Archivo de la categoría: Etnografía

Chamanismo experimental [INOCENTADA]

Otro año más os hemos traído una pequeña broma para celebrar el día de los Santos Inocentes. Aunque falsa, no lo es tanto como hayáis podido pensar, si bien los grupos que hemos comentado no se reúnen precisamente para hacer avanzar el conocimiento humano, sino más bien en ocasiones para todo lo contrario, los motivos para hacerlo podrían no ser tan distintos a los de nuestros antepasados.

Hoy os queremos acercar a algo un poco distinto a lo que os tenemos acostumbrados, no se trata de un caso de representación audiovisual de la Historia sino más bien de divulgación y recreación histórica.

Recientemente, las calles de España se han visto asediadas por un fenómeno muy curioso. A lo largo de toda la geografía del país, en pueblos y ciudades, se han ido formando grupos de estudios orientados a temas de arqueología y antropología. Estos colectivos están formados por gente de entre 12 y 30 años, generalmente divididos en grupúsculos más reducidos de edades similares. Como imaginaréis, los grupos mencionados no se centran en ninguna de las actividades citadas (Pese a la legendaria afición de los arqueólogos por la cerveza) y tampoco son algo nuevo, sino que han existido a lo largo de toda la Historia.

Se centran especialmente en el estudio y recreación de prácticas chamánicas de diferentes partes del mundo, siendo cada uno de los grupos el que decide el método para realizar dichas prácticas. También es un fenómeno muy heterogéneo en cuanto a la época de estudio y al espacio geográfico, ya que nos encontramos desde investigaciones sobre la Pitia de Delfos o sobre el chamanismo húngaro. Sin embargo, esta nueva moda de recreación antropológica presenta una serie de características comunes que os mencionaremos a continuación. Para simplificar la entrada hemos simplificado la gran variedad de prácticas bajo la denominación de “chamanismo” a nivel general.

A nivel general, podemos decir que las actividades realizadas por estos  grupos tienen como objetivo experimentar y conocer los métodos por medio de los cuales los chamanes realizan prácticas como la adivinación o actuar de vínculo entre el mundo físico y el mundo más “espiritual”, para comunicar por ejemplo las voluntades de diferentes divinidades. A tal efecto, se reúnen en plazas o parques donde, mediante la ingesta de enteógenos y sustancias psicoactivas pretenden alcanzar un Estado Alterado de Consciencia (EAC), el cual les permita comenzar a realizar las prácticas que mayor interés despierten por parte del grupo. Desde luego, el consumo de enteógenos y sustancias psicoactivas por parte de los grupos es la parte más real de esta entrada y una de las actividades recreativas más antiguas de la humanidad.

Debido a este reciente interés en la antropología y el estudio de la humanidad, muchos empresarios han comenzado a poner en funcionamiento locales destinados a la investigación científica. A cambio de una entrada, los grupos de estudio pueden acceder a las instalaciones donde proceden a acceder a un EAC. Para ello escuchan una música repetitiva mientras realizan bailes rituales, recreados por medio de estudios de antropología comparativa, muchos de los cuales se creen favorecedores de la fertilidad. A este ambiente se suman los enteógenos y psicoactivos citados anteriormente. Todo ello favorece que se pueda entrar en un trance extático autohipnótico, a través del que se puede comprender mucho mejor a nuestros antepasados. Este párrafo es una referencia a discotecas y demás lugares que un historiador respetable jamás pisaría, además de ser totalmente cierto, excepto la parte de la antropología comparativa.

No sabemos si este interés en la Antropología y la Arqueología experimental durará mucho tiempo, o si será algo pasajero, pero desde aquí no podemos hacer más que animar a todos aquellos que estén interesados en dichos temas a ponerse en contacto con cualquiera de estos grupos y que ellos mismos os informen de los procesos y los resultados de sus investigaciones. Si bien el interés en la Antropología y la Arqueología no es tal, lo que si sabemos es que estas actividades van a perdurar por mucho tiempo. Aunque buena parte haya sido invención nuestra, os recomendamos que este Fin de Año, colmados de enteógenos y sustancias psicoactivas, y tras enfrascaros en algún que otro baile “ritual”, os paréis a pensar que lo mismo que estáis haciendo vosotros, lo lleva haciendo la humanidad desde hace siglos.

