Archivo de la categoría: Efemérides

El Libro de la Vida y el Día de los Muertos

Ficha técnica:
Título: El libro de la vida (The Book of Life)
Año: 2014
Productora: Reel FX Creative Studios y 20th Century Fox Animation
Director: Jorge R. Gutiérrez
Guionista: Jorge R. Gutiérrez y Doug Langdale
Reparto: Ahren Shaw
Protagonistas: Diego Luna, Zoe Saldana, Channing Tatum, etc.
Duración: 95 min
Distribuidor en España: 20th Century Fox

El libro de la vida (The Book of Life) es una película estadounidense de animación inspirada en la celebración del Día de los Muertos. En la película se nos muestra las aventuras de unos jóvenes de un pueblo mexicano llamado San Ángel, los cuales cuentan con el “favor” de ciertas “divinidades” como la Catrina, Xibalba o el Cerero. Sin embargo la realidad es completamente diferente, pues se trata de una desvirtuación de figuras y ritos méxicanos.

En un primer momento debemos analizar la figura de la Catrina, que en la historia aparece con un papel importante, pues ayuda al héroe a culminar sus hazañas. La Catrina que se nos muestra aparece físicamente bien representada, pero su historia no tanto. Parece una figura muy antigua en el imaginario popular mexicano, sin embargo su creación es bastante reciente.

La Catrina nació de la mano de José Guadalupe Posada en 1910, y su nombre original era el de Calavera Garbancera. Con esta representación el autor quería criticar a un grupo de mujeres, que tras haber hecho fortuna con la venta del garbanzo, aspiraban a formar parte de una élite social, por lo que asimilaban modas europeas, sobre todo españolas y francesas, repudiando a su vez su origen indígena (Torres Ramos, 2014: 14). Por ello vemos a un esqueleto ataviado con ropajes finos, como un sombrero de ala emplumado.  Esta figura pronto evolucionó como un icono mexicano de mofa o burla a la muerte, convirtiéndose en la imagen oficial de la misma,y pasando a ser un elemento clave de la cultura popular del país, así como un símbolo patrimonial de la identidad mexicana (Torres Ramos,2014: 17).

File:Calavera garbancera.png
Fig. 1: Calavera Garbancera. Fuente: Wikipedia

A su vez, su imagen puede verse asimilada o simplemente confundida con la imagen o figura original de la muerte que es la Santa Muerte, también conocida como Santa Niña, Niña Blanca o Santísima, pues se trata de una figura con el rostro de calavera, con ropas femeninas o masculinas dependiendo de la representación, y cuyo origen parece ser anterior (Reyes García, 2014: 92-93).

Sin embargo no es lo único que se ve alterado en el discurso de la película, pues la misma Catrina se ve asociada como pareja de Xibalba, otra divinad. La Catrina, descrita como luz, sería todo lo contrario a Xibalba, que estaría formado por las cosas horrorosas de este mundo. La primera se encargaría de la protección y gobierno del Reino de los Recordados, donde todas las almas recordadas el día de los muertos habitan, y el segundo estaría en el Reino de los Olvidados, un páramo donde vagarían las almas olvidadas que no reciben culto el Día de los Muertos o Día de Muertos. Para empezar, Xibalba no es una divinidad, si no que más bien es un lugar: el inframundo maya.

Imagen relacionada
Fig. 2: Catrina y Xibalba. Fuente: The Book of Life. Wikia

Por el contrario, la celebración del Día de los Muertos en el filme es bastante más acertada. Esta festividad tendría lugar el 31 de octubre o 1 de noviembre y duraría hasta el 2 o 3 de noviembre, dependiendo del calendario. Durante esta festividad, una versión mexicana del día de Todos los Santos, pero apartada un poco del culto católico, se realizan diferentes actividades, donde la misa es la menos relevante. Se tratan de ritos más coloridos y carnavalescos en los que se decoran y limpian las tumbas de los parientes, con flores, alimentos e incluso velas, y en donde forman parte la elaboración, venta y consumo de productos como panes decorados, figuras de azúcar y chocolate, figuras de papel, juguetes, etc; casi todos ellos como  burla a la muerte (Brandes, 2000: 7-9).

Resultado de imagen de the book of life
Fig. 3: El Día de los Muertos en El Libro de la Vida. Escena de la película. Fuente: Youtube

De todos modos, esta festividad y los símbolos asociados a la misma como la Catrina, se ven hoy en día desvirtuados por el auge del turismo o el intrusismo de fiestas extranjeras como es el caso de Halloween (Brandes, 2000: 15), algo que se ve reflejado por ejemplo, en filmes como este.


