museos, fiestas temáticas, etc. que cumplen una función divulgativa muy importante, ya que no solo ayudan a aprender sobre el tema en cuestión, sino que permiten “vivir” la Historia de primera mano.

Además de todo lo descrito en el párrafo anterior, los propios vídeos siguen una línea divulgativa, ya que se nos relatan la historia, ya sea de batallas que se van a reconstruir o de los lugares que se visitan, acompañada de mapas, vídeos de la época e imágenes. Como ejemplo de esto último, en la tercera temporada,  se superponen imágenes históricas sobre el paisaje actual de Normandía. Esto hace que además de conocer la recreación, el público pueda aprender un poco sobre historia militar.

Las conclusiones que podemos sacar de este tipo de actividades es que sirven para algo más que como un hobby, ya que es posible trasladarlas y adaptarlas al ámbito educativo y de divulgación (como se puede ver en el caso de un profesor polaco que creó un grupo de recreación para que sus alumnos aprendiesen Historia). Y es por esto último que es importante también, además de la propia documentación, que participen en estas iniciativas historiadores y arqueólogos, ya sea para ayudar en las tareas de investigación o para colaborar en la divulgación de la Historia, que es, al fin y al cabo, nuestra principal tarea.

Complementando esta reseña, os traemos una entrevista al propio Oscar Galansky, para que conozcáis un poco mejor Tropa Guripa:

Entrevista a Óscar Galansky

Las chicas del cable

Ficha técnica:
Título: Las chicas del cable
Producción: Bambú Producciones / Netflix España
Guion: Ramón Campos, Teresa Fernández-Valdés, Gema R. Neira
Reparto: Blanca Suárez,  Maggie Civantos,  Ana Fernández,  Nadia de Santiago, Ana Polvorosa,  Yon González,  Martiño Rivas, etc.
País: España
Año: 2017
Duración: 50 min/capítulo

 

Netflix ha decidido estrenarse en España empleando una fórmula que gusta, y mucho, en nuestro país: una serie dramática con ambientación histórica. De este modo continúan la estela que nos dejaron Gran Hotel y Velvet –sin olvidar las series de sobremesa como Acacias38, Amar en Tiempos Revueltos, Seis Hermanas, etc.

En esta ocasión se nos presenta el Madrid de 1928, lleno de vida y de grandes oportunidades que brindaban un auge económico y social en la capital española. A pesar de todo, el gran protagonista de la serie son los obstáculos que frenaban la libertad de la mujer en una época regida por el poder del hombre. Ejemplo de ello es el hecho de que debían tener un permiso firmado por el marido si querían sacar dinero del banco, que la mujer maltratada no tenía ninguna cobertura legal –siendo la muerte de uno de los cónyuges la única posibilidad de anulación de un matrimonio-, o la mentalidad marcada de que el papel de la mujer era tener hijos y cuidar de la familia, teniendo que dejar de trabajar para ello.

En este aspecto también se nos presenta, aunque bastante de refilón, la presencia de las sufragistas, muchas de las cuales eran detenidas en redadas en liceos y puntos de reunión donde defendían su derecho a la igualdad.
En cuanto a otros elementos históricos, vemos que la política está regida por la desgastada monarquía de Alfonso XIII y existe un continuo miedo a la posibilidad latente de un golpe de Estado. Suponemos que por fechas intentarán recrear el intento que hubo en 1929, a pesar de que no se menciona en ningún momento a Primo de Rivera (dictador dirigente en esta etapa) ni a los principales insurgentes: José Sánchez Guerra y Miguel Villanueva. Sin embargo, en esta temporada sólo se nos presenta la introducción al tema, por lo que se entiende que lo desarrollarán más en profundidad en la continuación de la serie.

Con todo, lo más destacado puede ser la presencia en sí misma de la Compañía Telefónica Nacional de España, que supuso una revolución tecnológica en España, tradicionalmente atrasada frente a otros países. Esta fue impulsada por Primo de Rivera, sacando a concurso la titularidad de la empresa. En la serie se nos presenta a la familia Cifuentes como dueña y fundadora de la misma, a pesar de que en la realidad eran accionistas dentro del quinteto de personas que formaron dicha empresa: Julián Cifuentes Fernández, Amadeo Álvarez García y Valentín Ruiz Senén, José López Nieulánt y Sosthenes Behn.

Por último, cabe criticar también el apartado musical. La banda sonora de Las chicas del cable se conforma de música actual, pero con sonidos e inspiración de la época. En principio, este anacronismo tampoco debe suponer gran problema, ya que es una apuesta que pueden tomar perfectamente. El problema surge cuando pocas veces suena bien, sin resultar forzado ni fuera de lugar, especialmente la canción de cierre.