 


[Imagen de portada extraída de: walldevil.com]

Anuncios

American Horror Story: Cult

Ficha técnica:
Título: American Horror Story: Cult
Año: 2017
País: EE.UU.
Duración: 11 episodios
Producción: FX Network / Brad Falchuk Teley-Vision / Ryan Murphy Productions
Guion: Ryan Murphy, Brad Falchuk, Tim Minear, James Wong, John J. Gray
Reparto: Sarah Paulson, Evan Peters, Cheyenne Jackson, Billie Lourd, Alison Pill, Billy Eichner, Leslie Grossman, Adina Porter, Frances Conroy

cult4

Hace un par de semanas finalizaba la temporada más realista de la serie American Horror Story: Cult. Esta última entrega, a diferencia de las anteriores, se ubica en el presente, desarrollando toda su trama en el 2016. Sin embargo, incluye bastantes personajes históricos a los que se hace referencia a lo largo de los once capítulos que la componen, especialmente hacia el final.

A pesar de todo, arranca con un hecho que ya se puede considerar histórico, a pesar de haber pasado tan sólo un año: las elecciones presidenciales de EE.UU., en las que salió victorioso Donald Trump. Este acontecimiento marcará profundamente a todos los personajes de la trama, con un guion repleto de fuertes críticas políticas y sociales.

A nivel retrospectivo, tenemos que esperar al capítulo 7 para encontrar la primera mención histórica per se. Será aquí donde se nos presenta la vida de Valerie Solanas, una mujer que vivió sometida por el hombre desde su niñez y que es más conocida por intentar asesinar a Andy Warhol. En la serie se hace un fiel retrato de ambos (especialmente a nivel de caracterización), representando no sólo su relación y los motivos que la llevaron a dispararle, sino también su otra aportación a la Historia: el manifiesto SCUM. Esta es una de las obras más representativas del llamado “feminismo radical” propio de los años 60 y 70. Sin embargo, aquí la serie se toma la licencia de afirmar que el grupo SCUM era, en realidad, el Asesino del Zodiaco, cuya identidad sigue siendo discutida.

Otra referencia la encontramos en un personaje que ha vuelto a nuestra actualidad estos días debido a su reciente fallecimiento en prisión el pasado 19 de noviembre: Charles Manson, famoso asesino en serie, coetáneo de Valerie Solanas y líder de la Familia Manson. De este modo, se nos representa el macabro crimen que cometió dicho grupo el 9 de agosto de 1969 en la casa de la actriz Sharon Tate, estando ella embarazada de ocho meses, junto con otras cuatro personas que la acompañaban. Destaca por presentarnos a los cuatro miembros de la banda que perpetraron este crimen múltiple: Tex Watsson, Susan Atkins, Patricia Krenwinkel y Linda Kasabian, mostrando además la psicología detrás de cada uno.

 

Evan Peters

Finalmente, también hacen un breve repaso al fin de algunos líderes de sectas del pasado siglo. El primero de ellos es Marshall Applewhite, líder religioso de la secta Heaven’s Gate, que organizó un suicidio colectivo en el estado de California en 1997 en el que murió junto con otros 38 seguidores. Pocos años antes fue el turno en Waco (Texas) de los Davidianos, liderado por David Koresh, aunque en esta situación se vio precipitada por el asedio de la policía y del FBI al rancho en el que vivían, al ser investigados por posesión masiva de armas y abuso de menores, que provocó un gran incendio. El saldo final de fallecidos fue de 86 (incluidos 17 menores y el propio David Koresh), además de cuatro agentes. Por último, tenemos el célebre caso de Jim Jones, estadounidense que fundó la secta Templo del Pueblo en Jonestown (Guyana). Este es, hasta la fecha, el suicidio colectivo más masivo de la Historia, ya que en ella murieron 912 personas, incluidos 300 menores, principalmente por ingesta de cianuro, a finales de 1978.