 

Bibliografía

Brandes, S. (2000). El día de los muertos, el halloween y la búsqueda de una identidad nacional mexicana. Alteridades, 10(20), 7 – 20.

Reyes García, M. G. (2014). El simbolo de la calavera: La crisis pendular entra la función de ídolo en la Santa Muerte al icono en la Catrina. Discurso Visual, (33), 88 – 97.

Torres Ramos, G. (2014). Polisemia y apropiación de la Catrina en tiempos de globalización. Vita Brevis, (5), 12 – 32.


Enlaces de interés

Escartín Arroyo, R. (2014): Xibalbá y Mictlan: una comparación sobre el inframundo en Mesoamérica. Universidad Nacional Autónoma de México.

El libro de la vida. IMDB


[Imagen de portada extraída de: hdqwalls]

Anuncios

Coronando a una reina: efeméride de junio

Junio es el mes del calor, del inicio del verano y, para algunos, el comienzo de las esperadas vacaciones. Además, también es un mes relevante a nivel histórico, con importantes hitos bélicos, como el inicio del Desembarco de Normadía en 1944 – del que os hablamos con anterioridad en el artículo dedicado a Lobezno – y del comienzo de la batalla de Waterloo en 1815.

Ahora bien, en esta ocasión no vamos hablar de guerra, sino de la coronación de una de las reinas más longevas de la historia de Europa: la Reina Isabel II de Inglaterra. El 2 de junio de 1953 la princesa heredera al trono inglés, Elizabeth Alexandra Mary Windsor, es coronada reina con tan solo 25 años, tras la muerte en febrero de 1952 de su padre el Rey Jorge VI. De esta forma asume las competencias propias del trono, convirtiéndose en monarca de Reino Unido, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Pakistán y Ceilán, entre otros.

A pesar de formar parte de unas de las familias reales más mediáticas de Europa, pocas veces se ha llevado al cine o a la televisión la vida de esta reina, a excepción de algunas series documentales. La primera producción cinematográfica en reflejar un episodio de su vida fue The Queen (2006), en la que Helen Mirren daba vida a la monarca durante uno de los incidentes más trágicos de Reino Unido, la muerte de Diana de Gales. Sin embargo, no fue hasta 2016 con la llegada de Netflix que una producción se ocupó de reflejar la vida de esta soberana en su etapa más joven, en una de las series más caras de la historia de la plataforma. The Crown, de la que ya se ha confirmado una segunda temporada, nos muestra la vida de Isabel II desde su enlace con el Duque de Edimburgo hasta su coronación, para cuya grabación se tomaron como referencia fotografías y pinturas de la época.

comparacion-coronación
Fig. 1: Comparativa de vestuario, a la izquierda imagen real junto a la de la serie. Fuente: Paula.cl

La actriz Claire Foy se pone en la piel de la soberana, mostrándonos desde los momentos más felices de su temprano matrimonio hasta el duro golpe de la muerte de su padre y su temprana subida al trono. Asimismo, la serie nos muestra los esfuerzos de la reina por mantener y ejercer el poder que le corresponde, y que aparece continuamente amenazado por el parlamento y el reelegido primer ministro Winston Churchill.

Una serie que, a pesar de no contar con la aprobación oficial de la corona inglesa, se ha convertido en uno de los grandes exponentes de 2016, tanto a nivel televisivo como histórico, al reflejar de forma detallada – en gran medida gracias al alto presupuesto de la misma – los conflictos y acontecimientos históricos que rodearon la vida de esta monarca entre 1947 y 1956. Un recurso nada desdeñable para aproximarse a la Europa de mediados del s. XX.


[ Imagen extraída de http://www.paula.cl/tag/the-crown/ ]

Pocahontas: la historia detrás de la ficción

Abril es un mes bastante prolífico en cuanto a eventos históricos, y en El Octavo Historiador, nos queríamos fijar en uno en concreto que quizá muchos no sepan que está basado en hechos reales.

Se trata de la llegada de los colonos británicos a Virginia en 1607, y cómo nació la leyenda de Pocahontas, llevada al estrellato por la firma Disney en 1995. Pero, ¿qué tendrá de real la historia que nos contaron a todos de niños?

Podrás descubrirlo en el siguiente enlace:

Pocahontas: ¿Ficción o realidad?

 


[Imagen extraída de http://www.ecartelera.com]

Efeméride del mes: la Guerra de Irak

Muchísimos hechos históricos de gran calado tuvieron lugar en marzo, pero en esta ocasión nos vamos a centrar en uno bastante reciente, que ha sido tomado como excusa para la realización de numerosas producciones audiovisuales: la Guerra de Irak.

Tras la acusación (que posteriormente se demostró falsa) hecha por los servicios de inteligencia de los EE.UU. de que el gobierno de Saddam Hussein estaba fabricando armas de destrucción masiva y colaborando con grupos terroristas, una coalición internacional liderada por los propios estadounidenses inició, en marzo de 2003, los bombardeos sobre el territorio iraquí. En menos de un mes, buena parte del país estaba ocupado. Sin embargo, pese a la rápida vitoria militar de las fuerzas de ocupación, la posguerra resultó muy conflictiva, y desde el derrocamiento de Saddam Hussein –que fue ejecutado- ninguno de los gobiernos establecidos ha llegado a dominar la situación. Los conflictos políticos y étnicos han sido una constante, y el inestable contexto internacional facilitó el surgimiento del Estado Islámico y su control de parte de Irak.

La gran resonancia que tuvo la Guerra de Irak entre la opinión pública internacional tiene su reflejo en la enorme cantidad de material que generó en el mundo audiovisual. Ya simultáneamente al conflicto comenzaron a producirse largometrajes y series televisivas cuyas tramas se situaban en él, en ocasiones con el objetivo de narrar una historia, pero habitualmente desde una óptica muy crítica con esa guerra (esta visión es más acusada si cabe en el mundo de la música, donde la censura de la política exterior estadounidense ha sido una constante desde esos años). Ejemplos de series ambientadas en la Guerra de Irak serían Generation Kill o Over There, mientras que películas nos encontramos con un buen número, muchas de ellas con gran éxito de crítica y público: En el valle de Elah, En tierra hostil (ganadora del Oscar a la mejor película), Redacted, La batalla de Hadiza, American Soldiers: un día en Irak (de las menos críticas con la invasión), El Francotirador (dirigida por Clint Eastwood, y centrada en la figura de Chris Kyle), etc. A través de ellas podemos acercarnos no solo a los aspectos puramente militares, sino también a vivencias personales de los protagonistas, las consecuencias de la guerra –la destrucción del país, los problemas sociales y económicos que implicaron para la población local, el síndrome de estrés postraumático de los soldados…-, la conflictividad política, etc.

Así, vemos que la Guerra de Irak es de esos acontecimientos cuya importancia en la Historia se intuye desde su inicio, y la cultura audiovisual nos permite adentrarnos en su explicación y posibles consecuencias desde el primer momento.

Años que hicieron historia

Año nuevo, vida nueva. Esta es una de tantas frases recurrentes en estos momentos de cambio de año. Sin embargo, normalmente la vida sigue adelante sin muchos cambios. Año tras año, la Historia continúa su avance, lento pero inexorable. No obstante, hay algunos años que sí han logrado quedar en la memoria a lo largo de los siglos, por los acontecimientos que tuvieron lugar en ellos. En este breve artículo vamos a revisar algunos de estos años memorables y cómo se han reflejado en diferentes medios.

Años que cambiaron la historia


[Imagen extraída de http://www.vianur.com%5D

Tregua por Navidad

Aprovechando que hoy celebramos la Nochebuena os acercamos una bonita historia que sucedió en una Navidad de la Primera Guerra Mundial, donde dos grupos de soldados olvidaron sus diferencias y decidieron hacer un parón.

Durante la Nochebuena de 1914, en el marco de Primera Guerra Mundial, los soldados ingleses y alemanes situados en Ypres (Bélgica) decidieron realizar una tregua de casi 48 horas para poder descansar de la guerra y celebrar la Navidad.

Todo comenzó el día de Nochebuena cuando ambos bandos se encontraban cantando villancicos y gritando obscenidades y groserías, cuando un soldado alemán les gritó a los soldados ingleses: “Mañana vosotros no disparáis y nosotros tampoco”. Según el soldado británico Marmaduke Walkinton (Gutiérrez, 2014), al día siguiente eso se cumplió, de forma que hasta que la noticia no llegó a los altos mandos ambos bandos pudieron disfrutar de una tregua de casi dos días, donde el segundo de ellos (25 de diciembre) incluso quedaron en Tierra de Nadie, celebrando un partido de fútbol con un balón de trapo, intercambiando regalos como bebidas, tabaco o la carne de las latas de conservas. A los pocos días los periódicos se hacían eco de la singular noticia llegando a publicarse en el New York Times, el Daily Sketch o el Daily Mirror. También se publicaron las múltiples cartas que soldados escribieron narrando el suceso.

1
Este hecho causó tanto revuelo que dejó un gran legado en la cultura audiovisual, sobre todo en cine, literatura y televisión, como bien podemos ver en la película francesa Feliz Navidad (2005), ¡Oh, qué guerra tan bonita! (1969); War Horse (2011), etc. Pero también podemos verla en videojuegos como Verdún, el cual trata sobre La Primera Guerra Mundial y le dedica un apartado a este evento. O incluso en novelas como La caída de los gigantes (2010) de Ken Follet, el video musical Pipes of Peace de Paul McCartney; la canción  All together now de The Farm (de la cual ya hablamos en otra ocasión); o incluso spots publicitarios de campañas de Navidad.
picmonkey-collage

Enlaces de interés:


Procedencia de las imágenes:

Primer collage:

Segundo collage:

Efeméride del mes: La crisis de los misiles de Cuba

El mes de octubre destaca por numerosos hechos históricos, que de una u otra manera han acabado reflejados en el cine, libros o cómics. Hablamos de acontecimientos como la proclamación en 1949 de la República Popular China, la muerte en 1793 de María Antonieta de Austria (reflejada en la obra de Benjamin Lacombe), el nacimiento en 1914 de Thor Heyerdahl (protagonista de Kon Tiki) o la Batalla de Lepanto en 1571.

Pero sin duda, el acontecimiento más destacado acaecido en este mes es la denominada Crisis de los misiles de Cuba. Entre el 16 y el 28 de octubre de 1962, las dos grandes potencias mundiales del momento, EEUU y la URSS, estuvieron a punto de iniciar la Tercera Guerra Mundial; una guerra nuclear cuyas consecuencias habrían sido nefastas para el devenir del mundo.

Desde el final de la II Guerra Mundial, en 1945, habían comenzado a crecer las tensiones entre estas dos superpotencias, en lo que vino a llamarse la Guerra Fría. Tanto EEUU como la URSS buscaban aliados y puntos estratégicos de control sobre el enemigo, a la vez que libraban batallas secundarias, evitando siempre un conflicto directo. El 15 de octubre del 62, el espionaje americano descubrió la construcción de rampas para el lanzamiento de misiles en Cuba – aliada en aquel entonces de la URSS-, a solo 200 km de la costa de Florida. Esta ofensiva venía como respuesta a la colocación de armamento por parte de los EEUU en Turquía, cuyo objetivo era sin duda territorio ruso.

El día 22 de octubre el presidente Kennedy decreta una cuarentena defensiva, mediante el despliegue de unidades navales y aviones de combate, que debían evitar la llegada de contingentes rusos a Cuba. La respuesta del Kremlin no se hizo esperar, y se decretó que los barcos rusos traspasarían, de ser necesario, la defensa americana.

Mientras las dos armadas se encaran, Kennedy y Kruschev llevan a cabo negociaciones secretas, para, finalmente el día 28 llegar a un acuerdo: la URSS retiraría los misiles de Cuba a cambio de que los EEUU retirasen el armamento de Turquía y no tomasen represalias contra la isla.

Tras trece días, finalizaría uno de los episodios más críticos de esta guerra, que demostraron el poco interés que ambas potencias tenían de llevar a cabo un enfrentamiento directo. A consecuencia de este conflicto se ‘creó’ uno de los símbolos de esta guerra, el famoso Teléfono Rojo, que ponía en comunicación directa el Kremlin y la Casa Blanca.

A pesar de su importancia, esta crisis ha sido llevada al cine en pocas ocasiones. A continuación, os mostramos algunas de ellas:

Trece días (Roger Donaldson, año 2000). Como su propio nombre indica, el film se centra en mostrarnos, desde la perspectiva de la Casa Blanca y los dirigentes americanos, los trece días que duró la crisis (del 16 al 28 de octubre).

X-Men: primera generación (Matthew Vaughn, año 2011). Cuarta entrega de la saga X-Men, nos traslada a los años centrales de la Guerra Fría, donde los intereses de un grupo de mutantes – la Hermandad de los mutantes diabólicos – darán lugar, hacia el final de la película, a la crisis de los misiles, mientras el grupo de Charles Xavier hará todo lo posible para evitar que estalle el conflicto.

Watchmen (Zack Snyder, año 2009). De los tres ejemplos es, sin duda, el menos directo. Su relación con este importante suceso histórico se desarrolla durante un par de segundos en la obertura del film, donde podemos ver en un par de fotogramas a Kruchev y Castro observando despegar misiles nucleares.

__________________

Fuentes:

https://historiayguerra.net/2015/04/28/crisis-de-los-misiles-en-cuba-1962/ (Consultado 26/10/2016)

http://www.historiasiglo20.org/GLOS/cuba1962.htm  (Consultado 26/10/2016)

http://comicsalliance.com/comicsalliance-reviews-x-men-first-class-2011-part-two/  (Consultado 26/10/2016)

Otras obras de ficción relacionadas con el tema  https://en.wikipedia.org/wiki/Cuban_Missile_Crisis#Memories_in_the_media