Gernika, símbolo de una guerra

Ficha Ténica:
Título: Gernika
Año: 2016
Productora: Pecado Films / Travis Producciones / Sayaka Producciones / Gernika The Movie
Director: Koldo Serra
Guionistas: José Alba, Carlos Clavijo Cobos, Barney Cohen
Reparto: María Valverde, James D’Arcy, Jack Davenport, Burn Gorman, etc.
Duración: 125 min

2.jpg

El director bilbaíno Koldo Serra nos traslada a uno de los acontecimientos que se convirtió en icono de la Guerra Civil: el bombardeo de Guernica. Este suceso marcaría además un impacto importante a nivel global, ya que fue un ataque directo a la población civil en un día tranquilo de mercado.

Nos situamos, por tanto, a finales de abril de 1937 en la ciudad de Bilbao, controlada por el bando republicano. Euskadi siempre fue un territorio clave debido a su gran fuerza industrial, aunque este aspecto solo se comenta de forma superficial. En cambio, han preferido contar otro elemento clave que se puede trasladar casi a cualquier guerra: Los gabinetes oficiales de prensa, los reporteros de guerra internacionales y la censura de la información.

Es así como conocemos a los protagonistas. Por un lado tenemos al periodista Henry, que se inspira en el reportero George Steer. Este corresponsal británico (aunque en la película es americano) fue clave para internacionalizar el suceso de un bombardeo masivo a una población civil, causando una gran convulsión al afirmar que el ataque fue realizado por aviación alemana que apoyaba al bando nacional. Su crónica se publicó primero en los prestigiosos diarios The Times y The New York Times, británico y estadounidense respectivamente, pero fue traducido para dar la vuelta al mundo. Finalmente, fue Picasso quien convirtió en símbolo a esta localidad, al pintar su famoso cuadro tras conocer los hechos.

Por otro lado tenemos a Teresa, que trabaja en el gabinete de prensa del bando republicano. Se define a sí misma como demócrata, soñadora y feminista (aunque este término no lo llega a mencionar, sólo sus ideales). Su trabajo consiste en que los periodistas tengan los medios necesarios para que puedan cubrir lo que ahí ocurre, llegando incluso a regalar una cámara a una fotógrafa que perdió la suya. También hace de censora, revisando los artículos que pretenden publicar y rechazando aquellos que puedan hacer peligrar la situación de las tropas en el frente.

En su conjunto, la obra cinematográfica destaca por su magnífica ambientación histórica, pulida al detalle. Desde la arquitectura, el vestuario o las armas hasta el abundante cartelería de la guerra que aparece en las calles. Del mismo modo se consultó a algunos de los supervivientes del ataque, llegando a incluir diversas escenas sacadas de sus testimonios. Ejemplo de ellos es el trato que recibían partidarios del bando golpista en el mercado del pueblo, e incluso dentro de los refugios durante los bombardeos.

Por último, sí cabe destacar el poder exagerado que se les da a los soviéticos en el lugar, llegando a ser uno de los “malos de la película” al estilo más clásico del mismo. Esta es una costumbre muy común que, una vez más, se sigue manteniendo. Sí es cierto que la Guerra Civil española fue un campo de pruebas de los dos bandos enfrentados en la posterior II Guerra Mundial, y eso se muestra, por ejemplo, con el uso de bombas incendiarias por parte de los alemanes e italianos sobre población civil, como se comentaba antes.


[Imágenes extraídas de http://www.filmaffinity.com y de http://www.cinetelia.com%5D

Vikingos: la serie y la realidad histórica

Vikingos es, sin duda, una de las series del momento. Creada por Michael Hirst para el Canal de Historia, narra las aventuras de Ragnar Lothbrok personaje histórico-legendario del mundo nórdico.

Hoy nos acercamos a esta serie de mano de los compañeros de Ad Absurdum con un artículo en el que se ponen en paralelo los sucesos históricos con lo narrado en la obra de ficción

Vikingos: la serie y la realidad histórica

Et tu, Olly?

spoiler-alert Advertencia: esta entrada contiene spoilers relativos a la 5º temporada de Juego de Tronos y al libro Danza de Dragones. Si todavía no has visto o leído la saga, te recomendamos que no sigas leyendo.

La serie Juego de Tronos, como ya hemos comentado en otras entregas de esta sección, toma numerosas referencias de la Historia. Su autor ha reconocido en más de una ocasión el haberse inspirado en acontecimientos reales, que traslada a los libros con ciertas variaciones, pero resultando a menudo fácilmente identificables.