De este modo, se nos presentan algunas de las agrupaciones sectarias que más impacto han tenido en la sociedad norteamericana, para poder relacionarlas y usarlas como contexto histórico que justifican la trama principal de esta temporada. Además, como decíamos al principio, este arco es plenamente realista, algo que contrasta con las temporadas anteriores y que a nivel histórico resulta de agradecer.


[Imágenes extraídas de http://www.portland.carpediem.cd, http://www.es.wikipedia.org y http://www.pinterest.com]

El Libro de la Vida y el Día de los Muertos

Ficha Técnica

Título: El libro de la vida (The Book of Life)
Año: 2014
Productora: Reel FX Creative Studios y 20th Century Fox Animation
Director: Jorge R. Gutiérrez
Guionista: Jorge R. Gutiérrez y Doug Langdale
Reparto: Ahren Shaw
Protagonistas: Diego Luna, Zoe Saldana, Channing Tatum, etc.
Duración: 95 min
Distribuidor en España: 20th Century Fox

El libro de la vida (The Book of Life) es una película estadounidense de animación inspirada en la celebración del Día de los Muertos. En la película se nos muestra las aventuras de unos jóvenes de un pueblo mexicano llamado San Ángel, los cuales cuentan con el “favor” de ciertas “divinidades” como la Catrina, Xibalba o el Cerero. Sin embargo la realidad es completamente diferente, pues se trata de una desvirtuación de figuras y ritos méxicanos.

En un primer momento debemos analizar la figura de la Catrina, que en la historia aparece con un papel importante, pues ayuda al héroe a culminar sus hazañas. La Catrina que se nos muestra aparece físicamente bien representada, pero su historia no tanto. Parece una figura muy antigua en el imaginario popular mexicano, sin embargo su creación es bastante reciente.

La Catrina nació de la mano de José Guadalupe Posada en 1910, y su nombre original era el de Calavera Garbancera. Con esta representación el autor quería criticar a un grupo de mujeres, que tras haber hecho fortuna con la venta del garbanzo, aspiraban a formar parte de una élite social, por lo que asimilaban modas europeas, sobre todo españolas y francesas, repudiando a su vez su origen indígena (Torres Ramos, 2014: 14). Por ello vemos a un esqueleto ataviado con ropajes finos, como un sombrero de ala emplumado.  Esta figura pronto evolucionó como un icono mexicano de mofa o burla a la muerte, convirtiéndose en la imagen oficial de la misma,y pasando a ser un elemento clave de la cultura popular del país, así como un símbolo patrimonial de la identidad mexicana (Torres Ramos,2014: 17).

File:Calavera garbancera.png
Calavera Garbancera. Fuente: Wikipedia

A su vez, su imagen puede verse asimilada o simplemente confundida con la imagen o figura original de la muerte que es la Santa Muerte, también conocida como Santa Niña, Niña Blanca o Santísima, pues se trata de una figura con el rostro de calavera, con ropas femeninas o masculinas dependiendo de la representación, y cuyo origen parece ser anterior (Reyes García, 2014: 92-93).

Sin embargo no es lo único que se ve alterado en el discurso de la película, pues la misma Catrina se ve asociada como pareja de Xibalba, otra divinad. La Catrina, descrita como luz, sería todo lo contrario a Xibalba, que estaría formado por las cosas horrorosas de este mundo. La primera se encargaría de la protección y gobierno del Reino de los Recordados, donde todas las almas recordadas el día de los muertos habitan, y el segundo estaría en el Reino de los Olvidados, un páramo donde vagarían las almas olvidadas que no reciben culto el Día de los Muertos o Día de Muertos. Para empezar, Xibalba no es una divinidad, si no que más bien es un lugar: el inframundo maya.

Imagen relacionada
Catrina y Xibalba. Fuente: The Book of Life. Wikia

Por el contrario, la celebración del Día de los Muertos en el filme es bastante más acertada. Esta festividad tendría lugar el 31 de octubre o 1 de noviembre y duraría hasta el 2 o 3 de noviembre, dependiendo del calendario. Durante esta festividad, una versión mexicana del día de Todos los Santos, pero apartada un poco del culto católico, se realizan diferentes actividades, donde la misa es la menos relevante. Se tratan de ritos más coloridos y carnavalescos en los que se decoran y limpian las tumbas de los parientes, con flores, alimentos e incluso velas, y en donde forman parte la elaboración, venta y consumo de productos como panes decorados, figuras de azúcar y chocolate, figuras de papel, juguetes, etc; casi todos ellos como  burla a la muerte (Brandes, 2000: 7-9).

Resultado de imagen de the book of life
El Día de los Muertos en El Libro de la Vida. Escena de la película. Fuente: Youtube

De todos modos, esta festividad y los símbolos asociados a la misma como la Catrina, se ven hoy en día desvirtuados por el auge del turismo o el intrusismo de fiestas extranjeras como es el caso de Halloween (Brandes, 2000: 15), algo que se ve reflejado por ejemplo, en filmes como este.


Referencias

Brandes, S. (2000). El día de los muertos, el halloween y la búsqueda de una identidad nacional mexicana. Alteridades, 10(20), 7 – 20.

Reyes García, M. G. (2014). El simbolo de la calavera: La crisis pendular entra la función de ídolo en la Santa Muerte al icono en la Catrina. Discurso Visual, (33), 88 – 97.

Torres Ramos, G. (2014). Polisemia y apropiación de la Catrina en tiempos de globalización. Vita Brevis, (5), 12 – 32.

Recursos de interés

Escartín Arroyo, R. (2014): Xibalbá y Mictlan: una comparación sobre el inframundo en Mesoamérica. Universidad Nacional Autónoma de México.

El libro de la vida. IMDB

[Imagen de portada procedente de hdqwalls]

Estás para comerte: “Holocausto caníbal” y la antropología

Ficha técnica
Título: Holocausto Caníbal
Año: 1980
País: Italia
Director: Ruggero Deodato
Reparto: Robert Kerman, Carl Gabriel Yorke, Francesca Ciardi, Perry Pirkanen, Luca Barbareschi, Salvatore Basile, etc.

Cannibal Holocaust 04.jpg

Dentro del nutrido grupo de películas unidas a la polémica desde su mismo estreno, una de las que más destaca es, sin duda alguna, Holocausto caníbal, dirigida por el italiano Ruggero Deodato. En este clásico del cine de terror se narra la búsqueda por parte de un antropólogo cultural, Harold Monroe, de un grupo de jóvenes reporteros cuya pista se perdió en la Amazonia colombiana cuando estaban rodando un documental sobre tribus que practicaban el canibalismo. Una vez llega allí, y tras acercarse a varias tribus y ganarse su confianza, logra recuperar las grabaciones, que muestran cómo los reporteros trataron de obtener imágenes impactantes comportándose de manera inmoral y despiadada, lo que acabó desembocando en una ola de violencia, muertes y canibalismo.

La razón por la que la polémica ha acompañado a Holocausto caníbal es que fue publicitada como si las escenas fueran auténticas -lo que tuvo éxito y acabó generando una leyenda urbana en torno al film-, y debido a que las imágenes de violencia con animales son reales. Pero además de esto, hay que señalar que la propia temática de la antropofagia resulta controvertida en sí misma, y más si cabe en el momento del estreno de la película, puesto que a principios de lo década de los 80 fueron publicados numerosos estudios antropológicos sobre el tema, defendiendo posturas encontradas sobre la importancia y las implicaciones sociales de las prácticas caníbales en distintas sociedades a lo largo de la Historia.