Está claro que todo lo que toca Netflix crea una gran expectación y, quizá, una exagerada esperanza de algo nuevo, arriesgado y de calidad. En este caso las expectativas estaban bastante altas, al ser su primera apuesta en España, pero creemos que, en general, se queda bastante cojo. Sin embargo, habrá que ver cómo evoluciona en su segunda temporada que, de seguro, llegará.


Enlaces de interés:


[Imágenes extraídas de El Confidencial y de Filmaffinity]

Sonidos bélicos construyendo Europa

Como hemos podido comprobar en repetidas ocasiones en El Octavo Historiador, la Historia es una habitual fuente de inspiración para la música. Un curioso ejemplo es Europa, canción de Globus, un conjunto musical británico creado en el año 2006 por la productora Immediate Music, especializada en realizar composiciones para trailers de películas. El primer trabajo de este peculiar grupo es Epicon, en donde está incluida la canción a la que aquí nos referimos, y que a nivel musical podríamos encuadrar en rock sinfónico, el metal sinfónico o la música épica.

 

En esta Europa, Globus hace un recorrido por la Historia del Viejo Continente, centrándose en algunas de las más importantes batallas que han tenido lugar en él. Sin embargo, y como sucede en todo el mundo audiovisual, vemos que hay un claro sesgo por el que a los compositores les parecen más interesantes determinados períodos históricos y ámbitos geográficos: quizás lo primero que llame la atención a quien lea la letra es que en la alabanza que se hace a Europa no hay referencia alguna a acontecimientos de la Antigüedad, pese a que buena parte del continente estuvo unificado políticamente en época romana. Más presencia tiene el Medievo, aunque casi siempre vinculado a dos territorios, Gran Bretaña y Francia (las batallas de Poitiers o Bannockburn y conflictos como la Guerra de las Dos Rosas y la Guerra de los Cien Años), salvo en la referencia a la caída de Bizancio y al amplio fenómeno del feudalismo. Nulo protagonismo tiene en la canción, sin embargo, la Época Moderna, en contraste con los conflictos de la Edad Contemporánea; una constante en la composición. Pero también en lo referente a este período histórico nos encontramos diferencias significativas temporal y espacialmente: del siglo XIX solo nos encontramos las referencias a las dos batallas que más nos remiten a la figura de Napoleón Bonaparte, Austerlitz y Waterloo, que significaron sus mayores victoria y derrota respectivamente. Ya en el siglo XX, apenas un episodio de la I Guerra Mundial, la batalla de Gallipoli, y otro de la Guerra Fría, la construcción del muro de Berlín. Y entre medias, el conflicto que se lleva la palma en esta canción, la II Guerra Mundial, y no solo por la referencia a bolcheviques y fascistas (incluida la Marcha sobre Roma de Mussolini y sus camisas negras en los años veinte): la Blitzkrieg alemana que permitió la rápida caída de Francia, las cruentas batallas de Leningrado y Stalingrado en territorio soviético, el bombardeo sobre la ciudad de Dresde, etc. Como podemos ver, todos estos hechos tuvieron lugar en el Occidente o estuvieron protagonizados en buena medida por países de Europa Occidental.

También hay que señalar que en Europa se hace una loa al Continente y se contrapone a un nuevo enemigo exterior (los versos referidos a aquellos que vuelven con bombas en su pecho o al nuevo califato no ofrecen duda de que este sería el integrismo islámico), aunque eso es objeto de otro análisis, al igual que el alegato final por el fin de los conflictos internos.

Por todo lo expuesto, comprobamos cómo hay una parte de la Historia que tiene bastantes más posibilidades de aparecer reflejada en el audiovisual, y normalmente Occidente y determinados períodos son los más “populares”. Por supuesto, esto no es algo necesariamente negativo; a fin de cuentas toda presencia de la Historia es algo positivo, y también nos puede llevar a preguntarnos el por qué (en este caso, el productor es británico, por lo que resulta comprensible que su Historia particular le resulte más interesante o esté más dispuesto a reflejarla en esta composición). Asimismo, es curioso que en la canción solo haya lugar para acontecimientos bélicos. Quizás, nuevamente, estos temas resulten más llamativos, o tal vez pueda ser un fiel reflejo de la conflictividad constante de estas tierras. En todo caso, siempre es de agradecer que la música no sea ajena a la Historia, y que esta sea una constante fuente de inspiración para canciones, y más si suenan tan bien como esta Europa de Globus.

Vídeo de la canción: