Todas las entradas por eloctavohistoriador

Escenarios con Historia: El castillo de Alnwick

No es la primera vez que vemos en películas y series que usan como escenarios localizaciones reales. Ciertamente no es un mal método pues ayuda a meterse dentro de la ambientación, aunque bien es cierto que no siempre los lugares que se utilizan se corresponden a la misma época que recrean. Relacionado con esto, hoy os hablaremos del castillo de Alnwick (Northumbria, Inglaterra).

Si nos remontamos a sus orígenes, se sabe que Ivo de Vesci, que tenía el señorío de Alnwick, fue el que comenzó a edificar el castillo en el año 1096. Con el paso del tiempo, fue protagonista de numerosos enfrentamientos, uno de ellos en 1174, en el que tuvo lugar una contienda entre el rey Guillermo I de Escocia y los ingleses liderados por Ranulf de Glanvill. Incluso se llegó a pedir su demolición (ya que estaba en un punto estratégico importante, siendo este la frontera entre Inglaterra y Escocia), pero finalmente no se realizó.

En el siglo XIII cambió de manos y pasó a pertenecer a la familia Percy, siendo ocupado posteriormente por tropas Lancaster durante la Guerra de las Rosas. Finalmente, esta familia continuó teniendo su posesión hasta que, en 1981, sirvió de residencia estudiantil. Actualmente sigue cumpliendo con esta función, además de estar abierto al público en general, ya que se hacen actividades de todo tipo, no solo la visita por el castillo, sino también juegos para niños y jóvenes en el que pueden vestirse con ropajes medievales, jugar a juegos de aquella época y realizar manualidades, dando así una amplia oferta de ocio para todas las edades.

Volviendo a lo audiovisual, se ha podido ver parte de este castillo, por ejemplo, en Harry Potter y la Piedra Filosofal, en la escena en la que aprenden a volar con la profesora Hooch, representando Alnwick parte del castillo de Hogwarts; en la afamada Downton Abbey sirviendo como escenario del castillo Brancaster en dos especiales de Navidad; la película Elizabeth, en la que se puede ver en una batalla haciendo del castillo de Leith; Robin Hood de Kevin Costner donde aparece brevemente el patio interior; e incluso en Star Trek: La nueva generación, en la que los oficiales del Enterprise van al castillo de Nothingham. Como podemos ver en estos casos, Alnwick no se utilizó para hacer de “si mismo” sino de otros castillos, en su mayoría, inventados.

Todos los años el castillo cierra una temporada (de octubre a marzo) pues la familia Percy pasa allí los inviernos, pero por poco tiempo, ya que el 29 de marzo reabre sus puertas con más actividades planificadas.


Enlaces de interés:

La Historia del castillo de Alnwick

Alnwick en lo audiovisual


[Imagen de portada extraída de: @filmtourismus]

Anuncios

“Tróndur í Gøtu” de Týr: la resistencia del paganismo en las Feroe

Un sinfín de canciones beben de hechos del pasado en sus letras. Este es el caso de Tróndur í Gøtu, tema compuesto por Týr y centrado en la figura de un destacado caudillo vikingo de las islas Feroe. Es habitual que los diversos subgéneros dentro del heavy metal hagan referencias a personajes o acontecimientos históricos, y en el caso concreto de Týr son constantes sus referencias a la era vikinga en general, así como al folklore feroés más relacionado con ese período. Los acordes del tema al que hoy nos referimos nos retrotraen al proceso de cristianización de Escandinavia, centrándose en la figura de Tróndur í Gøtu, un caudillo vikingo de las islas Feroe que se erigió en uno de los más firmes opositores a la implantación del Cristianismo en el archipiélago.

Aunque un reducido grupo de eremitas irlandeses se habían instalado en las islas por un breve período en el siglo VII, no fue hasta inicios del siglo IX cuando grupos de vikingos iniciaron una colonización efectiva de las Feroe, llevando consigo su religión. Sin embargo, el archipiélago no se puedo mantener al margen del proceso de sustitución de las creencias paganas por las cristianas en el ámbito escandinavo. Dinamarca había sido el primer reino en el que culminó este proceso, mientras que Noruega fue el siguiente, durante el reinado de Olaf Trygvasson (Olaf I). No obstante, para alcanzar su objetivo este monarca tuvo que enfrentarse a una decidida oposición de buena parte de la población. Este rey envió misioneros a las islas Feroe -que estaban bajo la órbita noruega-, donde contó con la colaboración del líder local Sígmundur Brestisson, ya convertido a la nueva fe para tratar de influir en el Althing -el parlamento feroés- y lograr una rápida conversión.

trondur

Es aquí cuando comienza a destacar Thrándur Thorbjörnsson (conocido como Tróndur í Gøtu) acaudillando a los defensores de las antiguas tradiciones nórdicas. Sus actuaciones las conocemos gracias a la Saga de los Feroeses, un relato épico en el que se narra cómo asesina a Brestisson (tras una tormentosa y compleja relación personal previa, que incluye la adopción de este por parte de Tróndur tras participar en el asesinato de su padre). Sin embargo, y como se refiere en varias ocasiones a lo largo de la canción, Tróndur temía las represalias del rey de Noruega, como efectivamente sucedió. Si bien Olaf I falleció sin completar la cristianización del país, el ascenso al trono de Olaf Haraldsson (Olaf II el Santo) en 1015 dio un nuevo impulso al proceso, aunque la resistencia pagana feroesa encabezada por Tróndur í Gøtu se mantuvo, llegando a dar muerte al enviado real Karl Morske en 1028, lo que ponía de manifiesto que el poder efectivo en el archipiélago continuaba en sus manos, y no en las del rey. Posteriormente, el fallecimiento de Tróndur í Gøtu en 1035 traería consigo el fin de la independencia de facto de las islas Feroe y su integración en las estructuras de poder de la corona noruega, poniendo fin, de este modo, a la Era Vikinga en aquel territorio (cabe mencionar que en esta canción, el líder pagano señala que otros jefes acaban apartándose de su causa, mientras que él sí se mantendrá leal a ella hasta el día de su muerte).

Como hemos visto, en esta canción de Týr no abundan las referencias históricas concretas, sino que más bien se centra en unas reflexiones puestas en boca del propio Tróndur í Gøtu acerca del inminente conflicto entre los paganos, encabezados por él mismo, y las fuerzas enviadas por el rey Olaf. No obstante, el protagonismo que le dan a esta figura histórica puede llevar a cualquiera que lo escuche a interesarse algo más sobre unos hechos y un proceso que son relativamente poco conocidos, y ello pese a lo popular que últimamente viene siendo la Era Vikinga. El conflicto entre religiones y el proceso de sustitución de creencias y modelos de comportamiento es evidentemente muy complejo, y desde luego es algo que esta u otras composiciones musicales no dan abarcado en su totalidad, pero nunca está de más aprovecharlas para acercarse un poco más a la Historia. Y sin duda, que aparezcan hachazos por doquier seguramente no restará atractivo a aquellos seducidos por esta temática.

Enlace a “Tróndur í Gøtu”, de Týr:

Spirit, el corcel indomable, los Lakota y la construcción del ferrocarril

Ficha técnica:

Título: Spirit: Stallion of the Cimarron (Spirit, el corcel indomable)
Año: 2002
Producción: Mireille Soria, Jeffrey Katzenberg, Dreamworks Animation
Dirección: Kelly Asbury, Lorna Cook,
Guionista: John Fusco
Duración: 83 min
Distribuidor en España:  Dreamworks Animation

Spirit es una película donde un caballo homónimo vive una serie de aventuras para poder regresar a su hogar y ser libre; durante las cuales conoce a diferentes humanos, nativos americanos y miembros del ejército.