En esta ocasión nos centraremos en uno de los grandes acontecimientos de Danza de Dragones, llevado a la televisión en la 5ª temporada de la serie, en el capítulo 10: Misericordia. En este episodio presenciamos la muerte de Jon Nieve, Comandante de la Guardia de la Noche, a manos de sus hermanos juramentados. Un asesinato planificado, en el que un nutrido grupo de hombres rodea y apuñala por turnos al Lord Comandante, alegando hacerlo ‘Por la Guardia’. El último de todos ellos –circunstancia que solo se da en la serie- es Olly, el protegido de Jon Nieve, que recibe la puñalada, con un último interrogante entre los labios: ‘¿Olly?’.

Un asesinato premeditado, realizado para mantener el orden de las cosas, una Guardia sin mácula, con miedo a los cambios; cuyas consecuencias acabarán precisamente por derrocar el orden establecido. ¿A qué nos recuerda esto? Sin duda al complot y asesinato de Julio César.

Cayo Julio César, cónsul y dictador vitalicio de Roma, moriría de forma similar en los idus de marzo del año 44 a.C. Un nutrido grupo de senadores, temerosos de la instauración de una nueva monarquía en Roma, apuñaló a César ante la estatua de Pompeyo – su declarado enemigo – causándole la muerte. Al igual que sucede en la serie, sus actos trajeron precisamente lo que no deseaban, la instauración del Imperio bajo el mando de Octavio, su sucesor y primer emperador de Roma. Shakespeare, en su obra Julio César, puso además en labios de César la famosa frase, ‘Et tu, Brute?’, último interrogante del moribundo al ver a Bruto, su protegido, formar parte del complot.

La similitud entre ambos magnicidos es incuestionable, sobre todo en la versión televisiva de la saga. Sin duda un curioso guiño de los guionistas a uno de los episodios históricos más reconocidos de la Historia de Roma.

_________________

Materíal gráfico:

http://amanecemetropolis.net

http://historicodigital.com

Renoir, los últimos años de un artista

Ficha técnica:
Título: Renoir
Año: 2012
Productora: Fidélité Films
Director: Gilles Bourdos
Guionistas: Gilles Bourdos, Jérôme Tonnerre, Michel Spinosa (Libro: Jacques Renoir)
Reparto: Michel Bouquet, Christa Theret, Vincent Rottiers, Thomas Dore
Duración: 101 min.

La película nos narra los últimos años de vida del pintor francés impresionista Pierre–Auguste Renoir, el cual reside en estos momentos en la Costa Azul francesa(1915). Es una etapa difícil para la vida del artista, pues es aquí donde su esposa Alune fallece y sus dos hijos mayores (Pierre y Jean) son heridos en la Primera Guerra Mundial. Es en este instante cuando aparece Andrée Madeleine Heuchling, una modelo pelirroja que posaría para él en sus últimos años, sustituyendo a la anterior modelo, Gabrielle. Durante toda la película conocemos no sólo la angustia del anciano Renoir, sino también la de su hijo más joven, Claude, y de Jean Renoir, que vuelve de la guerra con un permiso por su grave lesión en la pierna.

Tal y como nos muestra el film, son momentos difíciles para el artista por todo lo que está pasando en su vida, agravado por su artritis, que lo postra en una silla de ruedas y le afecta para poder realizar sus obras, que aun así insiste en realizar.

Finalmente muere en 1919, víctima de una neumonía, tras pintar su última naturaleza muerta. Sin embargo, en el film afirman que muere tras acabar su última obra de desnudos: Las bañistas (1919). En esta época el pintor combinaba, tal y como sí podemos ver, los desnudos y las naturalezas muertas, dedicándose tanto a unos como a los otros, no sólo a los desnudos, como pretende hacer ver la película.

renoir-pelicula
Durante el transcurso de la película podemos también ver el romance entre Jean y la modelo Andrée, los cuales contraen matrimonio tras la muerte del pintor. Ambos sueñan con participar en el cine, algo que como podemos observar, les encanta, pues compran diversas cintas para ver en la casa del pintor.

Aunque el film acaba cuando Jean regresa al frente, en la realidad acaba convirtiéndose en un gran director de cine, y ella en actriz bajo el nombre de Catherine Hessling.En resumidas cuentas, la película es un breve resumen de los últimos años del artista, mostrando la relación con su familia y la modelo. Podemos ver cómo ante todo decide seguir pintando, aunque tengan que trasladarlo en una silla de ruedas, o aunque la artritis casi no le permita mover las manos. También podemos ver en la escenografía algunos de sus numerosos cuadros, para los que sus hijos y esposa posaron.