Aunque las escenas sangrientas son una constante a lo largo de toda la película, en Holocausto caníbal encontramos también una importante crítica social, que se puede entroncar con distintas teorías etnológicas y filosóficas. Las reacciones de las tribus con las que los personajes van contactando (algunas de ellas reales, como los yanomami, aunque no se intentó reflejar correctamente su cultura) son de desconfianza, pero no muestran rechazo cuando no se sienten atacadas, lo que remite a ese “buen salvaje” de la filosofía de Rousseau. No obstante, más que una visión positiva de los indígenas, Deodato se centra sobre todo el la faceta más destructiva del ser humano en su disfrute por la violencia, como muestra con las acciones de los cuatro jóvenes reporteros, que no dudan en quemar, violar o asesinar cuando lo consideran beneficioso para ellos (quizás el “homo homini lupus” o “el hombre es un lobo para el hombre” de Hobbes sea la premisa fundamental que se desprende de la película. En ese sentido va, de hecho, la duda del antropólogo Monroe sobre “¿quién serán los auténticos caníbales?”). Hay que señalar que esta visión es común a la de otros films del género de similar temática, como la más reciente The Green Inferno, de Eli Roth. Tampoco se da una visión positiva de varios aspectos de la sociedad contemporánea, como el excesivo interés por el dinero, el éxito del sensacionalismo o la manipulación de los medios de comunicación, incluso en el género de los documentales.

Asimismo, Holocausto caníbal también nos permite acercarnos, aunque sea de un modo muy superficial, a la figura del antropólogo cultural y su interacción con sus sujetos de estudio. Desde el surgimiento de esa disciplina, muy relacionada con la Historia y la Arqueología, ha sido habitual la realización de viajes en los que se trataba de conocer de primera mano distintas culturas, sobre todo aquellas que han tenido pocas o ninguna interacción con el mundo moderno.

De todos modos, siendo realistas, el objetivo principal de este film no es mostrar con fidelidad la labor de un antropólogo, ni cómo funcionan las sociedades de la Amazonia, lo cual resulta evidente por la relativamente escasa atención que se le presta a esos aspectos. Así y todo, polémica aparte, aunque Holocausto caníbal diste mucho de ser una película que sea aprovechable para aprender Historia, al menos si puede ser interesante -si uno no es muy sensible a la sangre y las vísceras- para acercarse, aunque sea solo un poco, al mundo de la antropología. Y de la gastronomía exótica, quizás.

1809 en Pazos de Arenteiro: A Batalla

El pasado fin de semana del 19 y 20 de agosto, nos acercamos a Pazos de Arenteiro (Boborás), en la provincia de Ourense, para asistir a la primera edición de “1809, a Batalla: I Festa histórica fouces contra mosquetóns”. En ella pudimos ser testigos de la batalla que se originó en dicha villa contra los soldados de Napoleón tras su paso por España, así como los antecedentes que desencadenaron que el pueblo se levantara en armas contra ellos.

Si queréis saber más sobre esta fiesta, aquí tenéis los enlaces de nuestra crónica, tanto en gallego como en castellano:

Crónica en castellano

Crónica en galego

Enlaces de interés:

Página oficial de Facebook

 


[Imagen propiedad de El Octavo Historiador]

Catoira y el desembarco vikingo

La anterior semana se celebró en Catoira la 57º edición de la Romaría Vikinga, festividad que se lleva celebrando desde 1961 y que fue declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional en 1988 e Internacional en 2002.

Dicha romaría conmemora las incursiones normandas acontecidas en Catoira y más concretamente en las Torres de Oeste, cuya función era parar a estas antes de que llegasen a Santiago.

Desafortunadamente no pudimos estar toda la semana, pero sí acudimos el domingo, día en el que se recreaba dicho desembarco. La fiesta comenzó alrededor de las 10 de la mañana y entre las actividades programadas estaba un campamento vikingo de la mano de la asociación de recreación Ulf Klan, donde mostraban, por ejemplo, cómo se trabajaba la forja y la fragua. También había música medieval, una actuación del Circo Chosco y lo más animado de la espera, la llamada “troula animación”, en el que al son del tambor, tres vikingos animaban a todo el público.

Además de las actividades, había diferentes puestos, tanto de comida como de venta de todo tipo de objetos “medievales”, como coronas de flores que suele haber siempre en estas fiestas, ropa al estilo medieval, reproducciones de cuernos tanto para beber como para hacer sonar, cerámica conmemorativa del evento, etc.