En un primer momento es capturado por el ejército de Estados Unidos, cuyas siglas US podemos ver en el lomo de sus caballos. Durante este episodio nos encontramos en un fuerte en medio del desierto del oeste, en el que podemos ver algunos elementos históricos como los uniformes de los soldados o la bandera.

Sin embargo, cuando Spirit logra escapar, acaba capturado por los Lakotas, con los que vive una temporada antes de ser apresado de nuevo por los soldados. Los Lakotas o Lakhotas son un pueblo de los márgenes norte del río Misouri, ocupando hoy en día los estados de Minnesota, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Nebraska y Wyoming. Por algunos de estos estados es por donde discurría la línea norte del ferrocarril, tal y como veremos más adelante.

Este pueblo formaba parte de los Sioux o Gran Nación Sioux, cuyo nombre tradicional venía a significar algo similar a “el Consejo de los Siete Fuegos”; considerando cada fuego como la representación de cada uno de los pueblos. Lingüísticamente se distinguía a los Lakota, los Dakota del este y los Dakota del Oeste. Sin embargo, existe mucha discusión y confusión en la clasificación de estos pueblos que conformaban los Sioux, por lo que a veces podemos encontrarnos con otras denominaciones, como la de Nakota para referirse a los Dakota del oeste.

En la película los representan como un pueblo que conoce la domesticación de los caballos y otros animales, lo cual sería correcto, así como su nomadismo, con chozas tipo tipi fácilmente transportables y de carácter temporal.  Además este tipo de cabañas se corresponden con la realidad, tal y como se puede comprobar gracias a fotografías y pinturas de la época, así como la vestimenta, de pieles animales y con decoraciones de plumas, aunque algo más sencilla en el film.

En un momento, el ejército irrumpe en el poblado y aunque no se puede observar una masacre, quizás por tratarse de una película de animación infantil, sí que podría ser una referencia a la ocurrida contra este pueblo en diciembre de 1890, conocida como la Masacre de Wounded Knee.

1
Nativos tras la masacre antes mencionada. Fuente: Wikipedia

Como antes adelantábamos, Spirit es nuevamente capturado por los soldados y obligado a trabajar como caballo de carga en la construcción del ferrocarril, concretamente en la línea de Northen Pacific , que tiene que llegar hasta Nebraska.  El Northem Pacific Railway (NP) era un ferrocarril transcontinental que operaba por el Norte de los Estados Unidos, desde Minnesota hasta el Pacífico, cuya construcción comenzó en 1864 y finalizó en 1970. Durante su construcción hubo diferentes retrasos provocados por la financiación y las dificultades geográficas, pero también por los ataques de diferentes tribus nativas como los Sioux, Cheyenne, Arapaho y Kiowa (Dakota del Norte y Minnesota), por lo  que, tal y como vemos en el film; deben recibir la ayuda y protección del ejército.  Aunque en la película mencionan que la línea debe llegar hasta Nebraska, eso no sería lógico, pues el itinerario real discurre mucho más al Norte.

2
Trazado en 1900. Fuente: Wikipedia

En resumen, a pesar de tratarse de una película infantil y sin fines didácticos o históricos, se puede deducir un contexto temporal concreto, y puede servir como recurso inicial para conocer un poco acerca de la historia de Estados Unidos y sus pobladores nativos.


Imagen de portada: Spirit, Yoriko Ito

Visitas teatralizadas, una alternativa del turismo patrimonial

En otras ocasiones hemos tratado el tema de los eventos de recreación y fiestas históricas, pero nos olvidábamos de las visitas guiadas teatralizadas. Este tipo de visitas no son muy comunes, pero probablemente deberían serlo, pues utilizan lo mejor de cada evento, funcionando en ocasiones como una especie de gymkhana guiada o escape room a gran escala.

Normalmente este tipo de visitas se crean gracias a un equipo multi e interdisciplinar, del que forman parte diferentes agentes del patrimonio, como son los historiadores, arqueólogos, historiadores del arte, expertos de la didáctica patrimonial, guías turísticos, e incluso recreadores. Este equipo crea un guion en el que el visitante viaja a una época concreta durante la visita y participa de forma activa en la historia. A la vez se transmiten datos concretos sobre la historia del lugar, o sus características arquitectónicas, artísticas, etc; así como las leyendas asociadas, que forman parte de su historia.

Son por lo tanto una alternativa más didáctica y amena, a todas esas visitas guiadas o eventos y fiestas históricas, pues aporta una visión más divertida frente al discurso habitual utilizado en las visitas guiadas, así como la aportación de datos que muchas veces suele faltar en los eventos de recreación o fiestas históricas. Estas son más visuales y, muchas veces, el participante puede incluso ser un personaje más, en vez de un mero espectador como suele ser la costumbre.

Es el caso, por ejemplo, de las visitas teatralizadas que se han llevado a cabo estas Navidades en el Castillo de Monterrei, Ourense, las cuales volverán a realizarse a lo largo de este 2018. En estas visitas el visitante viaja al siglo XVII, y trata de resolver un misterio, mientras a su vez conoce la historia del Castillo y las personas que allí vivían, así como del contexto histórico. No adentraremos más datos acerca de esta visita, o de otras por si os animáis a participar. En todo caso, esta no es la única visita teatralizada que podemos encontrar en Galicia, o incluso en España, ya que en el Castillo de Soutomaior (provincia de Pontevedra) son más habituales, así como en Vilanova dos Infantes (provincia de Ourense) o en ciudades como Toledo, Salamanca, Madrid, Barcelona, Sevilla y Granada,  por cierto solo algunas.


[Imagen de portada extraída de: Captura propia]

Annales (2017)

Con la llegada de un nuevo año y la finalización de otro, los medios de comunicación se vuelcan en rememorar los mejores momentos de los últimos 12 meses, a modo de pequeño repaso histórico, remarcando aquellos acontecimientos que quedarán para la posteridad. Desde El Octavo Historiador, en nuestra primera publicación de este recién estrenado 2018, queremos rememorar algunos de los artículos, reseñas y entradas que hemos tenido el placer de compartir con vosotros a lo largo del 2017; que de nuevo nos han transportado, por medio de los formatos más inesperados, a las más diversas épocas históricas.

Comenzábamos el año con una figura un poco macabra, Jack el Destripador, que volvió a la palestra en varias ocasiones, a través de series y libros dedicados directa o indirectamente a su persona. Y finalizábamos 2017 con otra macabra entrada dedicada al canibalismo, como parte de nuestra (esperada) inocentada, tema que ya habíamos visto con anterioridad con películas como Holocausto Caníbal.

Entre ellas, hemos visitado Escape Room basados en hechos históricos, así como fiestas de corte histórico. Hemos estrenado nuestro primer par de podcast, que pronto tendrán continuación en un tercero, que esperamos publicar a mediados de febrero, y os hemos recomendado otros, como el de La cámara de los Holocrones. Hemos hablado de la gran Disney y la historia tras sus películas (incluyendo alguna de su nueva adquisición, Fox). Hemos vivido nuevamente guerras, así como sus consecuencias, a través de los cómics y la música. Nos hemos sumergido en algunos de los nuevos estrenos audiovisuales, tanto nacionales como internacionales, a través de series como American Gods o Las chicas del cable; hemos entrevistado a algunos personajes ilustres, caso de Chester Brown; y nuestra sección de ¿Sabías que…? se ha llenado de algunas nuevas curiosidades históricas.

Este 2017 ha sido un año intenso y desde el equipo de El Octavo Historiador queremos agradeceros vuestro apoyo y presencia. Así como compartir con vosotros la alegría de poder afirmar que en estos últimos 12 meces hemos duplicado nuestro número de seguidores con respecto a 2016, así como el número visitas a la revista. Por ello: Gracias.

Para finalizar, desearos nuevamente un ¡Feliz 2018!, que esperamos compartir con vosotros y en el que volcaremos nuevamente nuestro esfuerzo para acercarnos a la Historia y a aquellos medios alternativos de disfrutarla. Retomando para ello nuestro calendario habitual a partir del jueves.

Feliz Año Nuevo y que la historia esté con vosotros.

Chamanismo experimental [INOCENTADA]

Otro año más os hemos traído una pequeña broma para celebrar el día de los Santos Inocentes. Aunque falsa, no lo es tanto como hayáis podido pensar, si bien los grupos que hemos comentado no se reúnen precisamente para hacer avanzar el conocimiento humano, sino más bien en ocasiones para todo lo contrario, los motivos para hacerlo podrían no ser tan distintos a los de nuestros antepasados.

Hoy os queremos acercar a algo un poco distinto a lo que os tenemos acostumbrados, no se trata de un caso de representación audiovisual de la Historia sino más bien de divulgación y recreación histórica.

Recientemente, las calles de España se han visto asediadas por un fenómeno muy curioso. A lo largo de toda la geografía del país, en pueblos y ciudades, se han ido formando grupos de estudios orientados a temas de arqueología y antropología. Estos colectivos están formados por gente de entre 12 y 30 años, generalmente divididos en grupúsculos más reducidos de edades similares. Como imaginaréis, los grupos mencionados no se centran en ninguna de las actividades citadas (Pese a la legendaria afición de los arqueólogos por la cerveza) y tampoco son algo nuevo, sino que han existido a lo largo de toda la Historia.

Se centran especialmente en el estudio y recreación de prácticas chamánicas de diferentes partes del mundo, siendo cada uno de los grupos el que decide el método para realizar dichas prácticas. También es un fenómeno muy heterogéneo en cuanto a la época de estudio y al espacio geográfico, ya que nos encontramos desde investigaciones sobre la Pitia de Delfos o sobre el chamanismo húngaro. Sin embargo, esta nueva moda de recreación antropológica presenta una serie de características comunes que os mencionaremos a continuación. Para simplificar la entrada hemos simplificado la gran variedad de prácticas bajo la denominación de “chamanismo” a nivel general.

A nivel general, podemos decir que las actividades realizadas por estos  grupos tienen como objetivo experimentar y conocer los métodos por medio de los cuales los chamanes realizan prácticas como la adivinación o actuar de vínculo entre el mundo físico y el mundo más “espiritual”, para comunicar por ejemplo las voluntades de diferentes divinidades. A tal efecto, se reúnen en plazas o parques donde, mediante la ingesta de enteógenos y sustancias psicoactivas pretenden alcanzar un Estado Alterado de Consciencia (EAC), el cual les permita comenzar a realizar las prácticas que mayor interés despierten por parte del grupo. Desde luego, el consumo de enteógenos y sustancias psicoactivas por parte de los grupos es la parte más real de esta entrada y una de las actividades recreativas más antiguas de la humanidad.

Debido a este reciente interés en la antropología y el estudio de la humanidad, muchos empresarios han comenzado a poner en funcionamiento locales destinados a la investigación científica. A cambio de una entrada, los grupos de estudio pueden acceder a las instalaciones donde proceden a acceder a un EAC. Para ello escuchan una música repetitiva mientras realizan bailes rituales, recreados por medio de estudios de antropología comparativa, muchos de los cuales se creen favorecedores de la fertilidad. A este ambiente se suman los enteógenos y psicoactivos citados anteriormente. Todo ello favorece que se pueda entrar en un trance extático autohipnótico, a través del que se puede comprender mucho mejor a nuestros antepasados. Este párrafo es una referencia a discotecas y demás lugares que un historiador respetable jamás pisaría, además de ser totalmente cierto, excepto la parte de la antropología comparativa.