Sin embargo, a pesar de que realizaba tanto naturalezas muertas como desnudos, el film se centra más en estos últimos por el papel que recibe la modelo Andrée, quedando las primeras y los bodegones relegados a un segundo plano.

Enlaces de interés:

[Imágenes extraídas de www.granadablogs.com y www.londoncitynights.com]

Louis Riel. Un cómic biográfico

Ficha técnica:

Título: Louis Riel. Un cómic biográfico
Título original: Louis Riel. A comic-strip biography
Autor: Chester Brown
Editorial:Drawn and Quarterly
Editorial en España: La cúpula
Publicación original: 1999-2003

louisriel_02

Chester Brown es un dibujante canadiense ampliamente reconocido por sus obras autobiográficas como El Playboy (1992), Nunca me has gustado (1994) o Pagando por ello (2011). A pesar de que la mayoría de su producción bebe a nivel estilístico y temático del underground más crumbiano, Brown ha sabido cultivar otras materias como la historia o la religión.

En Louis Riel, Un cómic biográfico, Brown narra la historia de este político canadiense que durante la segunda mitad del siglo XIX se opuso a los intereses coloniales y económicos que acosaban a los habitantes de Red River.

La obra recorre la vida de Riel a lo largo de sus acciones políticas y revolucionarias a la cabeza de los mestizos francófonos cuyos derechos se veían duramente limitados en comparación con las poblaciones anglófonas de las colonias británicas de Canadá. Además, también trata en profundidad el exilio en los Estados Unidos de Riel y los problemas psicológicos que este desarrolla, llegando a considerarse a sí mismo un profeta enviado para liderar a su pueblo.

Los principales eventos históricos que encontramos en la obra son las dos rebeliones que Riel lideró, la de Red River y la de Saskatchwan, así como la conformación de la provincia de Manitoba y su inclusión en la Confederación de Canadá.

El verdadero valor de esta obra es el modo que tiene Brown de construirla. Decide alejarse de los típicos cómics históricos que recuperan héroes locales con un marcado carácter nacionalista e, incluso, sentimentalista para relatar únicamente aquello que su estudio de la figura de Riel le ha permitido constatar, prescindiendo de manera casi absoluta de los elementos de ficción que suelen embellecer este tipo de obras.

Pero su carácter académico no termina ahí. Brown incluye un considerable anexo con notas acerca de su obra, empleándolo para justificar la forma que tiene de narrar los eventos o explicando las escasas ficciones que incluye en su libro. También incluye un anexo bibliográfico en el que aporta los materiales que consultó para conformar su cómic.

Si bien  existen otras obras que procuran evitar la ficción o que incluyen notas y bibliografía para completar los contextos en las que se desenvuelven, difícilmente son comparables con el trabajo realizado por Chester Brown en su Louis Riel.  De este modo, nos acerca de forma veraz a la historia colonial de Canadá mediante el uso de la narración gráfica, pero empleando también los recursos y los elementos formales de la investigación histórica, conformando un verdadero ensayo en cómic.

 

Enlaces de interés

Reseña de Louis Riel en Entrecomics por El tío Berni

Reseña de Louis Riel en Historia y cómics por David Fernández

Louis Riel en el Dictionay of Canadien Biography


[Imágenes extraídas de LaCupula.com y Goodokbad.com]

Sengoku

Ficha técnica:
Título: Sengoku
Desarrolladora: Paradox Development Studios
Distribuidora: Paradox Interactive
Año: 2011
Plataforma: PC
Género: Gran Estrategia

Este videojuego nos traslada a la época de conflictos internos que sacudieron el archipiélago japonés, conocida como Periodo Sengoku. Esta era comenzó en 1467 con el estallido de la Guerra Onin y culminó con la unificación de Japón por parte de Oda Nobunaga, Toyotomi Hideyoshi y Tokugawa Ieyasu.

A diferencia de lo que nos tiene acostumbrados Paradox en otros títulos, como Crusader Kings o Europa Universalis, en esta ocasión solo tendremos dos posibles fechas de inicio de la partida. La primera será en 1467, al comienzo de la ya mencionada Guerra Onin, y la segunda en 1551, con la muerte de Oda Nobuhide y la subida de Nobunaga al poder en el Clan Oda.