Llegado el mediodía, comenzaron los preparativos para el desembarco. Este aconteció justo en frente de las Torres de Oeste. Un grupo de vikingos estaba ya en la playa animando a las embarcaciones que llegaban, que en total fueron unas tres (y una cuarta que desembarcó en otra parte del río Ulla). Entre ellas se encuentraba el Frederikssund, que es una réplica de un barco vikingo del siglo XI.

Después de verlo en directo, se puede apreciar que el campamento vikingo y posiblemente la obra de teatro (que transcurre antes del domingo), es lo más correcto históricamente que podremos encontrar, ya que prima sobre todo el disfrazarse y la diversión sin poner mucho énfasis de si es correcto o no para la época que conmemoran. Ejemplo de esto lo vemos en la abundante presencia de los míticos cascos con cuernos (que se sabe que no los llevaban así en la época). Por suerte la gran mayoría iba sin ellos, primando, sobre todo, una estética similar a la vista en la serie Vikings.

Quienes acudan a esta fiesta se encontrarán con todo tipo de actividades y entretenimientos. En cuanto a si las recomendamos o no, dependerá del gusto personal, aunque por suerte hay una amplia oferta donde escoger para el público.

 


Enlaces de interés: 

Video promocional

El desembarco vikingo


[Imagen extraída de: Concello de Catoira]

When we rise: Marcha por el Orgullo

Ficha técnica:
Título: When we rise
Producción: ABC Studios
Guion: Dustin Lance Black
Reparto: Guy Pearce, Mary-Louise Parker, Rachel Griffiths, Jonathan Majors, Austin P. McKenzie
País: EE.UU.
Año: 2017
Duración: 8 episodios

when_we_rise_tv-448179021-large

Con motivo de la celebración del World Pride Madrid 2017, en El Octavo Historiador queremos aportar nuestro granito de arena trayéndoos un acercamiento hacia esta miniserie, publicada a finales de febrero de este año.

When we rise nos hace un amplio repaso sobre la aparición del movimiento de lucha por los derechos y la visibilidad LGTB+ durante los últimos 45 años, hasta llegar a nuestros días. Se centra principalmente en California, aunque hace continuas menciones a otras partes de EEUU, entre las que destacan los sucesos de Stonewall en Nueva York en 1969, considerado por muchos como el origen de las marchas por el Orgullo.

También destaca por ser una producción más inclusiva de lo que estamos acostumbrados a ver. Ya no está enfocada solamente a los problemas del hombre gay blanco, sino que este comparte protagonismo con la lucha de la homosexualidad entre los afroamericanos –mucho menos visibilizada y que está comenzando a resurgir con otros ejemplos como la oscarizada Moonlight-, con cómo se lidia con ello en el Ejército y con el imprescindible papel de las lesbianas. Esto último cobra importancia, además, por haber participado codo con codo por la defensa de los derechos de la mujer, aunque encontrando grandes oposiciones internas.

Asimismo, conocemos el origen de la bandera LGTB+ creada en 1978 por el activista Gilbert Baker y que simboliza los colores del arcoiris. Esta surgió a raíz de la necesidad de sustituir al triángulo rosa, ya que era el símbolo con el que se marcaba a los homosexuales en los campos de concentración de la Alemania Nazi.

Cómo no, también cobra suma importancia la aparición del VIH, que tan grave impacto tuvo en la comunidad, como ya comentamos en su día con The Normal Heart. De hecho, hubo que esperar a que llegase Bill Clinton a la Casa Blanca para que, en 1997 y por primera vez, un presidente norteamericano diese voz al problema. Del mismo modo, la serie finaliza con el dictamen de Barack Obama de impulsar el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo en todo EE.UU., legalizado por el Tribunal Supremo en 2015.

Por todo ello y más, vemos en When we rise un gran ejemplo de explicación y sensibilización, de obligada visualización para cualquiera que quiera comprender la necesidad de que exista el Día del Orgullo LGTB+.

Si te interesa conocer más sobre el tema, aquí te dejamos otros artículos que dedicamos a este colectivo:

Historia de Lili Elbe: La chica danesa

The Normal Heart: aparición del VIH

The Get Down: del disco al hip hop


[Imágenes extraídas de www.fimlaffinity.com y de deaquialpans.wordpress.com]