No sabemos si este interés en la Antropología y la Arqueología experimental durará mucho tiempo, o si será algo pasajero, pero desde aquí no podemos hacer más que animar a todos aquellos que estén interesados en dichos temas a ponerse en contacto con cualquiera de estos grupos y que ellos mismos os informen de los procesos y los resultados de sus investigaciones. Si bien el interés en la Antropología y la Arqueología no es tal, lo que si sabemos es que estas actividades van a perdurar por mucho tiempo. Aunque buena parte haya sido invención nuestra, os recomendamos que este Fin de Año, colmados de enteógenos y sustancias psicoactivas, y tras enfrascaros en algún que otro baile “ritual”, os paréis a pensar que lo mismo que estáis haciendo vosotros, lo lleva haciendo la humanidad desde hace siglos.

 


[Imagen de portada extraída de: walldevil.com]

Deadpool Ross y el lienzo de las referencias

Hace poco más de un mes salió un avance de la continuación de Deadpool y al igual que ocurre en los cómics del Mercenario Bocazas, la anterior película y su campaña de publicidad estuvieron plagadas de referencias a la cultura popular y este tráiler no es una excepción.

Lo primero que vemos es a Deadpool, vestido con un mono y con una brocha gigante pintando y a continuación aparece junto a un lienzo con una paleta de colores y brocha ya de tamaño normal. Toda la puesta en escena ya nos dice a gritos que es una referencia a algo y a una época en concreto (por la vestimenta del propio Deadpool) y efectivamente, se trata de una parodia del programa The Joy of Painting (El placer de pintar) realizado por el pintor Bob Ross y que se emitió del 83 al 94.

deadpool ross
Fig. 1: Deadpool Ross junto al original Bob Ross. Fuente: Captura propia y i.ytimg.com

En él, Bob Ross enseñaba cómo pintar al óleo cuadros de paisajes y siempre comenzaba enumerando los colores que utilizaría. El teaser juega con esto y vemos que los colores tienen nombres un tanto peculiares.  Si recurrimos al video en su versión original, vemos que utilizan títulos de películas que contienen un color en el nombre, como es el caso de Clockwork Orange (Naranja Mecánica), Soylent Green (que en español se tradujo a “Cuando el destino nos alcance”), Pretty ‘n Pink (La chica de rosa) o Doc Brown (en referencia a Doc de Regreso al Futuro). También hay referencias a la música, como Girls of Indigo (dueto femenino llamado Indigo Girls) y Yellow Snow, que es parte del título de una canción de Frank Zappa, Don’t Eat The Yellow Snow.

La versión en español usa otro tipo de juegos de palabras, y las únicas referencias culturales del pasado son el Naranja Mecánico y el Rosa Pantera. Esta última puede referirse tanto a la película del 63, como a la serie de animación del 64, que se realizó tras el éxito que tuvo el diseño de la pantera en los créditos del film y que se emitió hasta los 80.

Como se puede ver, tanto las películas como la música que se mencionan, datan de entre los años 60 y los 80 (centrándose sobre todo en la década de los 80). Puede que esta predilección por dichas décadas sea por recuerdos de infancia y/o adolescencia del propio Wade Wilson.

De homenaje final, vemos que el propio Bob Ross, ya fallecido, aparece en los créditos como “Pintoductor Ejecutivo” (Executive Paintducer). Está claro que Deadpool no dejará que nos olvidemos de todo lo que ha dado los 80 a la cultura popular.

 

¿De qué año data todas estas referencias?

  • La Partera Rosa: 1963
  • La Naranja Mecánica: 1971
  • Cuando el destino nos alcance: 1973
  • Don’t Eat The Yellow Snow: 1974
  • Regreso al futuro: 1985
  • Indigo Girls: 1985 – actualidad
  • La chica de rosa: 1986

 


Enlaces de interés:

Teaser Trailer de Deadpool 2 (Castellano)

Teaser Trailer de Deadpool 2 (VO)


[Imagen de portada extraída de: Captura propia]