El mapa está limitado al archipiélago de Japón, pero dentro de este espacio y en las dos fechas ya citadas, podremos jugar con cualquiera de los daimios (señores de los grandes clanes en el Japón feudal) o cualquiera de sus vasallos. Nuestro objetivo será lograr conquistar tanto territorio como sea posible, convertirnos en Shogun y unificar Japón. Para ello debemos gestionar los diferentes apartados del juego: la política del clan y los vasallos, la diplomacia con otros clanes, las relaciones con la corte imperial o la religión. Los tres primeros puntos están muy relacionados entre sí, ya que mejorando nuestra relación con el emperador podremos aumentar el honor de nuestro personaje. Un noble honorable tendrá más facilidades a la hora de controlar a sus vasallos y en las relaciones con otros clanes. Para mejorar estas, también podremos recurrir a crear lazos matrimoniales con diferentes familias, con el fin de garantizar la paz y formar alianzas.

A medida que avanza el juego, van surgiendo eventos relacionados con el devenir histórico de los hechos. Ejemplo de esto son las revueltas Ikko-Ikki, su establecimiento y posterior derrota. Pero sin duda la serie de eventos más elaborada es la llegada de los comerciantes europeos a Japón. Este hecho traerá beneficios y penalizaciones a los distintos clanes, que podrán decidir si aceptan la influencia europea o se aferran más aún a las tradiciones.

Se trata, en general, de un juego bien ambientado, que consigue involucrar al jugador y hacer que se sienta parte de un momento muy convulso de la historia de Japón. Sin embargo, si bien el apartado histórico está muy cuidado, el juego es, en ocasiones, demasiado obtuso, ya que es complicado comenzar a jugarlo y requiere mucha dedicación para poder comprender sus mecánicas. Si esta reseña os ha despertado el interés sobre el juego y su ambientación, hay otros títulos que también han abordado el periodo Sengoku, como es el caso de: Total War: Shogun o la serie Nobunaga’s Ambition.

Efeméride del mes: Hiroshima, Nagasaki y el fin de la Guerra del Pacífico

Entre los grandes sucesos de la humanidad, el año 1945 ha pasado a la historia por marcar el fin de uno de los mayores conflictos bélicos modernos: la II Guerra Mundial. Conflicto que, a pesar de lo que se cree popularmente, no finalizó con la caída del III Reich durante la toma de Berlín por los Aliados. La guerra continuó hasta agosto de 1945, en Asia, en la comúnmente denominada Guerra del Pacífico.

Este frente, a pesar de ser menos conocido en occidente, se mantiene en el ideario popular gracias a dos episodios históricos: el ataque nipón a Pearl Harbor en 1941 – llevado al cine por Michael Bay bajo el titulo Pearl Harbor (2001)– y el lanzamiento de las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki, los días 6 y 9 de agosto de 1945.

La devastación atómica y los continuos ataques americanos sobre territorio japonés pusieron fin a la guerra el 15 de agosto, tras la rendición del gobierno japonés, que ordenó deponer las armas, permitiendo la entrada pacífica de las tropas americanas en el país. La II Guerra Mundial llegaba definitivamente a su fin, tres meses después de la victoria sobre Alemania.

Numerosas obras han inmortalizado los sucesos ocurridos durante este conflicto, desarrolladas tanto por la industria americana como por la nipona, mostrándonos las dos caras del conflicto. De ellas queremos destacar cuatro, filmadas bajo dirección japonesa, debido al análisis que hacen de las consecuencias posteriores a la guerra en el país del sol naciente.

Feliz Navidad, Mr. Lawrence (1983). Obra analizada en esta revista con anterioridad, nos muestra, gracias a un guion nipon-británico, los choques culturales entre soldados ingleses y japoneses en un campo de concentración, así como las consecuencias del fin de la guerra para los habitantes del mismo.

La tumba de las luciérnagas (1988). Película de animación de los estudios Ghibli que, bajo la dirección de Isao Takahata y basada en una novela homónima, nos cuenta la historia de Seita y su hermana, dos huérfanos nipones que malviven en los últimos meses del conflicto, sufriendo las consecuencias del mismo.

Lluvia negra (1989). Obra de Shōhei Imamura, nos relata las consecuencias de la radiación atómica en el entorno inmediato de Hiroshima, así como la forma en que afecta, tanto física como psicológicamente, a sus protagonistas.

Hadashi no gen (1983). Basada en el manga autobiográfico de Keiki Nakazavwa, esta película de animación nos relata la historia de Gen Nakaoka y su madre, que tras sobrevivir al bombardeo de Hiroshima han de vivir con las consecuencias del mismo.

____________________________

[Imágen extraída de actualidad.rt.com]